Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El tobillo derecho de Luis Suárez, castigado por un rival por enésima vez

Por segundo partido consecutivo, el colombiano ha recibido una fuerte entrada en una zona que lleva entre algodones desde hace semanas. Ya es recurrente que los adversarios vayan a por su articulación más delicada.

Luis Suárez conduce el balón en el partido entre el Málaga y el Real Zaragoza
Luis Suárez conduce el balón en el partido entre el Málaga y el Real Zaragoza
@RealZaragoza

Los rivales del Real Zaragoza saben que Luis Suárez es el futbolista más determinante del equipo aragonés. El atacante colombiano es el faro ofensivo, el  jugador sobre el que gravita el fútbol de ataque del conjunto blanquillo. Suárez es un delantero difícil de defender, poderoso en el cuerpo a cuerpo, veloz, rápido... y en muchas ocasiones los rivales no saben cómo detenerle, incluido el partido de este domingo ante el Málaga en La Rosaleda. 

Sigue aquí minuto a minuto el Málaga-Real Zaragoza

En este sentido, desde hace varias jornadas, los rivales del Real Zaragoza tratan de frenar al colombiano castigando su tobillo derecho, en el que arrastra molestias desde que el centrocampista del Elche Óscar Gil le lesionara en el Martínez Valero. Entonces, una resonancia magnética nuclear desveló que Luis Suárez sufría es "un ligero edema del margen postero-superior del hueso calcáneo, junto a una pequeña bursitis preaquílea y un edema traumático del tendón aquíleo del pie derecho". 

La lesión le impidió jugar en Miranda de Ebro con el Mirandés y llegó entre algodones al partido con el Deportivo de La Coruña, donde anotó su último gol. Volvió a ser titular en Santander contra el Racing y Álvaro Cejudo, en el minuto 41, le castigó con una dura entrada precisamente en el tobillo derecho. Fue justo antes del descanso y Suárez tuvo que ser incluso atendido por las asistencias. Su rendimiento disminuyó en la segunda mitad. 

Este domingo, la historia se ha vuelto a repetir, con una dura entrada del malaguista Tete Morente en el minuto 42 que bien ha podido lesionar al zaragocista. El colegiado le ha mostrado la cartulina amarilla y Luis Suárez ha podido, finalmente, seguir jugando sin aparentes complicaciones. Los rivales no saben como frenar al Pichichi del Real Zaragoza y la han tomado con su tobillo derecho, la zona más castigada del colombiano. No es casualidad y los colegiados deberían tomar nota al respecto. 

Etiquetas
Comentarios