Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Real Madrid sobrevive a la tormenta del Chelsea

Benzema rescata a los blancos con un golazo y deja viva la eliminatoria para la vuelta pese al vendaval inicial del Chelsea, que se adelantó por medio de Pulisic.

Partido Chelsea-Real Madrid, ida de semifinales de la Champions: gol de Benzema
Partido Chelsea-Real Madrid, ida de semifinales de la Champions: gol de Benzema
SERGIO PEREZ

El Real Madrid visitará la próxima semana Stamford Bridge con el sueño de estar presente el 29 de mayo en la final de la Champions que se celebrará en Estambul todavía vivo. Tiene mérito, porque a los blancos estuvo a punto de hacerles descarrillar una tormenta. No precisamente la climatológica, con la que ya se han acostumbrado a convivir de un tiempo a esta parte. Viene a ser el pan de cada día en los duelos de alto voltaje que han tenido el Alfredo Di Stéfano por escenario en las últimas semanas. El motivo de su zozobra fue otra, mucho más fea, que estuvo protagonizada por un Chelsea que pudo matar la eliminatoria en media hora de salvaje ofensiva por parte de los 'blues' (1-1)

Los de Thomas Tuchel dispusieron de ocasiones pintiparadas para afrontar la vuelta con viento a favor, pero solo aprovecharon una de Pulisic, negados a veces por su falta de puntería y en otra por un soberbio Courtois. Benzema, quien si no, salió entonces al rescate del trece veces rey de Europa, al que nunca se debe dar por muerto. Hay pelea, y de la buena.

La composición de los onces dejó a los oponentes mirándose al espejo. Zidane y Tuchel se vistieron con tres centrales y dos carrileros, lo que conllevó el sacrificio de Asensio en beneficio de Marcelo en el bando local y el mantenimiento intacto del bloque que derrotó el pasado sábado por la mínima al West Ham en el visitante.

La presentación del Chelsea fue impoluta. Tremendamente agresivos en la presión, compactos atrás y supersónicos en ataque, los 'blues' desarmaron pronto al Real Madrid con su electricidad en las transiciones. Llamó la atención la permeabilidad del centro del campo blanco, superado en número de efectivos y desbordado por el mayor dinamismo y movilidad de sus pares.

Courtois tuvo que agigantarse para sacar con la pierna derecha un remate a bocajarro de Werner que coronó una contra explosiva conducida por Mount y al ariete germano se le escapó por milímetros un centro tenso de Azpilicueta que pilló desprevenida a la zaga blanca. Dos avisos de los que no tomó la debida nota el equipo de Zidane para recomponerse. A la tercera, como no podía ser menos, llegó el merecido castigo. Filtró Rüdiger un balón en largo al espacio por el que percutía Pulisic, que se metió entre los centrales con la velocidad que caracteriza al internacional estadounidense, esquivó a Courtois y marcó a placer.

El Real Madrid persiguió sombras durante buena parte del primer tiempo, sometido por el elevadísimo ritmo de partido que planteó su adversario, y cayó en su trampa. El conjunto del norte de Londres atraía a los jugadores rivales a sus dominios, robaba de continuo y se lanzaba en estampida. De haber tenido más precisión en los últimos metros, el cuadro británico bien podría haber puesto el cruce en arameo para los blancos antes de expirar la media hora inicial.

Ida de semifinales de la Champions: Real Mardrid-Chelsea
Ida de semifinales de la Champions: Real Mardrid-Chelsea
Juanjo Martín

Benzema alcanza a Raúl

Embotellada por el centro y sin profundidad por los costados, la escuadra de Zidane encontró réplica en la genialidad de Benzema. Un zurdazo lejano del lionés que se estrelló contra el palo permitió a su equipo levantar la cabeza tras un lapso infernal y espoleó a las huestes blancas, que enseguida encontraron el socorro de su pericia a balón parado. Botó Kroos un córner, centró Marcelo con dulzura, colocaron Casemiro y Militao con la testa, amansó por último Benzema y empalmó a la media vuelta el francés con la diestra. Una diana con la que igualaba a Raúl como cuarto máximo goleador histórico de la Champions: 71 tantos por cabeza.

El intenso aguacero que por enésima vez bendecía un partido del Real Madrid en Valdebebas había convertido por entonces el Alfredo Di Stéfano casi en un recinto de waterpolo, pero la estocada de los blancos recordó más bien al remache de una acción de voleibol por la templanza con que la bola pasó de protagonista en protagonista sin rozar el césped antes de llegar a destino. Motivos tenían los blancos en cualquier caso para dar gracias por llegar vivos al descanso ante el vendaval 'blue'.

El paso por vestuarios devolvió a un Real Madrid más ordenado y a un Chelsea con una pizca menos de energía. El trajín dio paso a un ritmo más pausado y ahí encontró oxígeno la tropa de Zidane. Acudió al técnico marsellés a Hazard, más hábil que Vinicius para trabajar en los espacios reducidos que dejaba el Chelsea, y modificó los carrileros con la entrada de Odriozola y Asensio por unos agotados Carvajal y Marcelo. Encontró piernas frescas el Chelsea con la irrupción de James, Havertz y Ziyech y redobló esfuerzos.

Amenazó Ziyech con un golpe franco bien atajado por Courtois. Mucho más cerca estuvo Varane de darle la victoria al Real Madrid con un remate de cabeza a la salida de un saque de esquina orquestado por Kroos que tocó en Chilwell antes de marcharse a córner por un palmo. Pero el pleito, cuyos argumentos iniciales se expusieron en medio de la vorágine, había declinado en demasía y los alegatos finales, insustanciales, postergaron un veredicto todavía incierto que se resolverá en la corte londinense dentro de siete días.

Ida de semifinales de la Champions: Real Mardrid-Chelsea
Ida de semifinales de la Champions: Real Mardrid-Chelsea
SERGIO PEREZ

Real Madrid-Chelsea (1-1)

Real Madrid: Courtois, Carvajal (Odriozola, min. 77), Nacho, Varane, Militao, Marcelo (Asensio, min. 77), Casemiro, Kroos, Modric, Vinicius (Hazard, min. 66) y Benzema (Rodrygo, min. 92).

Chelsea: Mendy, Christensen, Thiago Silva, Rüdiger, Azpilicueta (James, min. 66), Kanté, Jorginho, Chilwell, Mount, Pulisic (Ziyech, min. 66) y Werner (Havertz, min. 66).

Goles: 0-1: min. 14, Pulisic. 1-1: min. 29, Benzema.

Árbitro: Danny Makkelie (Países Bajos). Amonestó a Vinicius, Pulisic, Kroos, Marcelo, Varane y Odriozola.

Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión