Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La salvación del Huesca pasa primero por Getafe

Los azulgranas necesitan que el Girona no gane en el Alfonso Pérez para no estar ya descendidos cuando arranque su partido con el Valencia.

ENTRENO SD HUESCA .. ..4 - 5 - 19 ....PABLO SEGURA PARDINA - [[[FOTOGRAFOS]]]
Francisco Rodríguez, en el entrenamiento del sábado en el IES Pirámide.
Pablo Segura

Todo lo que podía salir mal el sábado se cumplió y así la continuidad de la SD Huesca en Primera División se jugará en el mediodía de este domingo en el Coliseum Alfonso Pérez y sin que los oscenses vayan a hacer acto de presencia sobre el terreno de juego. Las victorias del Levante sobre el Rayo (4-1) y del Celta con el Barcelona (2-0) hacen que los ojos, el alma y el corazón de los azulgranas vayan a estar más que atentos a lo que ocurra entre el Getafe y el Girona. Si los catalanes se imponen, los altoaragoneses serán ya equipo de Segunda División incluso antes de que el pitido inicial del Huesca-Valencia se escuche a las 20.45 en El Alcoraz. La situación, a tres jornadas para el final de la temporada, es así de dramática. Los de Francisco se han visto abocados a llegar al último tramo de la temporada dependiendo de un buen puñado de conjuntos para asegurar su supervivencia en la máxima categoría y hasta el momento la suerte no le está ni mucho menos sonriendo.

En el caso de que ahora sí lo haga y el Getafe, que pelea por la cuarta plaza, última que da derecho a competir en la próxima Liga de Campeones, contenga a los catalanes, lo ideal para seguir sustentando la fe en la salvación en una base relativamente sólida es ganar. El empate, confiando en que el Girona caiga, mantendrá las constantes vitales siempre y cuando el Valladolid, que recibe al Athletic a las 18.30, no sume los tres puntos. Con la derrota ya no habrá nada más que hacer de cara a la visita al Betis la próxima semana y al recibimiento al Leganés en el cierre de la campaña.

Ocurra lo que ocurra, lo que es seguro es que Francisco y sus hombres sabrán a qué atenerse. El hecho de ser los encargados de clausurar la jornada tiene por un lado esa ventaja, pero a la vez también puede convertirse en un condicionante al trasladarles toda la presión. De todos modos, la esperanza y el espíritu de lucha parece arraigado con fuerza en un equipo que en los últimos días ha seguido prometiendo que peleará hasta el final y que está convencido de que, de superar la cita de hoy, alcanzará la última parada del curso aún con vida, objetivo que siempre se ha marcado desde la llegada de Francisco al banquillo.

Al duelo se presenta pudiendo presumir de una racha de seis partidos sin perder que, eso sí, tan solo contiene una victoria. En esos choques, los azulgranas han competido bien e incluso dejaron la meta a cero en tres ocasiones consecutivas antes del 1-1 con el Villarreal de la semana pasada.

Enfrente, el Valencia, sexto, llega tras caer el jueves con el Arsenal 3-1 en la ida de las semifinales de la Liga Europa y después dos derrotas consecutivas en la competición doméstica por lo que necesita el triunfo tanto como espaldarazo moral como para poder seguir optando a la cuarta plaza de la Liga, de la que se encuentra a tres puntos.

Francisco baraja la posibilidad de cambiar la forma de juego que viene desarrollando su equipo. A ello le impulsa tanto los jugadores de los que dispone o, mejor dicho, de los que no dispone, como las características particulares del oponente, del que le preocupa la rapidez con la que es capaz de montar sus ataques, especialmente tras los robos de balón.

A la hora de configurar su once deberá hacer frente a varias bajas. Para el lateral derecho, con Miramón y Akapo lesionados y las alternativas de Pulido y Herrera tampoco disponibles al estar sancionados, lo más probable es que opte por reubicar allí a Ferreiro, algo que ya tuvo que hacer en los duelos contra el Sevilla y el Getafe. El hecho de situar atrás a un jugador con marcado carácter ofensivo obligará a que sus compañeros lo arropen por lo que no sería de extrañar que se desempolve el dibujo con tres centrales y dos carrileros o el de cuatro defensas y un pivote. Galán tendría un sitio fijo en la izquierda y Mantovani y Etxeita en el centro mientras que Diéguez y Musto pugnarían por la otra plaza. Por delante, Moi Gómez, Ávila y Gallego parecen inamovibles, mientras que Rivera podría retornar a la titularidad.

En los chés, que a los intereses que aún mantienen en la Liga y en la competición europea suman que están clasificados para la final de la Copa del Rey, no podrán jugar seguro los lesionados Kondogbia y Cheryshev, además de Kang In Lee, concentrado con la selección sub 20 de Corea del Sur. Se había especulado con que Marcelino, que tras el experimento con cuatro defensas y dos laterales de Londres regresará al 4-4-2, podría dar descanso a varios de sus hombres importantes, pero finalmente optó por desplazarse a Huesca con sus pesos pesados.

En el seno del vestuario azulgrana existe la sensación de que el fútbol no ha sido hasta el momento todo lo justo que debería con el Huesca. Así pues, ha llegado el momento de empezar a reclamar esa deuda. La primera puerta a la que llamar es la del Getafe-Girona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión