Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor Fernández quiere un fichaje que "es algo muy, muy especial"

El entrenador del Real Zaragoza, sin llegar al extremo del día en que anunció sin nombrarlo el fichaje de Kagawa (algo que iba a ser trascendente en la ciudad y en el vestuario), advirtió de un nuevo refuerzo singular

Víctor Fernández, este viernes en la Ciudad Deportiva, brazos en jarra y sonriente durante el último ensayo del Real Zaragoza.
Víctor Fernández, este viernes en la Ciudad Deportiva, brazos en jarra y sonriente durante el último ensayo del Real Zaragoza.
Francisco Jiménez

Comienza la liga en la noche de este sábado 17 de agosto, con el Real Zaragoza-Tenerife en La Romareda. Pero la plantilla zaragocista no está terminada de pulir. Faltan por salir Verdasca y Pombo, dos transferibles desde junio que no han encontrado acomodo aún y que, en la primera lista de Víctor Fernández, se han quedado en la grada para que nadie tenga la más mínima duda de su rol. 

Es posible también que aún pueda haber alguna salida indeseada, si algún equipo acaba viniendo con dinero suficiente para llevarse a algún jugador apetecible del plantel zaragocista. Igbekeme, centrocampista nigeriano que, curiosamente, es baja en este inicio liguero por una inoportuna gastroenteritis de la que Víctor confiaba que se iba a recuperar, es el más laminero para algunos observadores en el escaparate

Pero, por encima de todo, en la mente del entrenador aragonés está la consumación de un último fichaje. Una última bomba ("bombita" la llamó al regreso de Boltaña, en julio, cuando ya anticipó sus planes de cara al final del mercado estival) que está cociéndose a fuego lento de cara a la bajada de persiana del registro de la Liga de Fútbol Profesional, el 2 de septiembre, dentro de 16 días. 

En la rueda de prensa previa al inicio liguero de este sábado ante los tinerfeños, en la tarde de este viernes, Víctor Fernández no tuvo problema en poner en danza más detalles de ese plan larvado que un día ha de salir a la luz con nombre y apellidos.

"Lo único que puedo adelantar es que, hasta el 2 de septiembre, está todo abierto y nos falta por cerrar la plantilla. Pero debemos tener tranquilidad. No hay que precipitarse. Primero, porque no hay disponibilidad económica, porque las fichas son las que son. Y tenemos muy poco margen para equivocarnos. No nos podemos equivocar con los nuevos jugadores que entren en el vestuario del Real Zaragoza", apuntó Víctor a modo de preámbulo. 

Y fue al grano, en la medida de lo posible. "No voy a decir la demarcación en la que juega. Pero lo que estoy buscando... lo que estamos buscando, perdón, es algo muy, muy especial", se le escapó en primera persona, con marcha atrás inmediata para no dejar mal a nadie (si eso era posible). 

Entonces, para no llevar el 'trailer' a los mismos derroteros de aquel día -tras la marcha de Pep Biel a Dinamarca- en el que avisó de que venía una noticia tremenda que iba a estremecer la ciudad y que iba a tener gran impacto en el vestuario (el entonces desconocido fichaje de Kagawa, ya hecho realidad hoy), quiso meter sordina a su anuncio, un atenuador de señal para rebajar el grado de alboroto que puede formarse en un entorno sensible a la ilusión y la algarabía.

"No quiero adelantar ningún tipo de discurso porque, si no, se van a generar aquí unas cosas que... Tengo que utilizar las palabras adecuadas. Debemos cerrar la plantilla, que creo que no está cerrada aunque yo estoy muy contento con lo que tengo. Pero, dentro de nuestras posibilidades, tenemos todavía un pequeño margen (de dinero) para hacer algo especial. Entonces vamos a luchar por ello", insistió en su mensaje encriptado.

¿Va a ser solo un fichaje o aún cabría la opción de que viniese alguno más?, se le preguntó a continuación. "Si son dos, mejor que uno. Pero con uno me conformo", respondió, posiblemente sabedor de que así va a ser.

Tanto que, al final de los 19 minutos de rueda de prensa, en una frase ajena a este pasaje de su comparecencia, hizo un apunte diciendo "Shinji y el que vendrá", mezclando a Kagawa con el futuro fichaje en ciernes. Ahí queda abierta en canal la nueva incógnita a despejar por el zaragocismo en apenas dos semanas, como mucho

Etiquetas
Comentarios