SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

Pulido y Ferreiro, dos capitanes sin minutos en la SD Huesca

El central y el extremo, emblemas azulgranas, han perdido protagonismo en en el tramo final del curso.

Pulido y Ferreiro, capitanes de la SD Huesca.
Pulido y Ferreiro, capitanes de la SD Huesca.
Javier Navarro/Enrique Cidoncha

Lo que en otras temporadas hubiese sido toda una extrañeza, en la actual se ha acabado por convertir en una situación habitual. En el empate a uno del sábado frente al Sporting, Pulido y Ferreiro, los dos jugadores que han vivido los dos ascensos a Primera División de la SD Huesca, se quedaron sin jugar a pesar de estar disponibles. Ambos piezas con galones en el vestuario han pasado a un segundo plano en las preferencias del entrenador al igual que el otro hombre con el que conforman la terna de capitanes, Mikel Rico. Si bien, el centrocampista vasco, que a diferencia de sus compañeros concluye contrato y no renovará, sí que está pudiendo servir de pieza de refresco habitual en las segundas partes.

Por diferentes motivos, su falta, no ya solo de titularidades, sino también de minutos, comenzó a hacerse patente en el inicio de la segunda vuelta y se ha acrecentado en su tramo final. En las 18 jornadas transcurridas desde que comenzó el año Pulido ha jugado solo en siete ocasiones, tres de ellas de inicio, en las que ha acumulado 442 minutos. En las 21 anteriores, se vistió de corto 18 veces y en todas ellas se mantuvo sobre el césped de principio a fin.

Ferreiro inició el curso siendo indiscutible para Ambriz, con el cambio en el banquillo pasó a alternar titularidades y suplencias, y antes de Navidad unos problemas físicos hicieron que se perdiese los últimos cuatro encuentros. Después, su aportación se ha visto reducida a 233 minutos apareciendo en la alineación inicial solo en dos ocasiones y habiéndose quedado sin convocar tres veces por un esguince de tobillo.

Pulido, de 31 años y que cumple su quinta campaña en el Huesca, saludó a 2022 formando parte del trío de centrales por el que apostó Xisco. No estuvo disponible en la victoria por 0-3 de Cartagena y como a la semana siguiente se repitió el once se quedó sin jugar. En Éibar recuperó su sitio y en la goleada al Mirandés (4-0) se lesionó en un salto.

No pudo participar en los tres compromisos posteriores y forzó para reaparecer ante Las Palmas en un cruce considerado fundamental dentro de las fallida aspiración de entrar en el ‘play off’. Finalizó el careo dolorido y a la semana siguiente se optó por que se quedase en el banquillo en Alcorcón. Sin embargo, tuvo que sustituir a Miquel a los 27 minutos.

El esfuerzo derivó en una nueva lesión muscular y en otras tres jornadas en el dique seco. Su nueva oportunidad de jugar fue en Fuenlabrada, cuando ocupó el hueco de Ratiu en el lateral derecho durante el último cuarto de hora. El derbi lo tuvo que seguir desde la banda, en Tenerife cogió al descanso el testigo de Insua, que estaba mareado, y en los dos últimos partidos, con el Leganés y el Sporting, no ha tenido la oportunidad de quitarse el chándal.

La modificación del sistema desde la derrota en Alcorcón para adoptar una línea de cuatro atrás unido al buen entendimiento y estado de forma por el que atraviesan Insua y Miquel no le han favorecido. Una opción para hacerle un hueco sería el lateral derecho. Sin embargo, Xisco está prefiriendo a Ratiu.

También Ferreiro, que a sus 33 años siempre había conseguido ganarse la confianza de los entrenadores en sus seis temporadas como azulgrana, tiene ahora compañeros por delante para los extremos. Mateu, Valentín y Joaquín son las principales opciones y ante el Sporting tuvo la oportunidad de jugar Lombardo. En su última participación en Leganés contó con cuatro minutos; ante el Real Zaragoza, con siete; y con el Oviedo y el Lugo, con uno en cada uno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión