Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La sanción a Rafa Mir se queda en un partido

Competición ha castigado con una pena mínima al delantero de la SD Huesca tras su expulsión por roja directa frente al Girona.

Rafa Mir, en un lance del partido del pasado sábado ante el Lugo.
Rafa Mir, en un lance del partido ante el Lugo.
Rafael Gobantes

La sanción, finalmente, solo será de un partido. El Comité de Competición ha castigado con una jornada de suspensión a Rafa Mir tras su expulsión por roja directa en la derrota del sábado pasado de la SD Huesca ante el Girona (1-0). La pena es la mínima estipulada en el artículo que se le ha aplicado, el 123.1 del código disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol, que eleva la cantidad de encuentros que un jugador puede quedarse en la grada en hasta tres y que hace referencia a la violencia en el juego, “siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas”. Tratando de minimizar la sanción lo máximo posible y conscientes de que eliminar la cartulina roja era una tarea prácticamente imposible, los servicios jurídicos del club habían optado por presentar alegaciones.

El lance se produjo en el minuto 71 del encuentro en Montilivi durante el lanzamiento de un córner. El delantero azulgrana forcejeó con el local Granell y le acabó propinando un codazo dentro del área. El árbitro Milla Alvendiz no lo dudó y le mostró la roja directa, explicando posteriormente en el acta que había sido expulsado por “golpear a un contrario con el brazo en la cara con un uso de la fuerza excesiva, estando el balón en juego, pero no en disputa”.

Mir, llegado en el mercado de invierno cedido por el Wolverhampton inglés hasta junio de 2021, ha disputado ya cuatro encuentros, todos ellos como titular, en los que ha aportado dos goles. Su desembarco, ya tanteado en verano, vino a cubrir una carencia que arrastraba la plantilla desde el inicio del curso, la de un atacante de carácter físico que pudiese servir como referencia.

De cara a la visita del Almería del próximo sábado (16.00), Míchel deberá buscarle un sustituto. Las opciones son Okazaki y Cristo, contando el japonés, que no es de la partida desde la victoria con el Lugo (2-1) hace tres jornadas, con más opciones.

Etiquetas
Comentarios