Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Juanjo Camacho: "Los tres puntos son más relevantes para la SD Huesca"

Los exjugadores azulgranas Camacho, Edu Roldán y Roberto prevén un choque igualado y diferente debido a las nuevas reglas y a la falta de público.

Juanjo Camacho se suma así al organigrama del club oscense.
Juanjo Camacho, en las oficinas de la SD Huesca.
SD Huesca

“Es un partido en el que los tres puntos en juego pueden resultar más relevantes para el Huesca que para el Real Zaragoza, si consiguiésemos la victoria nos acercaríamos a ellos y además tendríamos la diferencia de goles a favor a falta de seis jornadas, pero si perdemos se alejarán a nueve puntos y, aunque aún quedará mucho por jugar, será más difícil". Juanjo Camacho resume de esta forma la situación a la que llega la SD Huesca al derbi aragonés del lunes en La Romareda, un partido siempre especial al que en esta ocasión ambos contendientes se presentan con la mirada puesta en el ascenso directo a Primera División, situación que hará que, aunque sin público en la grada, se vaya a vivir con gran intensidad por el entorno de ambos conjuntos, incluido el colectivo de exjugadores.

"Va a ser un duelo muy igualado en el que puede pasar cualquier cosas", considera Edu Roldán. "Será un derbi muy diferente a los vistos hasta ahora", añade Roberto García, señalando un aspecto en el que todos coinciden y en el que la nueva normativa implantada para reanudar la competición tras el parón forzado por la pandemia de covid-19 tiene mucho que ver.

"Cualquiera que esté viendo partidos lo habrá observado, la realidad es que el fútbol ahora es distinto", comenta Camacho. "Los estados de forma en los que se encontraban los equipos antes del parón han cambiado, los encuentros son equilibrados, el ritmo con los cinco cambios y las pausas para la hidratación es diferente, hay remontadas y hay errores que antes no se producían", valora Edu Roldán, en la actualidad fisioterapeuta del Alavés, un puesto que ya le ha permitido vivir en las últimas semanas dos experiencias similares a las de mañana en La Romareda.

"Recientemente hemos jugado en casa contra la Real Sociedad y el Osasuna, y el no tener a alguien motivando con ruido en la grada en este tipo de duelos se hace soso y no favorece la concentración", expone el excanterano blanquillo y que compitió durante cuatro campañas como azulgrana. "Tengo muy gratos recuerdos de los dos clubes, Aragón ha sido muy importante en mi vida", asegura.

Esa circunstancia de que no vaya a haber público es algo que Camacho entiende que "favorece al Huesca". "Su afición les estaba empujando mucho y el hecho de no tenerla ahora en los partidos les penaliza", considera el futbolista con más derbis aragoneses a sus espaldas. No en vano, hasta que se retiró al final de la temporada pasada había participado en ocho.

"Son partidos en los que no hace falta transmitir la importancia que tienen porque desde días antes se nota, la gente en la calle habla de ello y los medios de comunicación están más pendientes, por lo que existe el gusanillo de querer ganar", los resume dispuesto a saltar de nuevo al campo. "Ahora mismo me pondría las botas para jugarlo", afirma. "Sería una alegría muy grande para los aficionados si se ganase, porque además nunca se ha conseguido en La Romareda", expone recordando a un dato muy presente en la memoria azulgrana.

"Vencer allí sería muy especial", confirma Roberto, aún en activo a sus cuarenta años con la camiseta del Unión Adarve madrileño, con el que está preparando la fase de ascenso a Segunda B. En el curso 2008-09, el delantero fue participe, como Roldán y Camacho, de los primeros pasos de la moderna rivalidad deportiva surgida entre el Real Zaragoza y la SD Huesca. "Los primeros derbis fueron una vivencia increíble por la cantidad de aficionados que congregaron y el ambiente que se generó", recuerda, y añade que "las cosas para el Huesca desde entonces han cambiado mucho, nosotros éramos unos recién ascendidos a Segunda, ahora se viene de jugar en Primera y en el equipo hay gente como Okazaki, Mikel Rico y Mosquera".

Una vez el balón comience a rodar, Camacho visualiza un choque en el que será decisivo "controlar los tiempos". "Sería importantísimo marcar rápido para trasladarles toda la presión", apunta.

Etiquetas
Comentarios