SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Recta final para Mikel Rico con la camiseta de la SD Huesca

El medio afronta sus tres últimos partidos como azulgrana. “Serán especiales, pero me lo tomo como algo natural”, afirma decidido a seguir jugando aunque aún no sabe dónde.

Mikel Rico conduce el balón durante la victoria del Huesca con el Fuenlabrada.
Mikel Rico conduce el balón durante la victoria del Huesca con el Fuenlabrada.
Enrique Cidoncha

Amorebieta, Real Sociedad B y Valladolid. La despedida de Mikel Rico como jugador de la SD Huesca se acerca, solo quedan tres partidos para que el que ha sido su tercer paso por el club azulgrana llegue a su fin. Será el adiós de alguien que puede presumir de haber jugado con los oscenses en Segunda B, Segunda y Primera, algo que solo igualan Camacho y Sastre, y que durante las últimas tres campañas ha formado parte de la terna de capitanes. Indudablemente, sus últimas actuaciones van a ser “especiales”, pero se lo toma “como algo natural”. “Las temporadas y las etapas se acaban”, señala con la intención de “disfrutar” de lo que le resta.

Rico, de 37 años, suma 187 partidos oficiales con el Huesca. Llegó en la campaña 2007-08, la del primer salto a Segunda. Tras marchar al Polideportivo Ejido, regresó en la 2009-10 para ayudar a que el club siguiese consolidándose en la categoría de plata y después de hacer las maletas rumbo al Granada previo pago de 600.000 euros, el traspaso azulgrana más importante de su historia por entonces, volvería tras tres cursos con las andaluces y seis en el Athletic, en el complicado verano posterior al primer descenso a Primera y el estallido de la Operación Oikos. Desde entonces han transcurrido tres campañas en las que festejó un nuevo salto a la élite con el título de Segunda incluido y sufrió el descenso y el actual gris campeonato. Años intensos de desgaste que han hecho que opte por cambiar de aires -una decisión tomada hace tiempo- con la idea de “seguir jugando”, aunque afirma que de momento aún no tiene nada en firme.

Fijo en las alineaciones, no ha sido hasta la actual segunda vuelta cuando ha perdido protagonismo para ser pieza de refresco en las segundas partes, un rol que asume aunque “a todos nos gustaría jugar más”. “Cuando estás en una situación así tiendes a mirar a los que están mejor, pero también hay que tener en cuenta que hay gente que se encuentra peor”. A este respecto, en el segundo grupo aparecen los otros dos capitanes, Pulido y Ferreiro. “El míster decide”, se resigna. “Trabajamos para sumar y ayudar desde donde toque”, apunta. Así, ahora, antes que dar oportunidades a los jugadores del filial, opina que en el primer equipo “hay gente que ha jugado poco y que entrena como animales para merecerse jugar”.

La primera de las últimas tres citas será el sábado a las 14.00 frente al Amorebieta, donde se reencontrará con varios excompañeros del Athletic como Nolaskoain y San José y con las instalaciones donde juega de prestado el conjunto zornotzarra al no reunir su estadio los requisitos exigidos en Segunda, Lezama, la ciudad deportiva de los de San Mamés, en la que entrenó a diario cuando defendió ese escudo. “Jugar en Vizcaya siempre es especial, soy de ahí, mi casa esta cerca y he vivido allí muchos años”, reconoce el de Arrigorriaga.

El rival apura sus opciones de permanencia al igual que lo hará la semana siguiente la Real Sociedad B en la que será la despedida de Mikel Rico de El Alcoraz. “No puedes estar sobre el césped pensando que juegas con el futuro de los de delante porque en otros campos también hay gente en unas circunstancias similares con su futuro profesional y el de sus familias en el aire, hay que ir a ganar siempre”, reflexiona, aunque sabe que en una posición como la del Huesca, con pocos alicientes clasificatorios una vez que ya no es posible alcanzar el ‘play off’, eso “cuesta más”. “Cuando peleas por un objetivo claro en mente es mucho más fácil competir”, afirma.

Aún así subraya que “aunque parezca que no hay nada en juego, sí lo hay porque económicamente para el club no es lo mismo una posición que otra y para nosotros como profesionales tampoco”. “Estarían bien quedar entre los diez primeros”, coincide en la meta fijada por Xisco, su entrenador. Por ello, cree que en el empate del sábado pasado con el Sporting (1-1) “tendríamos que haber ganado”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión