Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Real Zaragoza-Real Madrid: el partido del año

La visita del Madrid garantiza un llenazo en La Romareda. Los abonados que no puedan asistir al encuentro pueden ceder su localidad, recibiendo compensación económica

El encuentro se celebrará el próximo miércoles en La Romareda, día de San Valero.
El encuentro se celebrará el próximo miércoles en La Romareda, día de San Valero.
TONI GALAN

La prioridad es la Liga. Nadie lo duda. Ni desde dentro del club, ni entre los aficionados, conscientes de que los esfuerzos deben ir encaminados al ascenso. Sin embargo, en mitad de ese largo viaje con destino a Primera, la visita del Real Madrid brinda la posibilidad de rememorar el pasado más glorioso sin necesidad de espera. Un atajo hacia otro tiempo que, una vez superado el encuentro ante el Numancia, el más comprometido a nivel de concentración por el torbellino generado en las horas previas, supondrá una fiesta que supera lo estrictamente deportivo. 

Los verdaderos protagonistas serán los zaragocistas que suman siete años viendo al león rampante fuera de su hábitat, reclamando deshacerse del enrejado de la Segunda División española. Ellos, tanto los que extrañan esos tiempos mejores como los que, por edad, no los han conocido, generarán un ambiente especial en La Romareda. 

Después de que anteayer se agotasen las alrededor de 4.000 entradas libres puestas a la venta, el Real Zaragoza, a través de su página web, recordó ayer la posibilidad de que, ante una cita de alta demanda como la que se avecina, los abonados que no puedan asistir tengan la opción de ceder su localidad, recibiendo una recompensa económica si el club la vende posteriormente a través de una entrada ofrecida al resto de aficionados. 

En esta ocasión, la herramienta informática que facilita la cesión es incompatible con el acceso mediante cuota para los abonados (que tienen su localidad garantizada hasta el inicio del encuentro), si bien el Real Zaragoza ofrece la cesión de localidad para el partido mediante procedimiento presencial. 

Además, de forma excepcional, en este partido de Copa se ofrece la opción de adquirir la localidad de los ‘pequeabonos’ (menores de seis años) para que sea utilizada por un aficionado adulto. Esta solicitud deberá realizarse de forma presencial, aportando el ‘pequeabono’ y el DNI del progenitor/familiar abonado adulto. El importe de la entrada será el correspondiente a la zona del asiento, entre 60 y 95 euros (no la cuota de abonado).

Así, el club blanquillo pretende que el estadio se llene hasta la bandera, que nadie deje de acudir para animar a los suyos, en una noche que se presume mágica entre dos históricos del fútbol español que por las actuales circunstancias de los aragoneses solo pueden medirse actualmente en el torneo del KO. 

La última vez que el Real Madrid visitó Zaragoza en partido de Copa del Rey, encajó media docena de goles grabada en la memoria de los aficionados. Anteriormente, se produjeron otros apasionantes duelos que endulzan el recuerdo de los aficionados. Desde la final de Montjuic, con el 3-2 que llevó a los blanquillos a conquistar la Copa en 2004 frente a Los Galácticos, con Galletti como gran artífice, hasta el 1-5 cosechado en la campaña 1999-00 en el Santiago Bernabéu. Momentos que, desde el instante en que se conoció que el cuadro merengue sería el rival en los octavos de la que siempre fue la competición fetiche del Zaragoza, desbordaron la ilusión. 

El zaragocismo echa la vista atrás para mirar hacia el futuro. Sea cual sea el resultado de esta eliminatoria, la misma debe servir para acabar de suscitar esa comunión entre la grada y los jugadores que catapulte a estos últimos hacia el tramo final de la competición.

Etiquetas
Comentarios