Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Okazaki se reencuentra con el Málaga vestido de azulgrana

El delantero de la SD Huesca será el protagonista en la visita a El Alcoraz de los andaluces, club del que tuvo que salir en el último día del mercado y que lo trajo a España.

Okazaki da instrucciones durante el partido de la SD Huesca con el Girona.
Okazaki da instrucciones durante el partido de la SD Huesca con el Girona.
Rafael Gobantes

Sobre Shinji Okazaki siempre hay miradas y objetivos apuntando hacia él. Así ha sido en los seis encuentros que lleva disputados con la camiseta de la SD Huesca y así volverá a ser, aunque con una atención aún más especial, en el duelo del domingo con el Málaga. El delantero japonés de 33 años se cruza con el conjunto que lo trajo a España, pero con el que ni tan siquiera llegó a debutar en partido oficial.

El internacional, presente en tres mundiales y autor de 50 goles con su selección, se presentó en la Costa del Sol el 24 de julio llamado a ser la referencia y estrella de un club que, tras no haber conseguido la temporada pasada el regreso a Primera División por la vía rápida, buscaba un golpe de efecto incorporando a un futbolista con un palmarés en el que figura la Premier League conquistada por el Leicester en la 2015-16. La afición de La Rosaleda se volvió a ilusionar, se compusieron canciones y no pocos se animaron a comprar su camiseta con el nombre serigrafiado con caracteres nipones.

Sin embargo, desde el principio no todo fue según los cauces habituales. La idiosincrasia del Málaga, club supeditado a los designios del jeque Al-Thani, hizo que tardase una semana en ser presentado hasta que el dirigente dio el visto bueno. El jugador, que ya para entonces había comenzado a entrenar con sus compañeros, participó en los amistosos contra el Córdoba, el Mallorca y el Cádiz dando muestras de su calidad y profesionalidad. Aún así, una duda sobrevolaba sobre su futuro, si podría ser finalmente inscrito como blanquiazul.

Los malagueños debían hacer frente a una fuerte bajada de su límite salarial, de 25,24 a 9,91 millones de euros, y no estaba claro que fuesen a poder hacer el hueco suficiente como para dar cabida a Okazaki. La incógnita se resolvió con un no en el último día del mercado, en el que el ariete llegó a proponer una sustancial quita a sus emolumentos, pero en el que acabó firmando la carta de libertad y una emotiva misiva de despedida.

La SD Huesca había estado atenta a lo que ocurría en La Rosaleda y acabó por conseguir los servicios de Okazaki. En la capital oscense, en cierta medida se ha reproducido el fenómeno mediático ya conocido en Andalucía. De hecho, hasta El Alcoraz, e incluso en partidos a domicilio, han llegado periodistas nipones y el club ha acabado por abrir esta semana una cuenta en Twitter en japonés.

Okazaki, por su parte, ha conseguido afianzarse en el once titular de Míchel, en el que acumula cuatro presencias consecutivas y ya ha festejado su primer gol. Fue la semana pasada ante el Girona, con un acrobático lanzamiento que supuso el 1-0 definitivo.

Etiquetas
Comentarios