Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Sulaimon tampoco continuará en el Casademont Zaragoza

Ponsarnau no cuenta con el escolta, que se unirá a las bajas seguras de Barreiro, Harris, Benzing, Wiley y Brussino. Además, el destino de Ennis apunta a Turquía.

Rasheed Sulaimon, en el partido ante el Brose Bamberg.
Rasheed Sulaimon, en el partido ante el Brose Bamberg.
Guillermo Mestre

Rasheed Sulaimon tampoco continuará en el Casademont Zaragoza. El escolta, de 27 años y 1,93 metros de estatura, no entra en los planes del nuevo técnico, Jaume Ponsarnau, por lo que el club no renovará su contrato, que finaliza este jueves a las 00.00. Su marcha se unirá a las bajas ya seguras de Jonathan Barreiro, Elias Harris, Robin Benzing, Jaco Wiley y Nico Brussino. Además, la continuidad de Dylan Ennis presenta muchos obstáculos, pese al esfuerzo económico realizado por la entidad para acometer su renovación –el destino del canadiense apunta a Turquía–, mientras que el canterno Jaime Fernández será cedido para que disponga de minutos y adquiera una mayor experiencia en el baloncesto profesional.

Asimismo, Vit Krejci está pendiente de resolver su marcha a los Oklahoma Thunder, en principio para jugar en su vinculado de la G-League, tras haber sido elegido por la franquicia estadounidense en el draft de 2020; y el Casademont Zaragoza debe decidir aún sobre el futuro de Aleix Font, un dilema que resolverá más adelante, cuando la plantilla ya presenta un estado mucho más reconocible.

En su única temporada en el conjunto zaragozano, Sulaimon no ha podido desplegar su verdadero potencial. Primero por su larga inactividad, ya que se lesionó el 2 de octubre, en la edición de la Champions League de 2020, y permaneció dos meses alejado de las pistas. Regresó frente al Joventut de Badalona, el 5 de diciembre, en la decimotercera jornada de la Liga Endesa, y luego le costó sobremanera adquirir el ritmo de competición necesario para intentar acercarse a su mejor versión. Además, estuvo desubicado: desempeñó durante muchos minutos las funciones de base, lo que minimizó sus virtudes, acentuó sus defectos y profundizó aún más en sus inseguridades, que eras muchas en las labores de dirección.

Sulaimon se incorporó al Casademont Zaragoza el pasado verano, con un contrato que contemplaba un año, más otro opcional que podía ampliar el club aragonés unilateralmente. Y llegaba avalado por sus notables actuaciones en Francia, donde había exhibido una puntería portentosa. De hecho, se trata de un francotirador formidable, con numerosos recursos en el aspecto ofensivo, tal y como ha evidenciado a lo largo de su carrera profesional. Cuando fichó por el cuadro zaragozano, el escolta venía de competir con el DJA Dijon, donde había promediado unos registros de 13,4 puntos, 2,1 rebotes y 3,3 asistencias por partido (13,5 créditos de valoración por duelo) en la Champions League, al margen de haber exhibido una efectividad del 47% en los lanzamientos triples (37 de 78). Mientras, Sulaimon había finalizado la Liga francesa con unos guarismos de 12 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias por partido.

Sin embargo, Sulaimon siempre ha estado muy alejado de su verdadera dimensión en España, salvo en partidos puntuales. Sus actuaciones han estado marcadas por sus intermitencias, por un juego entrecortado e irregular. Ha participado en 28 encuentros de la Liga Endesa, con unos números de 8 puntos, 2 rebotes y 2,2 asistencias (6,5 créditos de valoración) en 20 minutos de juego; y unos promedios de 9,5 tantos, 2,2 capturas y 3,2 pases de canasta (9,6 de nota general) en la pasada edición de la Champions League. El sustituto de Sulaimon podría ser el escolta Matt Mobley -según avanzó el periodista Juan Carlos Yubero, de la Cadena Ser-, aunque de momento las conversaciones con el Skyliners Francfort de la Bundesliga se hallan en su fase inicial. 

Pese a las notables ausencias con respecto a la temporada anterior, el Casademont insiste en transmitir tranquilidad, y divulga la idea de un proyecto sólido, estable y ambicioso, que devuelva la ilusión a la grada después de un curso notable en el torneo continental, aunque muy deficiente en el campeonato doméstico. De ahí la revolución actual.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión