Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Pombo: "En el fútbol cada uno tiene su opinión, mi caso está ya zanjado"

El mediapunta aragonés asomó públicamente este martes por primera vez después de su renovación con el Real Zaragoza, un polémico espacio temporal en el que estuvo en venta y fuera del equipo durante un tiempo.

Jorge Pombo, en la Ciudad Deportiva.
Jorge Pombo, en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

Jorge Pombo volvió este martes a la sala de prensa. Por primera vez desde que se hizo pública su ampliación y renovación de contrato, hace apenas 10 días, el mediapunta aragonés asomó ante los medios de comunicación para mostrar su parecer después de este inesperado final a su caso. Porque, durante meses, su futuro estuvo lejos del Real Zaragoza: se le puso en venta, se le instó a marcharse y, en las últimas semanas, con la liga empezada, estuvo fuera del equipo, sin convocar por decisión del club, no contaba en términos técnicos y deportivos.

"Me siento muy afortunado. Muy contento. Renovar en la que ha sido tu casa durante toda tu vida es para estar muy contento. No hay más palabras que decir", comenzó subrayando Pombo.

El canterano dejó varias frases descriptivas de lo que ha vivido en los meses precedentes. "Hay veces que se nota más la gente que te pita que la que te aplaude. En el fútbol cada uno tiene su opinión. Creo que había mucha gente que tenía ganas de que renovase. Ha salido bien el tema y, al final, todos contentos. Asunto zanjado", comentó.

Pombo admitió que, ya durante la segunda mitad de la temporada pasada, su rendimiento se vio mediatizado por un proceso de renovación de contrato que nunca fue bien manejado por el área deportiva. "Es innegable que todo afecta. No estás mentalizado al cien por cien en lo que tienes que hacer. Dolerme, no me ha dolido nada en especial. Son cosas de las negociaciones", dijo lacónicamente para no entrar en el barro de nuevo.

A Pombo se le preguntó por si ha podido quedar algún rencor entre él y la dirección deportiva por todo lo acontecido en el último año natural a cuenta de su situación contractual y de lo sucedido durante este verano. Y esta fue su respuesta: "No hay ningún resquemor. Si yo no hubiera querido firmar, no firmo. Y si el club no me hubiera querido renovar, no me hubiera puesto la oferta encima de la mesa. El asunto está cerrado y sin marcha atrás, con mi firma. He hecho lo que quería, lo que en este momento siento", indicó.

"Es momento de olvidar el asunto de la renovación. Insisto, es un tema ya zanjado. Estoy centrado ya en el presente. Yo siempre he puesto el cien por cien sobre el campo, aunque hay veces que las cosas no te salen. Es el fútbol", apostilló al respecto.

Ya en clave de presente y de futuro inmediato, Pombo se brindó para que Víctor Fernández -que ya lo ha utilizado unos minutos ante el Extremadura y el Lugo- cuente con él en lo sucesivo con total confianza. "Físicamente me siento al 200 por cien. Y mentalmente me veo muy capacitado para ayudar al equipo. Si el míster me quiere poner de titular, estoy para ser titular. Si no me pone, estaré igualmente feliz. Lo único que puedo hacer es aportar cosas buenas", anunció.

Jorge Pombo admitió la dura competencia que tiene ante sí con la composición de la nueva plantilla en la zona de ataque. "Los fichajes son extraordinarios. Qué vas a decir de Luis Suárez, que lleva 4 goles; o de Kagawa, que lleva 2; y Rafa (Dwamena), otros 2. Es el tridente de ataque que tenemos ahora y hay que aprovecharlos lo máximo posible", señaló.

El '8' blanquillo se refirió someramente al próximo envite liguero, el singular partido que aguarda en Oviedo ante un rival, el asturiano, que es colista y vive días incandescentes. Pombo recordó el 0-4 que logró el Real Zaragoza en ese mismo estadio, el Carlos Tartiere, hace ahora un año: "Si vamos a Oviedo y volvemos con el mismo resultado que el año pasado, genial. Si volvemos con un empate, también será bueno, porque lo importante es puntuar. Hay que seguir con la racha. Es esta liga, que es una locura, el último le puede ganar al primero sin problemas. No vamos a ir relajados allí, nos da igual la posición en la que están ellos", dijo el canterano de manera un tanto sorprendente al dar por bueno el empate de antemano.

Y, por fin, se le pidió opinión sobre la polémica arbitral del último choque, con el caso del árbitro Areces Franco (y el del VAR, Varón Aceitón) en el punto de mira. Aquí, Pombo echó balones fuera y no entró ni un milímetro en el debate: "Es fútbol. Los árbitros también se equivocan. Como nosotros. Vamos a pensar ya en Oviedo".

Etiquetas
Comentarios