Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Tres azulgranas con la impronta del Deportivo

Mosquera, Juan Carlos y Luisinho se miden el domingo con la SD Huesca al equipo que ha marcado buena parte de sus trayectorias.

Futbol. partido Amistoso entre UD Levante y Huesca en Teruel. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 01/08/19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Luisinho, durante el amistoso contra el Levante celebrado en Teruel.
Antonio García/Bykofoto

Dos son coruñeses de nacimiento y el tercero, a pesar de ser portugués, llegó a mostrar su deseo de retirarse en Riazor. Para Mosquera, Juan Carlos y Luisinho, sin duda, la visita del Deportivo a El Alcoraz el próximo domingo en la segunda jornada de liga será algo especial. No en vano, aunque ahora defiendan a la SD Huesca, sus carreras son difíciles de explicar si no se atiende a su pasado blanquiazul.

En sus cinco temporadas con los gallegos, Luisinho participó en 164 partidos oficiales, marcó cuatro goles, vivió un ascenso a Primera División y también un descenso. En la grada levantó pasiones, llegó a ser mencionado como el capitán sin brazalete, pero su trayectoria no estuvo exenta de polémica. Tuvo enfrentamientos con varios jugadores, aunque especialmente agrió fue su choque con el que era su entrenador entonces, Víctor Sánchez del Amo. El técnico acabó fuera del club y el luso continuó e incluso acabó renovando en 2017 hasta 2020. Entonces, no escondió que uno de sus objetivos era retirarse en el Deportivo. "Le tengo un cariño muy especial a este club y me gustaría seguir vinculado a él en un futuro", manifestó.

Sin embargo, el curso se cerró con la pérdida de categoría y el lateral izquierdo acabó recalando en el recién ascendido Huesca. Como azulgrana, no lo ha tenido fácil. Comenzó como titular, pero la rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha a finales de septiembre le dejó en el dique seco hasta la penúltima jornada. En la presente, a los 34 años, ha vuelto a arrancar en el once.

Al igual que le ocurre a Luisinho, el camino de Pedro Mosquera se volverá a cruzar el domingo por primera vez con el Deportivo, aunque en su caso su adiós aún está muy reciente. Desde que se le comunicó la rescisión unilateral de su contrato, al que aún le restaban dos ejercicios, han pasado 19 días. El 2 de agosto se puso el punto final a una relación de cuatro temporadas sobre el terreno de juego y el punto y seguido a otra de corte más sentimental. "Hace cuatro años llegué con toda la ilusión que cualquier niño coruñés sueña desde pequeño; poder jugar en el Real Club Deportivo de La Coruña...La misma que cuando en el año 92 asistí a mi primer partido como aficionado a Riazor", encabezó un texto de despedida que cerró explicando que su ilusión como deportivista es "volver a ver al Dépor en#Primera y luchar por cotas tan altas como las que ya hemos vivido".

El centrocampista voló desde Galicia a la cantera del Real Madrid con doce años, llegó a debutar con el primer equipo blanco y posteriormente pasó por el Getafe y el Elche antes de recalar en 2015 en el Deportivo. En su primera campaña tuvo un papel protagonista, llamó la atención del Valencia, y los gallegos le renovaron. Sin embargo a partir de entonces su peso en el equipo disminuyó.

Juan Carlos ya se midió por primera vez la temporada pasada al club en el que se formó firmando dos empates con el Almería. Con la entidad que definde como "el club de su vida" no ha tenido una relación fácil. Le dejó incluso fuera de los entrenamientos tras un primer intento de salida al Huesca en 2012 que acabó fructificando en forma de cesión en el mercado de invierno posterior. Al año siguiente colaboró activamente en el ascenso de los gallegos a Primera, pero una vez allí tuvo que cambiar de aires. Tenerife y Almería han sido sus estaciones intermedias antes de recalar de nuevo en El Alcoraz.

Al igual que en el Huesca hay viejos conocidos del Deportivo, lo mismo ocurre en el bando opuesto, empezando por su técnico, Anquela, titular del banquillo de El Alcoraz desde la jornada 16 de la campaña 2015-16 hasta la 42 de la siguiente. Más reciente es el paso de Longo. El ariete italiano jugó de azulgrana durante la primera parte del último ejercicio. En total, disputó quince encuentros en los que marcó un gol antes de marchar al Cremonese.      

Etiquetas
Comentarios