Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

25 aniversario de la recopa

José Ángel de la Casa: "La Recopa del Real Zaragoza es una fecha muy importante en mi carrera profesional"

El carismático periodista rememora la final de París, que él narró para TVE, y valora cómo ha cambiado el fútbol y las retransmisiones deportivas en los últimos años.

José Ángel de la Casa, en la casa de su localidad: Los Cerralbos (Toledo)
José Ángel de la Casa, en la casa de su localidad natal: Los Cerralbos (Toledo)
Heraldo

Hablar de José Ángel de la Casa (Los Cerralbos, Toledo, 1950) es hablar de una de las voces más icónicas y reconocibles del periodismo deportivo en España. Su inconfundible estilo, sobrio y pausado, narró durante más de 30 años las principales gestas del fútbol nacional. La más recordada, su inolvidable "goooooool de Señor", segundos después de que el exfutbolista del Real Zaragoza culminase el famoso 12-1 que la selección española le endosó a Malta.

Ligado a RTVE desde 1974, De la Casa comenzó su andadura profesional retransmitiendo una de sus grandes pasiones: el atletismo. En 2007, tras toda una vida ligado al ente público, se acogió a un ERE que le obligó a prejubilarse y a comenzar una nueva vida. Abandonó los estadios y la televisión, pero no el micrófono, con el que cada día dedica unos minutos a cantar. La música, junto al golf, diferentes ejercicios físicos, clases de piano y una "férrea" disciplina en la toma de medicación, se ha convertido en la mejor terapia para luchar contra el párkinson que le diagnosticaron en 2004. "Las cuerdas vocales son como los músculos de los futbolistas, hay que entrenarlas todos los días para mantenerlas activas", advierte.

A sus 70 años, el carismático periodista atiende a HERALDO desde su localidad natal para rememorar cómo vivió la gesta de Paris, un acontecimiento que retransmitió a través de La 2 de TVE. 

¿Qué tal está?

Me encuentro bien, afortunadamente no he tenido ningún contratiempo importante con el coronavirus. Sigo manteniendo mi rutina de medicación para el párkinson.

¿Cómo es un día en la vida de José Ángel de la Casa?

Me levanto pronto, sobre las 8 de la mañana. Tomo mi primera medicación y hago un poco de ejercicio físico. Después suelo leer, ver las noticias y comer en mi casa. Por la tarde me dedico a escribir, a ver la televisión, vuelvo a hacer ejercicio físico… Una vida normal, conviviendo con esta enfermedad (el coronavirus) que nos tiene a todos descolocados.

Este domingo, 10 de mayo, se cumple el 25 aniversario de la Recopa de Europa que cosechó el Real Zaragoza en París. ¿Cómo recuerda la final?

Como una fecha muy importante en mi trayectoria profesional. Tuve la gran suerte de coincidir con un Real Zaragoza espléndido, que vivió una etapa brillante. Dentro de esas rutinas que tienen las competiciones internacionales, en las que aparecen casi siempre los mismos equipos, el sistema de competición permitía llevar equipos como el Zaragoza, bien preparados y bien dotados técnica y físicamente, que pudieran aparecer en esos torneos.

"Víctor Fernández continúa siendo un gran entrenador"

¿Qué es lo que más le impresionó de aquel equipo?

A mí me gustaba mucho, además del centro del campo, cómo salían al contraataque: era un equipo peligrosísimo, con una velocidad tremenda y muchísima calidad. Defensivamente era un equipo fuerte, duro. El Zaragoza era un conjunto muy compensado: Pardeza, Esnáider, Nayim, Cedrún, Cáceres… Coincidieron en el tiempo futbolistas de muchísima calidad.

Y en el banquillo, Víctor Fernández

Era un técnico muy joven en aquella época, sin ninguna experiencia previa en esos niveles. No es habitual encontrar un equipo donde el entrenador es joven y, además, muy bueno. Víctor hoy continúa siendo un gran entrenador.

Usted narró la ‘Séptima’ Copa de Europa del Real Madrid, al FC Barcelona en Wembley… pero siempre dijo que la Recopa del Zaragoza fue algo especial.

Sí sí, por supuesto. Además de tener muy buenos jugadores, había que pelear y luchar muchísimo para disputar aquel torneo. Y el Zaragoza lo hizo. Es muy gratificante transmitir éxitos de equipos como el Real Madrid o el FC Barcelona, pero también es mucho más emocionante, porque no se producía todos los años, narrar títulos como aquel del Zaragoza.

¿Qué sintió cuando vio entrar aquel balón de Nayim en la portería de Seaman y la cara que se le quedó al portero?

Lo mismo que todos. Lo primero, una gran sorpresa. Era la última jugada del partido y todo el mundo pensaba en dejar pasar el tiempo para que pitara el árbitro el final. Cuando Nayim golpea, todos pensamos que ahí terminaba el partido y nos íbamos a los penaltis.

Y acabó, pero no hizo falta recurrir a los once metros…

Primero vimos que el balón llegaba al área; segundo, que iba a la portería; tercero, que el portero no llegaba; y cuarto, que increíblemente entraba. Nuestros rostros fueron cambiando en apenas unos segundos, toda la acción se desarrolló muy rápido.

(En este momento de la conversación, José Angel de la Casa vuelve a escuchar su propia narración del gol de Nayim) ¿Qué siente al escucharse 25 años después?

La emoción continúa intacta. Hacía mucho tiempo que no lo escuchaba. La salida del balón no imaginaba que sería aquella. Cuando se acerca al área sube el tono de la narración, fruto de la admiración y la sorpresa. Es muy bonito volver a escuchar ese momento.

¿Fue aquel uno de los goles más importantes de su trayectoria?

Por supuesto. Todos los goles conseguidos en una final son los más recordados, como es natural. Este forma parte de ese grupo de goles que han dado éxitos al fútbol español y que yo tuve la suerte de contar.

El gol que más le recuerdan siempre es el de otro exjugador del Zaragoza, aquel de Juan Señor a Malta.

Esa es la demostración de que los grandes jugadores están en los grandes equipos, pero también hay otros grupos de jugadores que, sin llegar a tener las mismas condiciones, llegan alto en base al trabajo bien hecho. El Zaragoza juntó grandes jugadores, con un gran entrenador y una afición volcada.

"La tecnología lo ha cambiado todo en el fútbol"

¿Sigue el fútbol actualmente?

Ahora tienes fútbol prácticamente todos los días. Tienes muchas más opciones, ventajas… El fútbol sigue formando una parte importante de mi vida, aunque ahora en el apartado del ocio.

Usted, con un estilo de narración tan particular, ¿cómo valora las del fútbol actual?

Son muy diferentes porque la tecnología lo ha cambiado todo. Nosotros íbamos a un campo, se colocaban las cámaras, te sentabas en tu posición y transmitías un partido de fútbol. Ahora alrededor de un partido de fútbol se montan programas enteros. Aquel día en París tendríamos alrededor de 15 cámaras, que ya era una exageración, y eso que era una final europea. Ahora cualquier partido no te baja de 20 cámaras. Antes en las cabinas tenías un monitor y un micrófono. Ahora están las cámaras arriba, a pie de campo, en el palco… La tecnología permite cosas que en aquellos años no podíamos ni imaginar.

Consulte el especial de la Recopa del Real Zaragoza

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión