Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

fútbol

El Real Zaragoza no gana ni de penalti y deja vivo a un Huesca poco acertado

En un partido trabado, feo de ver, tenso y equilibrado, Álvaro Giménez falló una pena máxima en el minuto 84. Los de Jim no ven puerta ni a bocajarro y se atascan peligrosamente en la zona baja.

Empate a cero entre Real Zaragoza y Huesca en el duelo aragonés de la 9ª jornada de Segunda en un duelo trabado, feo de ver, con juego tenso y equilibrado que, al final, los zaragocistas desperdiciaron al tirar Álvaro Giménez un penalti al poste en el minuto 84. Ni desde los once metros sabe ganar el equipo de Juan Ignacio Martínez, gafado a más no poder ante las porterías contrarias y con un balance de cifras que augura problemas serios en el futuro próximo. La deseable reacción no llega porque nadie es capaz de generar goles y así el fútbol castiga irremediablemente a los blanquillos.

El equipo zaragocista, espoleado por el ambientazo enorme generado por la afición blanquilla, salió al campo empujado por un viento favorable que le hizo parecer mejor durante siete u ocho minutos. Nada más. Hasta ahí le duró el gas a los de Juan Ignacio Martínez 'Jim', tan atrancados como siempre en el juego creativo ante rivales de cierta enjundia. Y el Huesca, sin duda, lo es. Los oscenses se vieron sorprendidos en ese preludio, algo nerviosos y sin conectar la onda del juego. En el minuto 1, en la primera acción, Vada falló un gol que no se debe errar en condiciones de buena praxis futbolística. Solo en la frontal, en carrera, golpeó fatal, mordido, fuera del marco.

Atacaba el Real Zaragoza bien por la derecha, con un Gámez incisivo desde atrás que, eso sí, no daba el último pase bien jamás, dubitativo, sin atreverse a hacerlo a la primera ante desmarques claros de Nano y Narváez. Una pena esa indecisión perenne de valenciano, que lo está devaluando día a día. Se fueron al limbo varias opciones de mayor peligro, con el público volcado. Pero el cuadro azulgrana espabiló a base de cortar el fútbol con faltas y llevar el tempo a más parsimonia y control. Joaquín abrió la espita de las oportunidades oscenses, con una jugada a lo Messi, con cinco regates cortos dentro del área, ganando terreno hacia la portería, que concluyó ante Cristian Álvarez con un disparo raso a los pies del portero local. Era el minuto 9 y ahí se apagó el cuadro de Jim hasta el descanso, prácticamente.

Foto del partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Vídeo resumen del partido Real Zaragoza-SD Huesca
La Liga

Mateu, en el 12, empezó un recital de córneres directos, todos desde la banda derecha del ataque del Huesca. Cristian Álvarez salvó el primero con sumos apuros en el segundo palo. Después, entre los centrales y algún apoyo de Eguaras, salió del problema el equipo blanquillo como pudo. Los de Ambriz, sin un brillo de más en las combinaciones en la medular, se bastaban para dominar al Zaragoza con un buen posicionamiento, cortes de todos los balones que Eguaras, Zapater y demás medios locales intentaban hilvanar siempre con torpeza y las consiguientes contras rápidas. Joaquín, que se comió en los encares a Chavarría varias veces, lanzó al larguero en el 36, la mejor oportunidad de gol visitante (el balón rozó levemente antes en el lateral).

El árbitro, Hernández Maeso, mal ayudado en las bandas, ayudó a hacer feo el espectáculo futbolístico por sus subjetivas interpretaciones de las faltas, que crisparon a todos, más a los zaragocistas. La primera mitad fue mala del Real Zaragoza y bastante espesa de un Huesca, eso sí, un puntito superior en orden y repertorio de jugadas. Los azulgranas siempre sabían qué iban a hacer con la pelota. Los de Jim fueron al tuntún, demasiado improvisado todo. Sin encontrar nunca a los dos puntas, Narváez y Nano, en un novedoso 4-4-2 en fase ofensiva, al que no se incorporó bien nunca un torpe Vada, sin eficacia además el argentino en las labores defensivas

Nano erró un gol increíble en el 40, solo ante el portero Andrés en la única llegada al área de los zaragozanos en media hora larga. Remató a sus manos. La jueza de línea o asistenta dijo que era fuera de juego. De ser gol, quizá el VAR le hubiese quitado la razón y en el descanso el tanteador hubiese sido 1-0. Pero solo tal vez. Después de ver el VAR en la Liga de Naciones, lo que ven los ojos no tiene por qué coincidir con una realidad paralela e insondable de algún letrado del reglamento.

Foto del partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Foto del partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Guillermo Mestre / Toni Galán

El segundo tiempo se afrontó con incertidumbres a todas caras. El Real Zaragoza parecía abocado a otro tropiezo, el enésimo, de no mediar una metamorfosis rotunda. El Huesca necesitaba un poco más de agilidad en ataque, de imaginación con el balón. La centrifugadora de Jim y Ambriz era esta vez más importante que nunca para aclarar ideas. En el equipo local entró Álvaro Giménez en vez de Nano, de nuevo inédito. Y en los oscenses, Cristian Salvador relevó a un Seoane oscuro, frío en exceso y con problemas físicos.

El Zaragoza arrancó como al principio de la noche, mandando con el aire de su gente. Álvaro Giménez, en su primer balón, cabeceó en el 48 un centro de Chavarría y Andrés Fernández, en palomita fotogénica, sacó el balón a córner. A la salida de este saque de esquina, Eguaras voleó en la frontal el rechace inicial de la zaga azulgrana y forzó al portero a hacer una gran parada bajo palos. De nuevo le faltaba puntería a los blanquillos, su mal endémico. En la primera salida con veneno del Huesca, se pidió un penalti de VAR por una mano de Chavarría en la cobertura por alto de un centro al área. Los jueces de Las Rozas no vieron nada punible después de ver la moviola.

Y se repitió la historia de una hora antes. El Huesca cogió las riendas en el 55, el Zaragoza se aturulló sin saber cómo hacer tres pases seguidos ni cómo salir de atrás con cierto rigor. El partido se desvió a terrenos de fealdad y falta de soltura de unos y otros. Los oscenses, porque con el balón tampoco sabían llegar a hacer daño en la zona del área. Mikel Rico, en el 60, falló un gol hecho, en un pase atrás de Joaquín en una contra que pilló al Zaragoza dormido, que el vasco remató alto, en el área, con todo a favor.

De la devaluación del VAR quedó prueba palpable en un agarrón de varios segundos de Ignasi Miquel a Jair a la salida de un córner en el 62. Increíble que eso no se pite televisión mediante. Cuando aún se comentaba esa llave de judo del central oscense, Álvaro Giménez, en el 64, reventó la pelota contra el poste derecho de un batido Andrés. No hay manera de que el Zaragoza y algunos de sus puntas vean el gol con normalidad y naturalidad. Era un remate franco, solo en el punto de penalti. Ni por esas. Tampoco entró el videoarbitraje en una posible agresión de Pulido a Giménez poco después, sin balón de por medio. Todo esto sirvió para enturbiar la recta final del duelo.

Partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
TONI GALAN

Ferreiro relevó a un cansado Joaquín a falta de 20 minutos en la ofensiva del Huesca. El capitán Pulido, inmersos en unas inusuales tareas atacantes, estuvo cerca del 0-1 en el minuto 72 tras una mala defensa zaragocista en un repliegue. El partido se abrió de par en par para que cualquiera se lo llevase en un error del rival. Mateu, a falta de 12 minutos, inoculó otra dosis de dos córneres cerrados para complicarle la vida a Cristian Álvarez. Los zaragocistas estuvieron largo rato apagados tras el palo de Giménez. Jim puso en danza a Igbekeme en vez de un desenchufado Vada, decepcionante.

Y, como caída del cielo, en el 82, una falta de Florian a Giménez, en la misma raya del área, se transformó en penalti, esta vez sí, gracias al VAR. El árbitro la había pitado fuera. Dio igual para el Real Zaragoza. El propio Álvaro Giménez, especialista en todos sus equipos anteriores en las penas máximas, lanzó desde los 11 metros al poste derecho, el mismo que había tocado ya antes a quemarropa en juego. Está maldito este delantero desde su llegada, heredando los embrujos de Vuckic y Toro Fernández. Voló en el minuto 84 la opción del triunfo. Ya no le entran al Zaragoza ni los penaltis. Qué mal síntoma para los blanquillos. Por el contrario, los oscenses celebraron la pifia de Giménez como si de la Copa de Europa se tratase. Acababan de librarse de una nueva derrota por impericia del rival.

El final del choque cayó como un jarro enorme de agua helada sobre el zaragocismo. Sigue sin ver ganar a su equipo. Cinco partidos arrugados y a la papelera en La Romareda. Tres con empates a cero, lo más que puede lograr por ahora un equipo que no ve puerta. Es evidente que el problema es morrocotudo y que el paso de las semanas, ya muchas, enciende inevitablemente las alarmas. Los números de los de Jim son para tener sudores fríos pensando en el futuro. Y los subterfugios y burladeros cada vez son más de papel cebolla y menos consistentes.

Foto del partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Foto del partido Real Zaragoza-Huesca, novena jornada de Segunda División
Guillermo Mestre / Toni Galán

Ficha Técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Gámez, Lluís López, Jair, Chavarría; Eguaras (Petrovic, 91), Zapater (Adrián González, 91); Bermejo (Azón, 91), Vada (Igbekeme, 76); Nano (Álvaro Giménez, 46) y Narváez.

SD Huesca: Andrés Fernández; Buffarini, Pulido, Ignasi Miquel, Florian Miguel (Nwakali, 86); Mikel Rico, Seoane (Cristian Salvador, 46); Joaquín (Ferreiro, 69), Mateu; Escriche y Pitta (Gaich, 90).

Árbitro: Hernández Maeso (Comité Extremeño). Amonestó a Florian Miguel (22), Escriche (33), Bermejo (44), Pitta (84) y Zapater (89)

Incidencias: Noche agradable en Zaragoza, con 18 grados tras un día soleado. El césped de La Romareda presentó un aceptable estado, algo blando y resbaladizo. En las gradas se dio la mejor entrada desde que el fútbol se cerró por la crisis sanitaria del covid-19, por encima de los 26.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador y exentrenador zaragocista Luis Belló, fallecido en las últimas fechas. El Real Zaragoza falló un penalti, por medio de Álvaro Giménez, en el minuto 84

Placeholder mam module
Partido Real Zaragoza-SD Huesca, en directo
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión