Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Jorge Pulido: "De esta tenemos que salir todos juntos y más unidos"

El capitán de la SD Huesca se muestra preocupado por la situación y con ganas de retomar la liga cuando sea posible.

Jorge Pulido, en su casa sobre una bicicleta estática.
Jorge Pulido, en su casa sobre una bicicleta estática.
María Mayoral

El coronavirus y sus consecuencias están afectando a todo el mundo prácticamente por igual, incluidos a los deportistas y entre ellos, a los futbolistas, recluidos como el resto de la población en sus casas y encontrando grandes trabas para desarrollar su labor profesional. La SD Huesca regresa este lunes a los entrenamientos, aunque sea con cada uno de sus jugadores confinados en sus domicilios y lo hace con la incertidumbre de cuándo y cómo se reanudará la competición. "Nosotros lo que queremos es terminar la liga porque estábamos peleando por algo muy bonito como era el ascenso", expone Jorge Pulido, el capitán azulgrana, que para que eso ocurra considera que lo primero debe ser "solucionar la pandemia". "La situación es muy dura, es la primera vez que la vivimos y esperemos que sea la última, pero tenemos que ser fuertes porque de está tenemos que salir todos juntos y más unidos", arenga el central.

La plantilla al completo se encuentra en Huesca y las poblaciones vecinas. "El club nos indicó que no saliésemos de aquí y con toda la razón porque creo que así estamos más seguros. Tengo familia en Talavera de la Reina, cerca de Madrid, e ir para allá hubiese sido una irresponsabilidad por mi parte", indica al respecto.

Pulido está pasando la cuarentena junto a su mujer. "Tengo esa suerte, pero me pongo en la piel de los que están solos y entiendo que es una situación muy complicada", valora.

El Huesca no realiza un entrenamiento al uso desde el 13 de marzo. A partir de ahí, aunque ha hecho algo de ejercicio, la última semana, al igual que sus compañeros, la ha dedicado "a descansar" y será a partir de ahora cuando empiece a preparar la vuelta a la competición, prevista, si las condiciones lo permiten, para mediados de mayo.

Ese retorno a la normalidad perdida y el camino que hay que transitar para llegar hasta ella es algo que preocupa en el seno del vestuario azulgrana. "En nuestras casas no tenemos ni cintas para correr y, aunque el club nos ha facilitado bicis estáticas, es difícil ejercitarse", comenta resignado por la imposibilidad de alternativas. "Nuestro trabajo consiste en mantenernos en forma y, por muy bien alimentado que estés, el movimiento que puedes hacer en tu domicilio es limitado", subraya, destacando que "yo ahora estoy peor que en verano porque entonces salgo a correr, a andar al monte o hago kayak, ahora estoy encerrado".

"Vamos a estar por lo menos un mes sin entrenar, luego tendremos que ponernos a tono y afrontar de pronto un calendario con partidos en miércoles y sábado", pone de relieve. De ahí, que considere que "el hecho de que tengamos una plantilla larga y de calidad va a ser muy importante".

"Desde la última vez que competimos hasta que volvamos a hacerlo habrá pasado tanto tiempo que ya no importará la racha que llevases o las sensaciones del último partido. Todos vamos a empezar prácticamente de cero", analiza. Al respecto, deja una interrogante. "¿Qué pasará si empezamos a jugar antes de tiempo y aparece un nuevo positivo?".

Etiquetas
Comentarios