Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

fútbol

El Barcelona empata en París (1-1) y cae eliminado en la Liga de Campeones

Kylian Mbappé adelantó a los parisinos de penalti, pero el Barça reaccionó rápidamente mediante Leo Messi, quien ejecutó un disparo desde 30 metros que se coló por la escuadra derecha de Keylor Navas. El 1-4 de la ida dictó la eliminatoria.

Messi se lamenta en el partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
Messi se lamenta en el partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
YOAN VALAT

Por primera vez en catorce años, el Barcelona no estará en el bombo de cuartos de final de la Liga de Campeones. Siendo un mal resultado dentro de las aspiraciones del equipo, la decepción es menor que en las últimas temporadas: el 8-2 ante el Bayern y las remontadas sufridas frente a la Roma y el Liverpool dolieron más en el orgullo culé que la eliminación en París. Y es que en el Parque de los Príncipes el Barça necesitaba casi un milagro y, aunque no consiguió darle la vuelta al 1-4 del Camp Nou, sí que despachó un partidazo que despertó todas las inseguridades del PSG (1-1).

El francés es, de los grandes de Europa, el equipo con la personalidad más frágil. Le penaliza que su camiseta no pesa, que no tiene una historia que honrar, y el Barcelona, todo lo contrario, anda esta temporada empeñado en llegar con el escudo hasta donde la calidad de su plantilla no le alcanza. Ya se sabe que en Champions los galones valen doble, como los goles a domicilio, aunque para desgracia azulgrana, enfrente tenía a Mbappé, un futbolista nacido para dominar la máxima competición continental, y a Keylor Navas, un portero en idilio constante con la 'orejona'.

Desde el primer minuto el Barça salió convencido a por la remontada y jugó un primer tiempo espectacular. Tres centrales, presión a campo completo, balones a Dembélé y el PSG se deshizo como un azucarillo. El extremo francés castigaba continuamente a la defensa parisina con sus desmarques a la espalda. Cada vez que recibía la pelota, se olía el peligro. Si hubiera sido preciso en el remate, en apenas 20 minutos el conjunto azulgrana podría haber abierto la eliminatoria, pero las falló de todos los colores: un derechazo alto, un zurdazo blandito, otro tiro cruzado que Keylor Navas despejó con reflejos felinos. Al final, quien más cerca estuvo del gol fue Dest con remate durísimo que el propio portero rechazó hacia el larguero.

partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
YOAN VALAT

Sin embargo, a la media hora se adelantaría el PSG gracias a un penalti que jamás se habría pitado -ni siquiera discutido- en la era 'preVAR': Lenglet pisó involuntariamente a Icardi en la carrera, aunque ninguno de los dos intervino ni podía haberlo hecho en la jugada. Con sangre fría, Mbappé la puso en la escuadra desde los once metros.

El 1-0 no desanimó al Barça, que este año tiene fe ciega en las remontadas. Al descanso pudo incluso irse con el 1-2, si bien Messi no atinó desde el punto de penalti en la última jugada. Para ser justos, el acierto se lo apuntamos a Keylor, que con el pie mandó el potente disparo del argentino al travesaño. Antes, el '10' ya había subido el empate al marcador con un golazo por la escuadra desde fuera del área.

Keylor y Marquinhos, decisivos

Tras el paso por vestuarios, el PSG sufría menos. Dominaba el Barcelona, pero sin crear apenas peligro hasta pasada la hora de partido; luego llegó el asedio. Marquinhos, imperial en la segunda parte, le sacó a Messi un remate a quemarropa en el borde del área pequeña. Keylor, por enésima vez, se estiró para salvar sobre la línea un cabezazo de Busquets en un córner de Dembélé al primer palo. Y el propio extremo francés se quedó a escasos centímetros de empujar un centro envenenado de Jordi Alba.

En todo ese periodo, el conjunto galo ni se acercó a la portería de Ter Stegen y la primera vez sería ya pasado el minuto 80, en un contragolpe que Icardi finalizó arriba. El Barça todavía necesitaba tres goles para forzar la prórroga y ni en el tramo final cejó en su empeño, aun no habiendo tiempo material para la remontada. Tampoco el PSG perdió la concentración en esos últimos minutos, fajándose para no conceder ocasiones claras más allá de un disparo franco de Griezmann desde la frontal que salió alto. Mbappé pudo marcar su quinto gol de la eliminatoria a la contra, pero no resolvió entre los tres palos.

Desde la temporada 2006-07 el Barcelona no caía eliminado en octavos de final de la Champions y deja en trece el récord de años consecutivos en cuartos. Precisamente, la última vez que no logró clasificarse fue también la última, hasta esta campaña, que no quedó primero en la fase de grupos.

Mbappé marca el gol del PSG de penalti, en el partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
Mbappé marca el gol del PSG de penalti, en el partido de vuelta de los octavos de final entre el Paris Saint Germain y el FC Barcelona
YOAN VALAT

PSG-Barcelona (1-1)

PSG: Navas, Florenzi (Dagba, min. 76), Marquinhos, Kimpembe, Kurzawa (Diallo, min. 46), Gueye (Pereira, min. 59), Verratti (Rafinha, min. 84), Paredes, Draxler (Di María, min. 59), Icardi y Mbappé.

Barcelona: Ter Stegen, Mingueza (Junior, min. 35), De Jong, Lenglet, Dest (Trincao, min. 66), Busquets (Pjanic, min. 78), Pedri (Moriba, min. 78), Alba, Messi, Griezmann y Dembélé (Braithwaite, min. 78).

Goles: 1-0: min. 31, Mbappé, de penalti. 1-1: min. 37, Messi.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglés). Amonestó a Kurzawa, Gueye, Paredes e Icardi, del PSG; y a Mingueza, Lenglet y De Jong, del Barcelona.

Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final disputado en el Parque de los Príncipes a puerta cerrada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión