Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca 2-0 elche

La SD Huesca se exhibe a costa del Elche

Los azulgranas se impusieron por 2-0 en un partido que dominaron de principio a fin. Okazaki y Juan Carlos, los autores de las dianas.

Nada mejor para disipar dudas que una victoria y si es de forma redonda, mejor que mejor. La SD Huesca protagonizó este domingo en El Alcoraz, el lugar donde más cómoda y segura se siente, una de sus mejores actuaciones del curso, si no la mejor, ante un Elche que poco pudo hacer ante el chaparrón de buen fútbol que se le vino encima. Los azulgranas, con auténtica voracidad ofensiva, fueron a por la victoria avasallando desde el primer minuto (2-0).

Había prometido Míchel una evolución, que no revolución, en su once para afrontar el choque y así lo hizo. Aunque en sus últimos compromisos había decidido apostar por un bloque consolidado, lo cierto es que el rendimiento que éste estaba dando había ido decayendo hasta perder 3-2 en la visita al Lugo de la semana anterior en un choque cargado de vaivenes. Entre los problemas detectados, la falta de mordiente. Como quiere su técnico, el Huesca venía siendo un conjunto que se hace con el balón y no lo suelta. Sin embargo, aún a pesar de que las ocasiones existían, estaba costando materializarlas.

La solución por la que se optó para recibir a los ilicitanos fue la de buscar profundidad por las bandas y colocar a dos puntas. Galán desbancó a Luisinho en el lateral izquierdo y Sergio Gómez y Ferreiro tuvieron que dejar su sitio a Raba y Cristo. Además, en el centro de la defensa, con Josué Sá sancionado e Insua lesionado, el acompañante de Pulido fue el croata Datkovic en su primera titularidad del curso. El resto, la serie de jugadores que vienen constituyendo la columna vertebral de los altoaragoneses. Álvaro, en la portería; Miguelón, en el lateral derecho; Mosquera, Mikel Rico y Juan Carlos, esta vez más adelantado, en la medular; y Okazaki, en la delantera.

Cristo y el japonés habían rendido juntos a buen nivel en la segunda parte en el Anxo Carro y se optó por dar continuidad a la dupla. La decisión implicó la primera modificación sustancial en toda la campaña en la forma de afrontar de inicio un partido. Hasta ahora, los dibujos con dos puntas no habían pasado de ser un recurso con la contienda ya iniciada para responder a los problemas generados por el rival o a las urgencias que el luminoso dictase.

Antes de llegar al minuto dos el Huesca ya contó con dos ocasiones. Miguelón centró primero, Okazaki remató de cabeza y Edgar Badía salvó el gol. A continuación, Galán, tras el saque de esquina, probó fortuna desde la frontal del área. La declaración de intenciones no pudo ser más clara. 

De generar peligro por la derecha, se pasó a hacerlo también por la izquierda. Galopó Galán, cedió al corazón del área y el disparo de Cristo no encontró la puerta.

La tercera intentona terminó en la madera, sería la primera vez de varias en la que la portería ilicitana se quedó temblando. Galán, un auténtico puñal, volvió a hacer de las suyas colándose entre todos los rivales para habilitar a Raba, cuyo cabezazo se estrelló en el larguero.

Volvió a soñar con el gol Okazaki y se apuntaron al festival ofensivo Juan Carlos y Mosquera. Atrás, salvo un tiro envenenado de Andoni López que Álvaro mandó a córner, Pulido y Datkovic abortaron de forma relativamente cómoda cualquier intentona levantina. El Elche se había presentado en El Alcoraz como un conjunto peligroso a domicilio que en su anterior salida había tumbado al Girona y con varios rostros conocidos en sus filas. Entre ellos, el del defensa oscense Carlos Calvo, además de Josan y Manuel Sánchez, presentes en el último ascenso a Segunda División.

Raba, Mikel Rico, Juan Carlos, Okazaki, Cristo, Miguelón... Los azulgranas, aunque con menos fuerza y continuidad que en el inicio, algo por otra parte comprensible, combinaron y buscaron el disparo con insistencia durante todo el primer periodo.

La reacción visitante consistió en endurecer el juego, acabaron por el césped Raba y, en dos ocasiones, Pulido, y cuando eso sucede lo mejor es responder con fútbol. Al filo del descanso Mikel Rico inició la jugada, Juan Carlos la continuó y Okazaki, tras un pase entre líneas, la culminó para conseguir el 1-0 justo antes de regresar al vestuario. Premio más que merecido para los azulgranas y para el propio ariete que ya suma tres dianas en su cuenta.

La segunda parte amaneció con un "¡uy!". A los tres minutos, Mikel Rico envió un pase largo a Cristo que dejó al canario solo ante Edgar Badía. La grada se relamió con el 2-0, pero el cuero se reventó en el travesaño. El Elche estaba obligado a estirarse y gracias a ello el Huesca encontraba mayor libertad.

Con paciencia, y tras haber probado previamente los oscenses varias veces el entramado visitante en la zona de tres cuartos, el 2-0 acabó por caer como una fruta madura. El balón pasó por Raba, jugador que con él en los pies siempre crea peligro y al que se había echado de menos en sus siete jornadas de ausencia por lesión, hizo parada en Galán y Juan Carlos le sirvió de lanzadera hasta la red cuando se llegaba a la hora de partido.

El Elche necesitaba mover ficha y desde la zona técnica se ordenaron dos cambios. Se fueron Pere Milla y Fidel y entraron Josan y el incombustible Nino.

De todos modos, el peligro siguió siendo asunto de los altoaragoneses. El tercero lo acariciaron en un mismo ataque Okazaki, Cristo y Juan Carlos.

Tocaba refrescar también las filas azulgranas. Raba abandonó el terreno de juego entre aplausos y cojeando entregando el testigo a Sergio Gómez. Ambos, cada uno en su estilo, han demostrado hasta ahora que son mucho más que solventes a la hoza de ocupar el extremo derecho. De hecho, el catalán, en el primer balón que tocó avanzó metros en busca del gol, algo que tiene entre ceja y ceja y que no consigue, para percutir desde lejos sobre el meta visitante.

Okazaki tuvo el tercero, pero de nuevo la madera se interpuso y Álvaro también fue capaz de lucirse en una intervención en la que evitó el 1-2 en un remate de Manuel Sánchez. El Elche se quedó con la iniciativa en los últimos minutos y en el Huesca entraron en el campo Ferreiro y Eugeni. Sin embargo, el marcador ya no se movió.

La victoria era importante tanto a efectos morales como clasificatorios. El 2-0 hace subir a los azulgranas dos puestos para colocarse cuartos, a un punto del Fuenlabrada y del Almería. Además dejar la portería a cero por sexta vez, aspecto al que Míchel da especial valor, también reafirma la solvencia del conjunto menos goleado de la categoría. El próximo reto será el sábado en Tenerife.

Ficha técnica

SD Huesca: Álvaro, Miguelón, Pulido, Datkovic, Galán, Mosquera, Mikel Rico, Juan Carlos (Eugeni, 91), Raba (Sergio Gómez, 74), Cristo (Ferreiro, 82) y Okazaki.

Elche CF: Edgar Badía, Óscar, Dani Calvo, Danilo Ortiz, Andoni López, Villar (Verdú, 78), Manuel, Iván, Pere Milla (Nino, 61), Fidel (Josan, 61) y Yacine. 

Goles: 1-0, min. 45: Okazaki. 2-0, min. 59: Juan Carlos.

Árbitro: Pulido Santana (comité Canario). Amonestó a los locales Miguelón (30), Galán (37) y Raba (73), y a los visitantes Pere Milla (42), Manuel (44), Villar (68), Qasmi (91).

Incidencias: Partido de la 13ª jornada de Segunda División disputado en El Alcoraz ante 6.438 espectadores. La grada de Tribuna Gol Sur estrenó su nueva cubierta.

Etiquetas
Comentarios