Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

deportes

Así será el regreso de aficionados al fútbol y baloncesto profesional

La Liga tiene previsto que los clubes de Primera y Segunda puedan permitir aforos del 25% en sus estadios a partir del fin de semana del 8 y 9 de mayo. El Real Zaragoza y el Huesca podrían jugar sus últimso partidos con espectadores. 

Imagen de archivo de La Romareda vacía.
Imagen de archivo de La Romareda vacía.
José Miguel Marco

El regreso de aficionados al deporte profesional es inminente. En el caso de la Primera y Segunda División de fútbol, La Liga trabaja junto al Gobierno de España para que los clubes, entre ellos la SD Huesca y el Real Zaragoza, puedan permitir aforos del 25% en los estadios (hasta un máximo de 5.000 personas) a partir del fin de semana del 8 y 9 de mayo. Del mismo modo, la ACB, con el Casademont Zaragoza en liza, también avanza junto al CSD para que las últimas jornadas se disputen con una cifra reducida de espectadores.

La cuenta atrás ha comenzado y ahora está por ver cuáles serán las fechas definitivas. Si se confirma que ése fin de semana previo a la conclusión del estado de alarma es el señalado, la SD Huesca disputaría su primer encuentro con público en Cádiz y el reencuentro con sus seguidores tendría que esperar hasta el miércoles 12, cuando está programada la visita del Athletic a El Alcoraz. El Real Zaragoza, por su parte, podría jugar su primer partido con aficionados el sábado 8 de mayo, contra el Espanyol, y después tendría otras dos finales en su feudo ante Castellón (19 de mayo) y Leganés (30 de mayo) por delante.

Según avanzaron los programas ‘El Larguero’ y ‘El Partidazo’ y confirmó este mismo martes el oscense Roberto Bermúdez de Castro -adjunto a la presidencia de la LFP- en los micrófonos de Aragón TV, el plan de La Liga y el CSD está "listo", pero falta que el Ministerio de Sanidad, con Carolina Darias a la cabeza, dé la autorización definitiva. Así, por el momento, en el Real Zaragoza prefieren no aventurarse a hablar de cómo se organizaría el regreso de espectadores a La Romareda en la recta final de la competición, ni de la trascendencia económica que tendría.

En la presente temporada, el club zaragocista ha dejado de percibir alrededor de cuatro millones (tres en concepto de abonados y uno de taquilla) por la imposición de jugar a puerta cerrada. La SD Huesca y el Casademont Zaragoza, por su parte, declararon unas pérdidas cercanas al millón y medio de euros, por lo que la disputa de las últimas jornadas con público supondrá un alivio económico mínimo.

La reapertura de los estadios ideada para el final de liga difiere mucho de la antigua normalidad. Los clubes tienen preparados desde hace meses sus protocolos y ahora deberán ajustarlos a las últimas indicaciones sanitarias. La SD Huesca, según adelantan desde el club altoaragonés, se mantiene a la espera de tener noticias en firme sobre este asunto. La primera oportunidad para ver en vivo a los de Pacheta se daría en el mencionado encuentro contra el Athletic del 12 de mayo y la última y definitiva sería en el cierre de la Liga, frente al Valencia, en el fin de semana del 22 y el 23 de mayo.

La entidad azulgrana lleva tiempo preparándose para ese momento y, de hecho, ya ha realizado lo que pueden considerarse dos ensayos generales. Con el fin de arropar a su filial y de testar las diferentes medidas que serán necesarias aplicar, se decidió que el Huesca B disputase la fase de ascenso a la Segunda División de la RFEF, una de las dos nuevas categorías que nacerán la próxima temporada cuando se desgaje la actual Segunda B, en El Alcoraz.

Sobre un aforo limitado a 500 espectadores, siguiendo el protocolo que rige al fútbol autonómico en Aragón, contra el Cuarte entraron 350 espectadores y frente al Brea, 400. El sistema para hacerse con una entrada para esos encuentros será el mismo que en principio se prevé emplear para el primer equipo. El acceso se restringirá a los abonados, más de 5.500, y estos deberán reservar su pase con antelación a través de la página web del club. En el caso de que las peticiones sobrepasen la capacidad máxima permitida, se realizará un sorteo.

Una de las incógnitas que se plantea es precisamente el número exacto de aficionados a los que se podrá albergar. Las obras de ampliación del estadio continúan en estos momentos y desde el club no se va factible que para mediados del mes que viene pueda estar concluida la grada de general, por lo que lo más probable es que únicamente se habilitasen, como ya se está haciendo con el filial, los dos fondos. Así, si el límite se fija en el 25% no se alcanzarían los dos mil hinchas.

El Real Zaragoza, por su parte, hará su primer ensayo con espectadores en La Romareda este próximo domingo 2 de mayo, con el partido Deportivo Aragón-Barbastro, también correspondiente a la fase de ascenso a la Segunda División RFEF. Un máximo de 500 espectadores podrán presenciar este encuentro, una cifra alejada de los 5.000 previstos para el regreso de espectadores en Segunda División, pero que servirá como prueba para el primer equipo, uno de los pocos que de la categoría de plata que, dado el aforo de La Romareda, podría dar cabida a ese máximo de 5.000 seguidores.

El protocolo

Sobre las medidas a cumplir en el interior del recinto, según adelantaron fuentes de La Liga, cabe resaltar que no habrá zonas visitantes ni gradas de animación. Todos los espectadores estarán sentados, con la mascarilla puesta, sin poder comer ni beber, y guardando una distancia de mínima de dos metros.

Además, habrá un estricto protocolo que regirá los accesos y salidas, considerando las particularidades de cada recinto. Así, con objeto de evitar aglomeraciones, se está estudiando la obligatoriedad de crear anillos de seguridad en el exterior de aquellos estadios que están en el centro de su ciudad y que las entradas sean nominativas, señalando hora y puerta de acceso. Para el desalojo, La Liga ha previsto que los aficionados salgan en distintos bloques.

Agravio comparativo

Desde el Casademont Zaragoza, único representante aragonés en el baloncesto profesional, también aseguran que de momento no tienen comunicación oficial sobre la posibilidad de que se jueguen con público las últimas jornadas de ACB. El equipo zaragozano solo jugaría un encuentro de liga regular con espectadores (Lenovo Tenerife) y su gerente, Javier Gastón, denuncia el abandono sufrido por el deporte de élite.

Las ligas profesionales han sufrido un trato vejatorio por parte del CSD. Seguimos sin recibir ninguna noticia sobre posibles compensaciones, directas o indirectas, por los graves perjuicios económicos que hemos sufrido todos los clubes. Y eso sí que sería un revulsivo que ayudaría más que la posibilidad de optar a un solo partido”, lamenta Gastón, antes de matizar que, aunque sea para un solo partido, el Casademont estaría “encantado” de volver a acoger a sus seguidores en el Príncipe Felipe. “En función del porcentaje de aforo que se autorizase, habría que estudiar el modo de repartir las entradas”, concluye el gerente del club.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión