SD Huesca

SD Huesca

Un encuentro para soñar

La SD Huesca recibe al Alavés con la posibilidad de cerrar la jornada a solo un punto de la permanencia.

entrenamiento
Entrenamiento de la SD Huesca.
SD Huesca

Un punto, esa es la distancia que puede separar a la Sociedad Deportiva Huesca de la salvación cuando el domingo la jornada 28 toque a su fin. Es decir, un pequeño riachuelo comparado con el océano de once puntos que se abría ante sus ojos hace tan solo siete partidos. Para que el sueño se haga realidad lo primero que se debe cumplir es que los azulgranas tumben en El Alcoraz al Alavés, que se presenta como quinto clasificado, este sábado (13.00). Después, habrá que estar atentos a lo que ocurra en otros choques como en el Real Madrid-Celta, el Villarreal-Rayo y el Eibar-Valladolid. La empresa no es sencilla, pero tampoco lo era derrotar al Sevilla, anterior conjunto en pasar por la capital oscense, y se consiguió. Y a eso se agarran los altoaragoneses, al espíritu de lucha y la solidez mostrada en sus últimas actuaciones.

Como empieza a ser norma de la casa, la semana no ha sido precisamente tranquila en cuanto a la salud de los jugadores. De nuevo, las ausencias y las incógnitas han marcado los entrenamientos. Varias son las incógnitas con las que cuenta el técnico Francisco Rodríguez y principalmente se concentran en la defensa.

Miramón ha acortado los plazos de recuperación de la lesión en el bíceps femoral que le impidió jugar contra el Getafe y parece seguro que estará disponible. Mientras que Etxeita, con un golpe en el sóleo que le ha mantenido entre algodones en el tramo final de la semana, y Akapo, con una contractura, están descartados.

Además, finalmente no se podrá vestir de corto Javi Galán, después de que el comité de Apelación desestimase el recurso presentado por el club para que le fuese anulada la amarilla que vio en el Alfonso Pérez y que supuso la quinta de su cuenta. A este respecto, tampoco Francisco podrá estar en el banquillo al ser ratificado su castigo de dos partidos de suspensión y también se encuentra sancionado Musto.

De este modo, el preparador almeriense dispondrá de cuatro zagueros, Miramón, Pulido, Diéguez y el recién llegado Mantovani, que debutará como titular después de que se incorporase a la disciplina azulgrana el miércoles cedido desde Las Palmas para cubrir la baja de Insua. Toda vez que el sistema con tres centrales y dos carrileros parece inamovible, el elegido para ocupar el carril izquierdo podría ser Ferreiro. 

Otro que regresará antes de los previsto es Christian Rivera. El medio, operado en el codo el 26 de febrero, volvió a los entrenamientos la semana pasada y en ésta se ha ejercitado con normalidad junto al resto de sus compañeros.

El desenlace del desplazamiento a Getafe (2-1) también ha sido otro de los vectores de los últimos días. El penalti no señalado a Musto al final indignó tanto al vestuario como al club, que emitió un comunicado de protesta al día siguiente. Ahora, Francisco espera que sus jugadores se centren exclusivamente en el juego.

Enfrente, tendrán a un oponente que no ha conocido la derrota en sus últimos cinco compromisos, que ve cómo su objetivo inicial, el de la salvación, lo tiene ya en el bolsillo y que se permite pensar en cotas altas. Cuatro puntos le separan de los puestos de Champions League que marca el Getafe, un caso muy similar al de los vascos.

Los de Abelardo, como bien pudo comprobar el Huesca en Mendizorroza, cuando, a pesar de adelantarse, acabó perdiendo por 2-1, son un equipo sólido en defensa y con pegada en ataque. En los extremos Jony Rodríguez y Takashi Inui son los encargados de llevar el peligro. Llegan sin lateral izquierdo y con Burgui como baja para lo que resta de curso.

El ambiente en El Alcoraz se espera que sea de nuevo de gala con una gran entrada. Además

Etiquetas
Comentarios