Real Zaragoza

Real Zaragoza

Jiménez recupera efectivos

Romaric y Carmona se unieron este jueves al grupo. Por contra, Roberto y Apoño siguen trabajando al margen.

"Debemos refrendar con puntos la buena imagen"
J. M. MARCO

El lunes es un día extraño para jugar al fútbol. Sin embargo, en esta ocasión, las 24 horas extra respecto al tradicional fin de semana corren a favor del Real Zaragoza.El conjunto blanquillo, que prepara su próximo compromiso liguero como la final que es, espera poder enfrentarse al Granada con la mayoría de sus activos disponibles. Algo para lo que precisa de tiempo y suerte.

Sin duda, todas las miradas se centran en Apoño y Roberto. De momento, según informa el club, ambos se encuentran en fase de “readaptación deportiva” y son duda para el encuentro. Tras la derrota en Getafe, partido en el que los dos fueron baja, su importancia casi estructural para el equipo quedó demostrada. Motivo por el cual se les va a esperar hasta el último momento.

Especialmente demoledora es la estadística que explica que sin el malagueño en el campo el Real Zaragoza es incapaz de marcar gol. En total, el centrocampista es el segundo máximo realizador de los blanquillos, con siete tantos en su cuenta, además de haber servido dos asistencias. Esto es, el 'diez' zaragocista ha estado involucrado directamente en el 60% de las dianas conseguidas por el conjunto blanquillo.

Respecto a la portería, ya que Roberto quizás no llegue a tiempo para la cita, Jiménez podrá contar como alternativa con Leo Franco. El arquero argentino podrá volver a la convocatoria después de haber cumplido el partido de sanción por su expulsión frente al Valencia.

En el otro lado de la moneda se encuentran Adriá Carmona y Ndri Romaric. Tras unas semanas en el dique seco, los dos futbolistas blanquillos volvieron este jueves a ejercitarse con el grupo. Buenas noticias para el técnico, que había contado con ambos antes de que cayeran lesionados. Así, el costamarfileño fue titular ante la Real Sociedad y el joven volante catalán salió como revulsivo frente a Osasuna. Partidos que, eso sí, acabaron con derrota de los aragoneses.

De momento, el preparador blanquillo continúa sin dar pistas sobre sus planes para enfrentarse al Granada. Tras apelar al coraje y amor propio en la sala de prensa de Getafe, el técnico continúa con las sesiones de trabajo a puerta cerrada. Apelando a una unión que preside cada declaración pública efectuada por sus jugadores. Además, para aunar fuerzas, la plantilla al completo, junto al cuerpo técnico, se reunió el pasado miércoles en una comida de equipo organizada para estrechar lazos. Conseguir ir todos a una es el camino buscado para finalizar con la mala racha que atormenta al zaragocismo.

Etiquetas