Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca pisa terreno conocido

Al igual que en su anterior paso en la élite, tras ocho jornadas los azulgranas suman cinco puntos y se encuentran en puestos de descenso.

Miguel Angel Sanchez Munoz, Michel, head coach of SD Huesca during the La Liga Santander mach between Villarreal and Huesca at Estadio de la Ceramica, on September 13, 2020 in Vila-real, SpainMaria Jose Segovia / AFP713/09/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN [[[EP]]] Miguel Angel Sanchez Munoz, Michel, head coach of SD Huesca during the La Liga Santander mach between Villarreal and Huesca at Estadio de la Ceramica, on September 13, 2020 in Vila-real, Spain
Míchel Sánchez protesta una decisión del colegiado.
EP

Cinco puntos tras ocho jornadas y en puestos de descenso. Ese es el bagaje que presenta en la actualidad la SD Huesca y el que también tenía hace dos campañas en su debut en Primera División; una situación similar, pero no igual. Entonces, los azulgranas eran colistas a tres puntos de la salvación dando unos evidentes síntomas de descomposición que forzaron la destitución de su entrenador Leo Franco y la llegada de Francisco Rodríguez. Ahora, se encuentran un puesto por encima, a un punto de la permanencia y con el convencimiento de que en la mayoría de sus encuentros los resultados no han acompañado a los resultados.

En 2018, el comienzo fue muy esperanzador con una victoria en Eibar (1-2) y un empate ante el Athletic (2-2). Sin embargo, a raíz del 8-2 frente al Barcelona los azulgranas entraron en una crisis que les llevó a conseguir tan solo un punto en sus seis siguientes compromisos, el empate con el Girona (1-1), anterior a la derrota en Valladolid (1-0), que desencadenó la salida del técnico argentino y la llegada de un nuevo responsable técnico que mejoró el tono, pero que no logró sumar un triunfo hasta la jornada 18, el 2-1 con el Betis.

Franco y el club eran nuevos en la categoría. Dos campañas después, con la lección aprendida en la entidad y con un entrenador también ya conocedor del terreno que se pisa, que además aún disfruta del crédito que le da haber conseguido el ascenso y el campeonato de Segunda División, la decisión está siendo la de tener paciencia, aunque siendo también conscientes de que el transcurrir del calendario empieza a apremiar la llegada de buenos resultados.

Los de Míchel Sánchez todavía no conocen la victoria. Su tarjeta de presentación incluye cinco empates y tres derrotas. Lograron no caer ante el Villarreal (1-1), el Valencia (1-1) y el Atlético de Madrid (0-0) y han perdido recientemente con la Real Sociedad, el líder, y el Real Madrid, en ambos casos por 4-1. Esos dos últimos marcadores se entiende en el club que entran dentro de lo posible, aunque el hecho de haberse producido de forma consecutiva los ha hecho más dolorosos. Más en el debe quedan las tablas contra rivales directos como el Elche (0-0) y el Valladolid (2-2), y el tropiezo con el Cádiz (0-2). El análisis general, apunta a la falta de contundencia en las dos áreas.

La primera vez de Míchel en un banquillo de Primera también se produjo tras haber acabado liderando la tabla de la categoría de plata. El Rayo arrancó la campaña 2018-19 con un 1-4 en casa ante el Sevilla y tras ocho jornadas, aunque con un partido menos, sumaba cinco puntos y era 19º; solo había sido capaz de superar al Huesca (0-1).

El técnico siguió en su cargo hasta la jornada 28, llegando a engarzar incluso cuatro victorias y un empate. Sin embargo, acabó siendo sustituido por Paco Jémez, que no evitó el regreso a Segunda División.

Si con Leo Franco, que tuvo que lidiar con un grupo poco experimentado en la élite, las sensaciones eran de caída libre y de zozobra en las decisiones desde la banda, con Míchel se entiende que tiene una idea clara del fútbol que quiere que se practique y que, además, coincide con la que el club ve adecuada para un equipo con jugadores de amplia trayectoria entre los mejores y que han sido reforzados por otros cuyo rendimiento está contrastado, aunque en algunos casos aún no haya sido el que se espera.

Hace dos años, Francisco se estrenó con un 0-2 ante el Espanyol. Ahora, en la visita del Eibar el sábado (14.00) se confía en que a la novena sea la vencida.

Etiquetas
Comentarios