Despliega el menú
SD Huesca

Girona 1-0 sd huesca

La SD Huesca vuelve a fallar en el tiempo de añadido

Rafa Mir era expulsado en el minuto 72 tras un codazo a Granell a la salida de un córner que dejaba a los azulgranas con uno menos cuando mejor estaban.

Imagen del choque de esta tarde entre el Girona FC y la SD Huesca
Imagen del choque de esta tarde entre el Girona FC y la SD Huesca
Agencia LOF

Volvió a suceder de la forma más dolorosa posible. La SD Huesca sucumbe ante el Girona FC en un duelo marcado por la pasividad y el juego defensivo de los azulgranas, quienes con uno menos tras la expulsión de Rafa Mir dejaban escapar un punto en el tiempo de añadido. Samu Saiz era el encargado de hacer la machada en el minuto 94 al aprovechar un nuevo error de Álvaro Fernández cuando todo hacía indicar las tablas en el marcador de Montilivi.

Una vez más, Míchel decidía apostar por un once plantado en el campo con el sistema de 4-3-3, en el que por sorpresa no se encontraba Miguelón en detrimento de Pedro López, quien ocupó su lugar en el lateral derecho. Mientras que el defensa no entró en la convocatoria, el resto del equipo estuvo compuesto por Álvaro Fernández en portería, Luisinho en el lateral izquierdo y Pulido e Insua como pareja de centrales. Mosquera, Mikel Rico y Eugeni se encargaron de ocupar la medular oscense, mientras que Ferreiro y Raba ejercían como extremos, este último sustituyendo a un Sergio Gómez suplente. Rafa Mir era el delantero titular por tercer partido consecutivo.

En el bando gerundense, los ex azulgranas Samu Saiz, Álex Gallar y Christian Rivera partieron de inicio desde el banquillo, donde esperaron su oportunidad durante todo el transcurso del encuentro. Además, Martí contaba con las bajas obligadas de Mojica e Ignasi Miquel, piezas importantes en las últimas jornadas.

El pitido inicial daba rienda suelta a unos primeros minutos de tanteo entre los dos conjuntos, quienes por una parte buscaban ejercer presión a la posesión de los azulgranas, breve e ineficaz que culminaba con varios despejes desde la línea defensiva. Ello conllevaba a un comienzo accidentado tanto para Aday Benítez como para Mikel Rico, ambos atendidos por los servicios médicos tras sendos golpes en acciones distintas. En definitiva, diez minutos que destacaron por todo menos por ocasiones de gol, inexistentes hasta el momento.

Pasado el minuto 15 fue cuando los oscenses empezaban a mostrar una mayor comodidad en cuanto a juego y en cuanto a posicionamiento, algo más asentados y con la intención de dificultar las cosas a los gerundenses. Pedro López y Luisinho tuvieron la culpa, pues las ayudas de ambos en las transiciones laterales provocaron faltas y saques de esquina que aumentaron las posibilidades de gol para los visitantes. A pesar de ello, pasaba el tiempo y ninguno de los dos conjuntos lograba ejercer el protagonismo y autoridad suficiente para adelantarse en el marcador.

Aun así, el primer acercamiento de la tarde estuvo a punto de llegar tras una recuperación en la salida de balón del Huesca, aunque Brandon no llegaba por poco a un pase entre líneas que le permitía plantarse solo ante Álvaro Fernández. Probablemente, el peor momento para los de Míchel, quienes solo destacaban por medio de las jugadas de estrategia, sin acercamiento alguno y con ciertas dudas que aparecían de nuevo a la hora de sacar limpiamente el balón.

El estilo y la identidad de las que tanto habló Míchel al término de la semana no aparecían de ningún modo, sino todo lo contrario. Ante las indecisiones en defensa, el guardameta riojano tuvo que estirarse para evitar el gol de Aday Benítez después de un fuerte disparo raso a la izquierda de Álvaro. Sin cambios en el rumbo del partido, el dominio llegaba constantemente por parte del Girona, superior en todas las facetas excepto en el resultado. La tuvo Stuani en el 40’ a la salida de un córner, pues el uruguayo se encontraba solo y sin marcaje ante tal lanzamiento para rematar a placer. Finalmente el cabezazo no cogió la dirección entre los tres palos para el bien azulgrana, que continuaba apático y escasamente peligroso de principio a fin.

Así es como terminaba la primera parte, con un Huesca muy discreto y en la línea de lo presenciado en la mayoría de encuentros disputados lejos de casa. Una vez más, sin cambio ni reacción, los altoaragoneses eran incapaces de generar una ocasión clara de gol en los primeros 45 minutos, todo lo contrario a un Girona que siempre estaba más cerca de adelantarse ante la inferioridad rival.

Posteriormente, algo parecía cambiar en el inicio de la segunda parte con un conjunto azulgrana más adelantado y atento en la recuperación. Sin tanto ritmo ni agresividad de los locales, el técnico madrileño daba paso a Okazaki en sustitución de Raba poco antes de cumplirse el 55’. De esta forma, Mir se situaba en la banda derecha y cedía su posición de ataque al nipón, delantero por el momento en busca de mayor peligro. El segundo tampoco se hacía de rogar, ya que Luisinho tenía que retirarse de forma obligada debido a unas molestias. El portugués estaba siendo uno de los mejores del partido, pero al no poder continuar era cambiado por Galán sin modificar el dibujo.

No era el mismo Huesca. El cambio de posición de Mir a la banda permitía a los azulgranas gozar de mayor presencia en el área rival, llegando así el primer disparo peligroso de la tarde para los visitantes que se marchaba desviado aunque cerca del palo largo de Riesgo. No obstante, el rival no se quedaba atrás y lograba generar las suficientes acometidas para impedir la continuidad del juego oscense. Una dificultad añadida a un partido que empezaba a romperse por momentos desde el minuto 65 con constantes idas y vueltas por parte de ambos.

Si el nivel de los dos equipos se igualaba pasado el ecuador de la segunda parte, ello se reducía con la expulsión de Mir a la salida de un córner debido a un codazo sobre la cara de Granell. Desquiciado, el murciano soltaba el brazo y el colegiado no dudaba en mostrarle la tarjeta roja cerca del minuto 72, decisión que dejaba en inferioridad numérica al Huesca a falta de 20 minutos minutos para la conclusión.

El sufrimiento fue a más, incluso el Girona podría haber gozado de un penalti tras una dudosa llegada a destiempo de Insua sobre Stuani que no consideró suficiente Alvendiz. A partir de allí, las intenciones locales continuaban adelante tanto por juego interior como por lateral ante un conjunto atrasado pero en la búsqueda de dar la sorpresa por medio de Ferreiro y Okazaki. Aun así, el peligro azulgrana era insuficiente para alcanzar la meta de Asier, completamente seguro y sin complicaciones durante todo el partido.

Y de la forma más dura volvió a suceder. Con cinco minutos de añadido, en el 94’, el Girona se hacía con la victoria tras un nuevo error de Álvaro Fernández en la búsqueda de un balón centrado. El riojano chocaba con Insua cuando el zaguero estaba a punto de despejar el balón, situación que provocaba la caída del mismo en las botas del ex azulgrana Samu Saiz y que no fallaba sin portero. Pulido no podía hacer nada a pesar de su estirada bajo palos, pues el disparo cruzado entraba alejado del capitán para hacer estallar Montilivi.

De esta forma, la SD Huesca encadena su segunda derrota consecutiva lejos de El Alcoraz, por lo que se mantiene con 43 puntos a la espera de los resultados de sus rivales más directos. Incapaces de generar peligro y de ofrecer una imagen positiva a domicilio, los de Míchel caen de nuevo ante un rival directo por el ascenso a Primera División y dejan en bandeja muchas facilidades al resto de contrincantes. Hora de pensar en el Almería, próximo equipo que visitará El Alcoraz el próximo sábado 15 de febrero a las 16.00.

Ficha técnica

Girona FC: Riesgo, Brian Oliván, Juanpe, Alcalá, Maffeo, Granell, Gumbau (Rivera, 86), Borja García (Samu Saiz 68), Aday Benítez (Gallar, 86), Brandon y Stuani.

SD Huesca: Álvaro Fernández, Luisinho (Galán, 58), Insua, Pulido, Pedro López, Mosquera, Mikel Rico, Eugeni (Sergio Gómez, 77), Ferreiro, Dani Raba (Okazaki, 54) y Rafa Mir.

Goles: 1-0, min. 94: Samu Sáiz.

Árbitro: Milla Alvendiz (Comité Andaluz) amonestó a los locales Juanpe (29), Gumbau (34), Brian Oliván (82) y Samu Sáiz (96) y a los visitantes Luisinho (10), Insua (63), Rafa Mir (72, tarjeta roja) y Jorge Pulido (92)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 27 disputado en el estadio de Montilivi.

Así hemos contado en directo el encuentro entre el Girona y la SD Huesca.

Etiquetas
Comentarios