Deportes
Suscríbete

balonmano

Dominicos, campeón de España infantil de balonmano

El conjunto zaragozano tumba en la final a Agustinos de Alicante tras eliminar a Granollers y Barça, respectivamente.

Final del Campeonato de España de Balonmano Infantil en Zaragoza
Final del Campeonato de España de Balonmano Infantil en Zaragoza
Francisco Jiménez

Tiene algo de embrujo el viejo pabellón Salduba, allá en el Parque Grande, en Zaragoza. Su construcción, con gradas solo detrás de las porterías, agrega singularidad a una instalación que ahora también se llama Perico Fernández, pues allí nació la leyenda del mejor deportista aragonés de la historia, con su victoria sobre el boxeador Cayetano Ojeda 'Kid Tano', punto de partida de una carrera sin parangón. Varias veces remozado, el Salduba continúa conservando su arquitectura inicial, la misma que contempló las gestas del conjunto de balonmano de Helios en los 70 y 80

Allí, entre ese magnífico ramillete de jugadores entrenados por Cruz María Ibero y después por José Luis Tejel, educaron nuestra sensibilidad balonmanística nuestros héroes de la infancia: Paco Poblador, Juan Carlos Sánchez, Carmelo Postigo, Javier Ariño, Chuchi Gómez Pitarch... Este domingo, 40 años después del paso de Helios por la División de Honor, se volvió a obrar el milagro en el Salduba, con la consecución del título de España infantil por parte de Dominicos, que tumbó en la final a Agustinos de Alicante (33-21).

Conviene aquilatar la gesta, ordenarla en el tiempo. Desde la generación del 69 de los Maristas que entrenaba Eduardo Acón (Javier Cabello, Lacámara, Óscar Mainer...) o el CAI Aragón de José Luis Tejel en la Minicopa de Torrevieja de 2008 (Álvaro del Valle, Javier Ariño junior...) Aragón no contaba con un equipo en edad formativa de dimensión semejante a Dominicos en este Campeonato de España infantil. La diferencia es que a los equipazos de Acón y Tejel los paró el Barça, y a los Dominicos no los pudo parar nadie en este mediodía para la historia del deporte aragonés.

Tanto Dominicos de Zaragoza como Agustinos de Alicante honraron su presencia en la final. El mérito de una victoria lo concede el adversario. Dominicos tuvo que derribar al BM Granollers para alcanzar la final; Agustinos, al mismísimo Barça. La presencia de dos colegios en la final ya era heroica. Llegados aquí, a la cita última, a Dominicos le salió el partido soñado. 

Con un sensacional Jorge Loriente al cuidado del portal, el conjunto que prepara Carlos Colomer se dejó la vida en defensa. Es buenísimo Loriente. Espigado, de brazos inextinguibles, tapa el corto y ofrece el largo, allí donde solo llegan sus extremidades. Apenas tiene 14 añitos, pero ya condiciona el juego y el lanzamiento del rival. Este domingo hizo campeón a Dominicos. También hará campeón al equipo que lo fiche...

Alfredo Eiroa y Pablo Martín, dos primeras líneas del Agustinos de Alicante llenos de futuro, habían acribillado al Barça en la semifinal, con 10 goles por cabeza. Colomer, técnico de Dominicos, los supo sujetar no dejándoles atacar ni mucho menos lanzar en estático, donde son verdaderamente temibles. Con una defensa presionante que se atrevió a pintar hasta un dibujo 3-3, esto es, a la yugoslava, Dominicos obligó a botar y pasar a Agustinos lejos de la línea continua de seis metros. Qué digo lejos de la línea continua... Lejos incluso de la de nueve metros... Ni una circulación completa de extremo a extremo concedió el conjunto aragonés. Verdaderamente sensacional. Cuando anotó Agustinos, fue casi siempre en penetración, donde los zaragozanos se mostraron muy rápidos de piernas y manos. Tácticamente perfectos en defensa, ayudaron muchísimo a un Loriente diferencial en la portería.

Foto de la final del Campeonato de España de balonmano infantil en Zaragoza: Dominicos-Agustinos Alicante en el pabellón Salduba
Foto de la final del Campeonato de España de balonmano infantil en Zaragoza: Dominicos-Agustinos Alicante en el pabellón Salduba
Francisco Jiménez

Después de un primer cuarto de hora igualado (9-9), la primera fuga sustancial de los aragoneses llegó en el intermedio (16-12). En los segundos 25 minutos (en infantiles se juegan 25 minutos, no 30), Dominicos literalmente voló sobre el Salduba. Acertadísimos en la finalización Ignacio Sanz, Máximo Abadía e Ivo Asarta, con un juego colectivo muy trabajado, jugando con los ojos cerrados, con muchos goles de alto porcentaje en contragolpe, el resultado parcial del segundo acto (17-9) lo proclama absolutamente todo

Un pabellón abarrotado, con más de mil personas en las gradas, en los pasillos, en todas las partes, ovacionó la gesta de unos chavales que plasman con fidelidad el gran trabajo de cantera de Dominicos y el extraordinario momento de efervescencia que vive el balonmano de base en Aragón.

La foto final, con dos clubes que son santo y seña del balonmano patrio, como el Granollers y el Barça, haciendo pasillo a dos colegios modélicos en la concepción del deporte como elemento catalizador de la educación, como Dominicos de Zaragoza y Agustinos de Alicante, sintetiza este hito del deporte aragonés. La inmensa felicidad con que el presidente de la Federación Aragonesa, Juan Carlos Caamaño, entregaba las medallas, o la alegría de Cristina García, concejala de Deportes, en la concesión de distinciones, refleja la trascendencia del momento. O la presencia del seleccionador nacional absoluto, Jordi Ribera, durante el torneo, siempre atento a los nuevos talentos. O Félix Brocate, siempre junto a Ribera. ¿Qué decir de Brocate...? Unos vienen, otros van... Brocate siempre estuvo allí. Igual arbitrando la final de Objetivo 92, que en la Liga Asobal o en el balonmano internacional, en la selección española como jefe de un equipo en el que figuraban Barrufet, Masip, Urdangarín... Más olimpiadas que nadie, Brocate...

Que Zaragoza tenga cuanto antes un equipo en Asobal, visto lo visto este mediodía en el Salduba, es una necesidad deportiva de primer orden para la ciudad de Zaragoza. Lo merecen estos chavales. Lo merece Zaragoza.

Ficha técnica:

Dominicos de Zaragoza, 33: Jorge Loriente y Javier García (porteros), Ivo Asarta (7), Miguel Royo (1), Julián Ramírez (2), Marcos Val (1), David Hernández (1), Javier Ruiz (2), Máximo Abadía (9), Sergio Sanz (-), Marcos Guillén (-), Daniel Prieto (1), Martín Domingo (1), Nicolás Martín (3) y Pablo Pinilla (-).

Agustinos de Alicante, 21: Íker Ortiz y Rodrigo Cuevas (porteros), Octavio Gomis (1), Víctor Romero (-), Alejandro López (1), Gerard Mulet (3), Alfredo Eiroa (6), Alejandro del Puente (-), Víctor Pérez (2), Pablo Martín (5), Francisco Molina (1), Pablo Navarro (-), Marcos Gisbert (1), Pablo Clar (-) y Ulises Somis.

Árbitros: Carla Canalejas y Laura Martínez. Excluyeron por dos minutos a Mulet, Eiroa y Molina.

Parciales cada cinco minutos: 3-2, 7-7, 9-9, 12-10, 16-12 (descanso), 18-13, 22-15, 26-16, 30-17 y 33-21 (final).

Incidencias: final del Campeonato de España Infantil. Se jugó en el pabellón Salduba de Zaragoza. Lleno a reventar. En la final por el tercer y cuarto puesto, disputada con anterioridad, el BM Granollers venció al Barça por 30-29.  

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión