Despliega el menú
Fútbol

El Alcorcón admite la pérdida del partido por alineación indebida ante el Zaragoza: "Es un duro castigo que hay que asumir"

El club madrileño asume su "error" durante el encuentro de este sábado, que terminó con empate a cero.

El Alcorcón ha admitido este domingo su alineación indebida durante varios minutos del encuentro de este sábado frente al Real Zaragoza, que el club aragonés aseguró que denunciaría ante el Comité de Competición. El encuentro terminó con empate a cero, pero una posible sanción por lo ocurrido podría ahora dar la victoria al cuadro zaragocista.

El "error", reconocido por el club madrileño, se produjo durante 9 minutos de la segunda parte del encuentro, entre el 73 y el 82. "Fue un desafortunado incidente que, en caso de impugnación por el rival, significa perder administrativamente el punto por el que tanto luchó el equipo en el campo", señala el club en un texto firmado por Iván Bravo, consejero de la entidad, que subraya que se trataría de "un duro castigo que hay que asumir con rabia y autocrítica".

La alineación indebida se produjo al juntar solo 6 fichas profesionales cuando deben ser siete. El reglamento establece que "cada uno de los equipos debe comparecer y mantener durante todo el desarrollo del partido al menos siete jugadores pertenecientes a la plantilla de la categoría en la que milita".

Ante estos hechos, el Alcorcón admite que se trata de "errores claramente evitables y que no deberían suceder", aunque rechaza señalar culpables por lo ocurrido: "No tienen nombre ni apellidos, sino que son de todos los que integramos el club, desde la presidencia hasta el resto de empleados. Todos acertamos y todos nos equivocamos".

El equipo madrileño termina su comunicado pidiendo disculpas a sus aficionados.

Texto íntegro del comunicado:

Ayer, en el partido frente al Real Zaragoza, nuestro equipo cometió durante unos minutos alineación indebida. Fue un desafortunado incidente que, en caso de impugnación por el rival, significa perder administrativamente el punto por el que tanto luchó el equipo en el campo.

El error, y la consecuencia que ello conlleva, es un duro castigo que hay que asumir con rabia y autocrítica.

Aceptamos como gente de deporte que somos que para competir tenemos que hacerlo mejor, ser capaces de evitar errores que son claramente evitables y que no deberian suceder.

Del mismo modo, comprendemos que los errores forman parte de la vida, y por ende del fútbol. Y que en la AD Alcorcon, los errores no tienen nombre ni apellidos, sino que son de todos los que integramos el club, desde la presidencia hasta el resto de empleados. Todos acertamos y todos nos equivocamos.

No son tiempos fáciles para nadie en la sociedad, tampoco para nosotros los que trabajamos en un club de fútbol. Las persona que lidian en el día a día de un equipo de deporte profesional llevan varios meses exigidos al máximo entre protocolos sanitarios, adaptación de normativas, limitaciones económicas a la hora de configurar plantillas y esfuerzos y sacrificios para mantener empleo y actividad de los clubes deportivos con ingresos muy mermados. No es por supuesto ninguna excusa, solo un atenuante a los niveles de concentración requeridos. En algún momento puede pasar que se produzcan errores que en condiciones normales quizás no se dieran. Esta vez nos ha tocado a nosotros, ojalá la temporada no depare más contratiempos a ningún equipo de La Liga.

Solo nos queda pedir perdón a nuestros aficionados, aprender del error, y seguir trabajando con la misma dedicación y humildad para competir en el terreno de juego con el mismo compromiso que todos los que componen el equipo mostraron ayer.

Etiquetas
Comentarios