Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca ya enfoca la visita a Osasuna

“Estamos unidos y tranquilos”, afirma Galán que espera que los diez días que restan hasta el duelo con los navarros sirvan para “mejorar” en busca de la primera victoria.

Javi Galán encabeza uno de los ejercicios realizados en el Pirámide este martes.
Javi Galán encabeza uno de los ejercicios realizados en el Pirámide este martes.
SD Huesca

La SD Huesca ha regresado este martes al trabajo tras el empate del sábado pasado ante el Eibar (1-1) y la posterior caída al último puesto de la clasificación para completar el primero de los siete entrenamientos que tiene programados esta semana en la que no tendrá que competir debido al parón en la Liga por los compromisos internacionales. En el horizonte, un objetivo claro, sumar la primera victoria de la temporada en su visita el viernes de la semana que viene a Osasuna. “Estos días no van a ser para descansar, sino para trabajar el próximo partido”, quiso dejar claro Javi Galán de cara a la cita enmarcada en la décima jornada. “Debemos concentrarnos en trabajar y mejorar algunos aspectos”, recalcó.

El lateral izquierdo coincidió en su análisis de la situación con el realizado por sus compañeros y el entrenador Míchel Sánchez antes que él. “Aunque todavía no haya llegado el primer triunfo, estamos en buena línea porque en cuanto a juego y ocasiones estamos respondiendo bien”, expuso. “Estamos unidos y tranquilos”, manifestó.

La situación en la tabla señala que los azulgranas son el farolillo rojo, aunque empatados a seis puntos con el Valladolid y el Levante y a solo uno de distancia de la salvación. De ahí que Galán considere que no es el momento “de ver mucho la clasificación”. El extremeño es optimista acerca del futuro del equipo y entre los pilares que sustenta ese sentimiento se encuentra el que “la plantilla es muy competitiva, en todos los puestos hay dos o tres jugadores que están a la par y que mantienen el rendimiento en el campo”. “Eso es señal de que tiraremos para arriba”, afirmó.

En la sesión desarrollada en el Pirámide los futbolistas combinaron una primera parte de corte más físico con otra en la que ya entró en juego el balón. Pulido, que frente al Eibar se tuvo que quedar en el banquillo tras haber atravesado por una gastroenteritis que le hizo perder en los días previos tres kilos de peso, pudo ejercitarse con normalidad.

Okazaki y Gastón Silva se mantuvieron al margen. El ariete japonés sigue arrastrando problemas en su bíceps femoral izquierdo que le han hecho ser baja en las últimas cuatro jornadas. La semana pasada, por segunda vez a lo largo de la recuperación que está llevando a cabo, volvió a experimentar molestias después de haberse reintegrado al grupo. Se espera que el tiempo que resta para el próximo encuentro sea suficiente para completar su puesta a punto. Esos diez días de plazo son los que hacen también que se quiera tener pausa con el defensa uruguayo, que se perdió el choque con el Eibar por una sobrecarga muscular.

La única ausencia, al margen de lesionado de larga duración Antonio Valera, va a ser en los próximos días la de Álvaro Fernández, concentrado con la selección española sub 21. Sin él, Andrés Fernández va a compartir los ejercicios específicos de portería con el canterano Javi Gasca, habitual en los entrenamientos de los de Míchel.

El equipo completará el miércoles y el jueves dos sesiones dobles. El viernes los jugadores están citados a las 9.30, el sábado tendrán el día libre, y el domingo entrenarán a las 17.30 en El Alcoraz.

Etiquetas
Comentarios