Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Real Zaragoza: el fútbol que viene

La ausencia de público en las gradas de sus partidos representa el cambio más drástico en el reinicio de la competición. Pero no será el único, nuevos modos y normas entran en escena: cinco cambios, convocatorias de 21-23 futbolistas, pausas de hidratación….

Primer entrenamiento en grupo del Real Zaragoza.
Primer entrenamiento en grupo del Real Zaragoza.
TINO GIL

El Real Zaragoza regresará al fútbol sin su mejor patrimonio, sus aficionados, y la puerta cerrada como régimen de celebración de sus partidos durante las próximas semanas. Esta será la principal novedad de la ‘nueva realidad’ del deporte de masas por antonomasia. Un periodo que también implica transformaciones drásticas en su organización: protocolos de seguridad, de prevención sanitaria, de viajes, de logística… El impacto visual del fútbol y su escenificación como espectáculo va a sufrir un profundo cambio, como ya estamos viendo en las últimas tres semanas en Alemania con la Bundesliga.

Pero esta provisional mutación del fútbol no solo afectará a sus rasgos generales, sino también al juego, a todo el sistema normativo que rigen dentro del terreno, del césped, durante el tiempo de juego. El aficionado, cuando se reencuentre con el Real Zaragoza el próximo sábado, descubrirá nuevos comportamientos, pero también novedades en la reglamentación y en las pautas internas de un partido. Estas son las principales:

1. Cinco cambios de jugadores.

La FIFA aprobó en mayo la solicitud de ampliar el número de cambios en los partidos oficiales hasta la temporada 2020-2021 con el objetivo de preservar la salud física de los jugadores ante la acumulación de minutos y la reducción del descanso que se avecina. De este modo, los equipos podrán realizar cinco cambios durante el partido, aunque deberán repartirlos en tres turnos por equipo. El descanso del encuentro no contabiliza como tiempo de sustitución. En partidos con prórroga (formato copa) se podrá hace uno más en ese tiempo extra.

2. Convocatorias de 23 jugadores.

Los equipos estarán ahora habilitados para incluir a 23 futbolistas en la lista oficial de convocados, aunque solo hasta 21 podrán ingresar en el acta del encuentro, por lo que debería haber dos descartes. Habría así 11 titulares y diez suplentes si así se estima. En Alemania o Italia, ya en tiempos previos al coronavirus, los equipos tenían entre 9 y 10 suplentes. En España, la norma establecía un máximo de 7 recambios disponibles en el banquillo. Para preservar las recomendaciones de distanciamiento social, los suplentes y descartes se sentarán fuera del banquillo, una zona que se ampliará hacia las zonas de asientos de la gradas más próximas. Todos ellos deberán llevar mascarilla hasta su salida al calentamientos.

3. Pausas de hidratación.

En España, conforme avance el verano y aumenten las temperaturas, al margen de la franja horaria en la que se jueguen los partidos, se permitirán dos pausas por hidratación, una en cada tiempo, para que los jugadores repongan líquidos y sales minerales. Cada futbolista tendrá su botella o bidón particular, de uso intransferibles, con su dorsal o nombre.

4. Sorteo de campos.

Todas las ceremonias previas al inicio del partido se han cancelado. No podrán entrar niños ni mascotas, ni tampoco los equipos saldrán juntos y realizarán el habitual pasamanos de saludos. Tampoco formarán para la foto de rigor. El sorteo de campos se hará también sin saludos, con distancia entre los capitanes y equipo arbitral y sin intercambio de obsequios.

5. Cambios de balón.

Los cuatro recogepelotas autorizados deberán, cuando un balón salga del terreno de juego, devolver otro, debidamente desinfectado siempre que el ritmo del partido lo permita y sea posible. De este modo, será muy frecuente el cambio de balones durante el choque, algo que puede influir en determinados momentos de los partidos.

6. Distancia arbitral.

El colegiado principal, aquellos con un talante más cercano y dialogante, deberán modificar sus modos de actuación. No podrán dar indicaciones ni explicaciones a corta distancia, mediante careos con los futbolistas. También deberán amonestar alejados del jugador.

7. Los goles.

Existe la recomendación a los futbolistas de evitar abrazos y palmeos en la celebración de los goles, y en otros lances del juego. Con esta medida -en Alemania la realización de los partidos evita las imágenes de los festejos- más que reducir riesgos de contacto, se trata de concienciar y sensibilizar al aficionado sobre la distancia social y las normas de prevención.

Etiquetas
Comentarios