Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Escribá: "Esperamos aprovechar la inercia positiva del gol del triunfo ante el Ibiza"

El entrenador del Real Zaragoza sueña con cuajar una semana perfecta con 9 puntos y escalar en la clasificación tras el impulso favorable de la épica victoria ante los baleares .

Fran Escribá, contento y satisfecho, al finalizar la rueda de prensa de este lunes previa al viaje a Albacete.
Fran Escribá, contento y satisfecho, al finalizar la rueda de prensa de este lunes previa al viaje a Albacete.
Oliver Duch | Daniel Marzo

Aún no se han pasado los efectos del triunfo por 2-1 ante el Ibiza de la tarde del sábado y el Real Zaragoza ha dado carpetazo obligado a esa buena nueva. La liga trae jornada intersemanal, este martes en Albacete (21.00) y es necesario pensar en clave de futuro. El entrenador, Fran Escribá, compareció ante los periodistas con un talante cargado de satisfacción y optimismo que aporta un aire nuevo y agradable al presente.

"El equipo físicamente está bien. Hay golpes, algunas molestias propias de haber jugado un partido hace menos de 48 horas, pero es lo normal. Van a estar disponibles para Albacete los mismos que contra el Ibiza. Pero va a haber cambios, seguro. En una semana de tres partidos es obligado. Ni aunque estuvieran todos perfectos, repetiría equipo los tres días. Son solo 72 horas entre jornada y jornada y solo tenemos una sesión de trabajo real entremedias, la del domingo no cuenta", explicó el técnico en esta matinal de niebla y frío tremendo en la Ciudad Deportiva. 

El gol de Bermejo en el último suspiro ante los ibicencos cambió el escenario de raíz: de un lío de primer orden, el que se preparaba con un nuevo patinazo ante el colista, se pasó a una victoria balsámica que abre la puerta a la esperanza. "Ojalá ese gol en el minuto 91 sea lo que necesitábamos para cambiar las cosas. Las semanas de 9 puntos, si las aprovechas bien, puedes dar un salto importante en la clasificación. Ojalá, esa es la idea", deseó en voz alta el valenciano. 

"Veníamos de un final doloroso en Burgos, donde nos empataron a última hora. Y esta vez contra el Ibiza fue al revés. El fútbol tiene este tipo de cosas. El equipo ha demostrado que hasta el último minuto se deja todo y no baja los brazos. Hemos marcado goles en los últimos minutos en los últimos tres partidos. El triunfo ante el Ibiza nos anima mucho a todos. Ahora esperamos aprovechar esta inercia positiva para ser capaces de hacer una buena semana", apostilló para dejar patente el impulso moral que ha adquirido el vestuario tras este paso positivo, que tan necesario era entre la zozobra. 

Escribá avisa de un partido duro frente a un Albacete, recién ascendido de Primera RFEF el pasado verano, que está llevando a cabo una notable temporada en su vuelta al fútbol profesional. "El Albacete es un rival que juega bien, con jugadores muy interesantes. Viene de encajar cuatro goles en Miranda, pero tambibén marcó dos. Tiene mucho poder ofensivo y queremos minimizarlo porque es peligroso. Es un conjunto con muchas variantes en ataque, que tiene mucha llegada y los conceptos muy claros en la incorporación de mucha gente desde la segunda línea", avisó al referirse al perfil de lo que tendrá enfrente el Real Zaragoza en el Carlos Belmonte en muy poco tiempo. 

Escribá jamás esconde los defectos del equipo que ha heredado tras un cuatrimestre de malos pasos. "Este Real Zaragoza tiene aún un margen amplio de mejora. Quiero que seamos mucho más difíciles de batir defensivamente. En ataque, en mis tres partidos de liga, hemos tirado muchísimo más de lo que nos han rematado a nosotros, hemos generado muchas ocasiones. Pero a veces tenemos mucha posesión que no produce nada. El último día ante el Ibiza es el día en el que menos satisfecho me quedé pese a ganar al final. Mi obsesión sigue siendo mejorar en todos los aspectos", dijo con una pose de naturalidad loable, con una modestia que habla bien de su personalidad y modo de acometer su profesión. 

Y prosiguió con su análisis, que ayuda a conocer desde fuera cómo se analizan las cosas en el seno del vestuario. "Sé que aún no hemos dejado nuestra portería a cero conmigo. No quiero obsesionarme con esto. Pero en esta categoría tengo claro que los equipos que encajan pocos goles están siempre arriba y cerca de los objetivos buenos", añadió para pedir un esfuerzo extra al equipo en la faceta de destrucción, más allá de que la carencia de gol sea el principal pecado de la estructura del actual bloque. 

El singular caso 'Pape Gueye'

Escribá abordó, también con un sentido común digno de aplauso, el singular caso de la inoperancia del delantero centro estrella fichado por el destituido Miguel Torrecilla al final del mercado de verano: el senegalés Makhtar Pape Gueye. Once partidos lleva ya jugados el africano, un ariete tanque de 1,95 de estatura, sin haber anotado un solo gol. Un lujo que un equipo como el Real Zaragoza no debe permitirse. 

"A veces sucede que en esa fase del partido cuando juega Gueye tienes un tipo de jugadores en el campo que no son de irse por fuera y poner centros buenos, casos de Bermejo a pierna cambiada, de Eugeni... Esto sería más cuestión de los laterales, pero para entonces Gámez y Nieto, el último día, estaban ya con fatiga y no llegaban tanto arriba. No somos un equipo poderoso en el juego áereo, como se vio en defensa en el gol del Ibiza, en el que ellos erán mucho más altos y fuertes", empezó narrando el entrenador al respecto. 

"En ataque, es verdad que todo pasa porque los lanzamientos de centros sean buenos. Muchas veces hacemos los movimientos bien y, luego, el centro es un desastre. Pero en otras ocasiones sí ponemos la pelota ahí, donde queremos, y eso está perfectamente ensayado. Sí que es verdad que, en lo que hablamos de Pape Gueye, es cierto que sucede. Cuando tengamos a este jugador en el campo hemos de saber que tenemos otras alternativas que utilizar. Y eso hay que mejorarlo", admitió sin problemas. 

Escribá presumió de su afán por mejorar la producción de goles desde la estrategia, algo a lo que los dos cabezazos de Jair en Burgos y ante el Ibiza han dado brillo. "Ya dije al venir la importancia que tiene para mí el balón parado. Ahora me gustaría mucho ver un gol de falta directa, que sé que no sucede aquí hace mucho tiempo", dejó como deber antes de viajar a Albacete, este lunes a las 16.00. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión