Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"A Alberto Zapater, lo esperamos"

El capitán, inédito todo el curso y operado de la rodilla derecha en octubre, podría volver en marzo. Christian Lapetra, presidente del Real Zaragoza, subraya que el deseo del club es recuperar al ejeano.

Alberto Zapater, con muletas y recién operado, el pasado 6 de noviembre en la Ciudad Deportiva.
Alberto Zapater, con muletas y recién operado, el pasado 6 de noviembre en la Ciudad Deportiva.
Daniel Marzo

«Nosotros, a Alberto lo esperamos. Claro que lo esperamos. Es nuestro capitán, alguien muy importante, una persona con una ascendencia muy grande en el vestuario, una referencia para todos sus compañeros». Es la postura del club respecto del capitán, Zapater, manifestada a HERALDO DE ARAGÓN por el presidente, Christian Lapetra.

Alberto Zapater está inédito todo el curso. No ha podido jugar ni un minuto. Ni siquiera pudo incorporarse a la pretemporada, cuando el grupo acudió a Boltaña en julio para dar inicio a la campaña 2019-20, que ya anda por su mitad. Las serias molestias que arrastró durante todo el año pasado en la rodilla derecha, originadas por un problema serio en el tendón rotuliano, han acabado desviando al ejeano de la normalidad de manera drástica.

Tanto que, después de cinco meses de tratamiento con células madre, primera alternativa médica elegida para intentar solucionar el daño articular, Zapater acabó en el quirófano del doctor Hakan Alfredson, sueco afincado en Londres (Inglaterra), en cuyo Princess Grace Hospital fue intervenido el 29 de octubre.

En el club se sigue muy de cerca el caso Zapater. «Lo que le ha ocurrido era una posibilidad, algo que sabíamos que podía suceder. Son decisiones que, en su momento, hay que tomar en el ámbito médico. Se optó, inicialmente, por un tratamiento conservador. Y, al final, no dio los frutos esperados y Alberto no logró estar bien. Y por eso hubo que buscar la segunda opción, informarnos de quién era el mejor médico especialista en España, en Europa, que pudiera tratarlo y ayudarnos a solucionarlo. Ese doctor estaba en Londres (Alfredson) y, nada más verlo, decidió intervenirlo quirúrgicamente. Y ahí estamos, en pleno proceso de recuperación y esperanzados en que todo va a salir bien», repasa Christian Lapetra recordando los últimos meses de calvario y preocupación en torno a la figura del veterano futbolista cincovillés.

A punto de iniciarse el mercado invernal, que mantendrá abiertas las puertas desde el 2 al 31 de inminente mes de enero, el asunto de Zapater ha sido objeto de análisis estratégico desde el prisma de la posible utilización de su ficha, el dorsal 21, en el caso de que fuese necesario para recomponer el plantel, siempre y cuando el ejeano no pudiera reaparecer en toda la campaña. No va a ser el caso. No es lo previsto ni se contempla así, pues los médicos y recuperadores aseguran que Zapater estará de vuelta a tiempo de poder aportar su labor al equipo de Víctor Fernández.

El presidente Lapetra así lo rubrica: «A nosotros nos gustaría que Alberto pudiera disputar minutos esta temporada, por supuesto. Ahora, todavía está en la fase de resolver con calma su lesión y, después, llegará el momento de ponerse físicamente al nivel de los demás. Si pudiera ponerse bien pronto, sería un refuerzo muy positivo para el equipo, no solo en lo deportivo, sino también en lo anímico. Esperamos tenerlo apto en un periodo breve», apostilló Christian Lapetra al evaluar el momento presente de Zapater y los pronósticos que se manejan en el seno del club.

Una recuperación positiva

Mientras desde el club envían este mensaje positivo y esperanzador respecto de Alberto Zapater, el capitán blanquillo cumple ya su cuarta semana de rehabilitación específica en Barcelona, tal y como planificó el doctor Alfredson en Londres hace 58 días, tras salir del quirófano. Un mes en el que Zapater vive en la Ciudad Condal de lunes a viernes y trabaja bajo la tutela de un médico discípulo de Alfredson que tiene ahí su consulta: Ferrán Abat, en la Clínica Resport.

Duras sesiones de readaptación al movimiento por las mañanas y de fisioterapia por las tardes que, pasado ya este primer y crucial periodo pos operatorio, están manifestando una evidente progresión y mejoría en la actividad física de Zapater. El de Ejea de los Caballeros, de hecho, lleva ya una semana y media (10 días) sin muletas, caminando con normalidad. Algo que se ha producido una semana antes de lo programado al principio de todo el proceso en el que todo se mide milimétricamente.

Zapater todavía va a continuar con este régimen de recuperación, en Barcelona, durante todo el mes de enero. Ininterrumpidamente. Con viajes puntuales a Londres, si son necesarios, para que Alfredson lo supervise en persona. 

Y será durante los primeros 15 días de febrero, en ese marco temporal, cuando se pueda evaluar si ya está en condiciones de ir incorporándose progresivamente al trabajo del equipo. Este es el plan que, por ahora, circula por el mejor de los caminos.

Si todo desembocara según estas previsiones, la fecha de su ansiada y deseada reaparición sobre los terrenos de juego se ubicaría en marzo. Es decir, en torno a los dos meses y medio últimos de la liga, quizá los tres del final del calendario si nada se tuerce mientras tanto. 

Etiquetas
Comentarios