Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Ensayo general de la SD Huesca en Benasque

Los azulgranas disputaron un once contra once entre los teóricos titulares y los suplentes en el que no participaron Siovas y Sandro por molestias físicas.

Javi Galán trata de marcharse de Enzo Lombardo durante el partido de entrenamiento de este miércoles.
Javi Galán trata de marcharse de Enzo Lombardo durante el partido de entrenamiento de este miércoles.
SD Huesca

Titulares contra suplentes, o lo que es lo mismo salvo alguna excepción, hombres del primer equipo frente a canteranos. En el entrenamiento matinal de este miércoles en Benasque, lugar donde la SD Huesca está realizando su ‘stage’ de pretemporada, que concluirá el jueves, el técnico Nacho Ambriz optó por llevar a cabo un once contra once que duró aproximadamente 40 minutos y en el que no participaron Siovas, que ya se había perdido las dos sesiones del día anterior por una sobrecarga en el gemelo derecho, y Sandro, con molestias físicas. Ambos realizaron sobre el césped al margen del grupo diversos ejercicios y estiramientos.

Un bloque estuvo compuesto por Andrés bajo los palos, Peñaloza, Cristian Salvador, Pulido y Mateu en la defensa; Nwakali, Seoane y Mikel Rico, en la medular; Ferreiro y Lombardo, en los extremos; y Escriche en la punta. El equipo fue así el mismo dispuesto de inicio en la victoria del sábado pasado frente al Lleida (3-0) a excepción de la inclusión en la zaga del centrocampista Salvador por Siovas. De hecho, el único defensa natural de los cuatro que resguardaron la meta fue Pulido, lo que deja a las claras una vez más lo mucho que queda por hacer en cuanto a la construcción de la plantilla.

Enfrente se colocaron los metas Gasca y Valera, que se alternaron, junto a los zagueros Galán, Anglada, Ronald y Abizanda, que sería sustituido después por Val, los medios Carrasco y Tomeu con Barba y Joaquín por las bandas y con Manu Rico situado en el ataque por detrás de Carlos Kevin. La inclusión en este bloque de Galán, que ante el Lleida no jugó, es un síntoma más de que su futuro está más lejos que cerca de El Alcoraz.

La victoria fue para el primero de los dos bloques por 3-1. Todos los goles llegaron en lo que se puede considerar la primera parte, disputada en un campo algo más corto de lo habitual, en contraposición con la segunda, cuando el terreno de juego fue el reglamentario. Nwakali brilló dando dos asistencias, la del 2-1 con un pase al hueco a Escriche que no desaprovechó en un mano a mano con Valera y la del 3-1 en el que Rico marcó de cabeza tirándose en plancha. Antes, Enzo Lombardo había abierto pronto el marcador en un centro de Peñaloza y Tomeu había empatado en un córner.

Ambriz fue el que dio las instrucciones iniciales al conjunto de los veteranos, que actuaron sin peto, y el segundo entrenador, Edgar Solano, parlamento con el otro equipo. Una de las ideas en las que se insistió fue en iniciar las jugadas moviendo el balón desde atrás y en madurar los ataques.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión