Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca, ante un mercado de fichajes con pocos movimientos

El club hará únicamente retoques en la actual plantilla y para ello primero se quieren cerrar las salidas.

La plantilla de la SD Huesca, durante un entrenamiento reciente.
La plantilla de la SD Huesca, durante un entrenamiento reciente.
SD Huesca

Ni mucho menos será un mercado de invierno como el de hace dos temporadas. Si en su anterior paso por Primera División la SD Huesca acometió en enero una remodelación de la plantilla que le llevó a realizar cinco incorporaciones y dar salida a seis jugadores, ahora, con una economía a la baja en el mundo del fútbol y una situación deportiva menos acuciante que entonces, la intención en los despachos azulgranas de cara al zoco que levantará su persiana el 4 de enero es la de apuntalar el equipo que maneja Míchel Sánchez con piezas muy precisas. Entre ellas, como uno de los objetivos prioritarios, aparece un pivote defensivo capaz de dar descanso a Mosquera, gran debe en los últimos periodos de fichajes. Tampoco es descartable alguna cara nueva para el ataque o incluso para la defensa.

En la campaña 2018-19, en el momento en el que La Liga abrió su segundo periodo habil para la inscripción de futbolistas, tras 17 jornadas el Huesca era colista con ocho puntos sumados que le situaban a otros tantos de la salvación. Con Francisco en el banquillo se había mejorado, pero se hacía evidente que el grupo conformado meses atrás no era suficiente para mantenerse hasta el final en la pelea por no descender. Se firmaron a Galán, Enric Gallego, Yangel Herrera, Juanpi Añor y Adrián Diéguez, y se marcharon Werner, Longo, Semedo, Gürler, Sastre y Brezancic. Hubo reacción y opciones matemáticas de seguir entre los mejores hasta el 2-6 con el Valencia de la antepenúltima jornada Ahora, con quince encuentros disputados, y a falta de la visita del miércoles al Celta para cerrar el año, con doce puntos de bagaje la permanencia dista a una victoria de distancia.

En el vestuario azulgrana hay 24 futbolistas con ficha del primer equipo, por lo que, para que haya refuerzos, lo primero será abrirles hueco. Las piezas con menos minutos son las que tienen más opciones de hacer las maletas y entre ellas surge el caso de, Eugeni. El medio, que solo ha tomado parte en tres encuentros en toda la temporada, finaliza contrato en junio. Durante el curso pasado el club le puso sobre la mesa una oferta de renovación y, a pesar de varios contactos con su representante, ésta no se ha zanjado aún.

También Escriche podría acabar el ejercicio vistiendo otros colores. El delantero de 22 años, con contrato hasta 2022 y que ya hace un año marchó a préstamo al Elche, cuenta con un buen cartel en Segunda División. Durante la pasada pretemporada logró hacerse un hueco en la plantilla, pero lo cierto es que principalmente solo ha tenido opciones de jugar cuando Okazaki o Sandro no han estado disponibles.

Otro asunto a resolver por el director deportivo Rubén García es el de Damián Musto. El argentino, se fue hace ahora un año al Internacional dentro de un mercado invernal en el que la dirección deportiva también gestionó las salidas de Ivi, Escriche, Seoane y Joaquín, y las entradas de Mir y Mboula. La cesión del argentino con los brasileños concluirá el 31 de diciembre sin que estos tengan intención de ejecutar la opción de compra que se estableció entonces. Su gran valedor allí era Eduardo Coudet y, tras la marcha del técnico al Celta su protagonismo ha decaído de forma sustancial. Llegado a Huesca en 2018, su vinculación con los azulgranas finaliza en junio por lo que las alternativas pasan por incorporarlo a la disciplina de Míchel Sánchez, donde podría servir como alternativa a Mosquera, encontrarle una nueva salida o acordar una rescisión.

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios