Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Dieta controlada en la SD Huesca para afrontar el confinamiento

La doctora Anna Carceller, especialista nutricional de los azulgranas, considera que el equipo regresará a la competición al 100%.

Anna Carceller ha dado una charla a la plantilla azulgrana.
La doctora Anna Carceller imparte una charla a la plantilla azulgrana.
SD Huesca

Confinados como el resto de la población y teniendo que entrenar cada uno dentro de casa, los jugadores de la SD Huesca se preparan para el incierto momento en el que la competición se reanude. Entre los aspectos que más deben vigilar durante este periodo se encuentra la dieta, básica para mantener la composición corporal. Para ello, la doctora Anna Carceller, responsable de la nutrición de los de Míchel, confiesa que “ahora estamos siendo un poco más rigurosos con la alimentación, porque aunque se les manden ejercicios en sus domicilios, no tienen la misma carga de entrenamiento que de forma habitual”.

“Está prohibido todo lo que no es saludable como los azucares refinados y los alimentos procesados y congelados como, por ejemplo, una lasaña precocinada, lo que no quita para que una vez se pueda hacer una excepción por tener una celebración. “Un día no te destroza la dieta de toda la temporada, pero sí que hay alimentos muy controlados”, explica.

La dieta que se está siguiendo está muy basada en la recuperación, con muchos alimentos antioxidantes. Además, también se tiene en cuenta la carga del programa específico e individualizado de entrenamientos que están completando los jugadores. “Ya llevamos tiempo trabajando con ellos y realizando mucha pedagogía, por lo que resulta fácil explicarles cuáles son los objetivos y los alimentos que deben incorporar”, comenta Carceller, quién asegura que se han encontrado “con una plantilla muy profesional y receptiva”. “Los que son más veteranos como Pulido, Ferreiro y Rico tienen un perfil excepcional y sirven de espejo para los jóvenes, que no tenían ciertas rutinas nutricionales tan interiorizadas y las han aceptado y abrazado muchísimo”, desvela.

Hasta el parón, la plantilla tenía la opción de comer en El Alcoraz o de recoger allí los platos para llevárselos a sus casas. Ahora, lo que se le ha dado ha sido una serie de pautas y menús de ejemplo en función de cada jornada. “Recibo varias consultas al cabo del día sobre qué pueden cocinar o cómo, saben que verdura puede se cualquiera salvo dos o tres excepciones y que en el caso de los carbohidratos deben tener en cuenta que los gramajes entre pasta, arroz o patata son diferentes”, ejemplifica.

Carceller es de la opinión de que el parón va dar al conjunto de Míchel “un plus”. “Es un momento que se puede aprovechar para recuperar los músculos fatigados que teníamos”. El inconveniente que ve es “el no tener una fecha de vuelta”, aún así no tiene duda de que “el equipo regresará al 100%”.

Llegado ese momento, también el tipo de alimentación tendrá que ser otro. “Dividimos la nutrición en tres tipos, pretemporada, entrenamientos y competición. Si se van a tener que disputar muchos encuentros en un tiempo comprimido, tendremos que incidir en el tercer tipo, diseñado para recuperarse de los partidos y poder volver a jugar con calidad, dejando al margen la adaptación muscular”, vaticina.

Una de las últimas actividades grupales que pudo completar la plantilla fue una charla que la doctora Carceller les impartió sobre el Covid-19. “Les intentamos transmitir información de calidad, fue una charla para hablar de recomendaciones y de las evidencias científicas que tenemos del virus y para quitar falsos mitos que se estaban y se están difundiendo”, comenta, añadiendo que “quisimos darles tranquilidad, pero también inculcarles responsabilidad porque al fin y al cabo son un ejemplo para la sociedad”.

Etiquetas
Comentarios