Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

'Déjà vu' en el vestuario de la SD Huesca

La racha de diez jornadas sin conocer la victoria no es nada nuevo para 14 miembros de la plantilla azulgrana que ya han vivido experiencias incluso peores.

Los jugadores de la SD Huesca reciben instrucciones en el entrenamiento de este lunes.
Los jugadores de la SD Huesca reciben instrucciones durante un entrenamiento.
SD Huesca

En sus declaraciones públicas se muestran tranquilos, confiados en que el viento cambiará de dirección y los resultados les comenzarán a sonreír. No es de extrañar, en cierto sentido muchos de ellos están atravesando por un ‘déjà vu’, esa sensación de ya haber vivido lo que se está experimentando. De los 26 jugadores que componen la plantilla de la SD Huesca, 14 ya han pasado a lo largo de sus carreras en Primera o Segunda División por rachas similares o incluso superiores a la actual de diez partidos sin conocer la victoria.

Para encontrar la más prolongada en el tiempo vivida en las carnes de un azulgrana no hay que irse muy lejos. Es la lamentada durante el anterior paso por Primera División, la que se prolongó a lo largo de 18 encuentros, incluyendo la Copa del Rey. Arrancó en el segundo encuentro de la campaña 2018-19 con un 2-2 en San Mamés y no se cerró hasta el 2-1 frente al Betis de la jornada 18. En ella estuvieron involucrados en la que estuvieron involucrados Pulido, Insua, Ferreiro y Luisinho.

El lateral izquierdo es el que puede alegar un mayor conocimiento de causa sobre largas sequías de triunfos. Desde su llegada a España ha vivido cinco, seis con la actual. Ya antes de firmar con el Huesca había hecho frente a la ansiedad que genera el no conseguir resultados positivos en cuatro ocasiones, todas con el Deportivo en Primera División y consecutivas desde la 2014-15 hasta la 2017-18. En la primera, en la que estuvo acompañado por Insua, la racha fue de 14 encuentros, en la segunda y en la cuarta, de 15, y en la tercera, de diez. En las tres últimas también estuvo presente Mosquera, que antes, en la 2013-14, ya había atravesado con el Getafe un socavón de 14 careos.

Para Andrés Fernández y Rafa Mir, el récord de resultados, los siete empates y tres derrotas, les es familiar. Ya los acumularon en el Villarreal, el portero, y en la UD Las Palmas, el delantero, ambos en la 2018-19, pero en diferente categoría. El primero en la élite y el segundo en la categoría de plata.

En ese mismo curso Mikel Rico estuvo sin ganar con el Athletic durante doce choques en los que la SD Huesca jugó un papel clave. El registro de marcadores, que incluiría ocho empates y cuatro derrotas, hizo su primer apunte con el 2-2 ante los azulgranas y se cerró con un 4-0 en la ida de los 1/16 de la Copa que midió a vizcaínos y altoaragoneses.

Ontiveros tardó con el Málaga en la 2017-18 once encuentros en inaugurar el casillero de partidos ganados y lo mismo le ocurrirá con el Huesca si el sábado el Sevilla regresa derrotado de su visita a El Alcoraz. La trayectoria presenta una notable diferencia con la de los de Míchel, todo fueron derrotas salvo un empate.

Mucho más se demoraron los equipos de Borja García y Gastón Silva en ser mejores que su oponente tras noventa minutos de juego, 14 envites. El primero lo vivió con el Córdoba en la 2014-15 y el segundo, con el Granada en la 2016-17. El caso del uruguayo es particular porque después cerraría la temporada con otros trece choques sin quedar por delante en el marcador.

Para Galán, Pedro López, Ontiveros y Sandro no ganar al Sevilla implicará igualar sus peores rachas. El lateral izquierdo la arrastró con el Córdoba en Segunda División en la 2017-18, el lateral derecho la digirió por primera vez con el Valladolid en la 2008-09, repitió con los pucelanos en la 2009-10 y volvió a catarlo con el Levante en la 2017-18. Por su parte, Ontiveros y Sandro la compartieron en el Málaga en la 2016-17. Antes, el delantero ya lo había vivido con el Barça B en la 2014-15.

En total, las trayectorias iguales o peores a la actual presentes en las carreras de los azulgranas suman 23 repartidas en 17 clubes y ocho temporadas. De ellas, siete acabaron en descenso, final que se han propuesto evitar los de Míchel.

Etiquetas
Comentarios