Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

casademont 77-65 bamberg

El Casademont supera al Bamberg y da un paso de gigante en la Champions

El equipo aragonés ha vencido con cierta comodidad 77-65 al rival más complicado de su grupo. La Final a Ocho está más cerca. 

Casademont Zaragoza - Brose Bamberg
Casademont Zaragoza - Brose Bamberg
Guillermo Mestre

El Casademont va muy en serio en Europa. En un partido práctico, basado en el juego coral con independencia del de casi siempre, de Dylan Ennis, el equipo aragonés obtuvo ayer su segunda victoria consecutiva en la Champions. El Brose Bamberg alemán, mermado por las lesiones y por no haber podido preparar el duelo en condiciones, no fue rival para los de Sergio Hernández, que, en caso de volver a ganar el próximo martes al Nymburk, tendrá prácticamente sellado el billete para la Final a Ocho de la competición.

El duelo de ayer ante el Brose Bamberg empezó con ambos equipos circulando bien el balón, aunque acumulando errores en el lanzamiento. Por parte del Casademont, las primeras posesiones se perdieron con un mate fallido de Hlinason y un triple que se quedó corto de Brussino, pero a la tercera fue la vencida y Ennis facturó un tiro desde media distancia que inauguró el marcador.

Al Brose Bomberg le seguía costando encontrar el aro de los zaragozanos. De hecho, Hlinason y nuevamente Ennis, con un triple, fueron quienes ampliaron distancias; al tiempo que los alemanes llegaron a acumular más de cinco minutos sin anotar.

La primera canasta del Bomberg vino a falta de 4.40 para el término del primer parcial y espoleó a los visitantes, que voltearon el electrónico con un parcial de 0-9 que fue contrarrestado, una vez más, por Dylan Ennis con una jugada de tres puntos y una genial asistencia para que Barreiro se estrenase en el choque. Brussino y Kravish completaron la anotación de un cuarto que finalizó con 14-13 en el marcador.

Ya en el segundo acto, siguió primando la igualdad. El Bomberg entró mejor a pista, con Hundt y Kravish como estiletes en el lanzamiento, pero el Casademont se sobrepuso con dos acciones consecutivas de Javi García y Elías Harris, que hasta entonces había estado más apagado que de costumbre.

Solo Ennis sobresalía en un Casademont coral en ambos lados de la cancha, mientras el Bomberg continuaba jugando para Hundt y Kravish, que se fue hasta los 10 puntos antes del descanso. Únicamente cinco jugadores de los alemanes (Vitali, Sengfelder y Ogbe, además de los citados Hundt y Kravish) habían anotado para entonces; mientras que por parte del Casademont ya lo habían hecho 10 hombres, el equipo al completo sin considerar a los inéditos Fernández y Font.

El cuadro zaragozano estaba consiguiendo frenar uno de los grandes peligros del Brose, la facilidad para repartir puntos, y esa fue una de las razones de los bajos guarismos que presentaba el marcador (33-31) cuando los jugadores enfilaban a vestuarios.

El partido se rompe

Tras el descanso, ambos equipos incrementaron el ritmo de juego. Principalmente, en las transiciones rápidas que el Casademont supo aprovechar para abrir la primera brecha importante (44-37). Harris dio un paso al frente en la anotación y se erigió como el claro protagonista del tercer parcial, superando las prestaciones ofensivas (15 puntos por entonces) de un Ennis que en esos compases del encuentro tiñó su talento de atropello, cometiendo varios errores en el lanzamiento y una falta técnica que el Brose Bomberg no terminó de aprovechar para detener el arreón local.

La entrada Wiley por Hlinason dio otro aire a la pintura. El Casademont incrementó sus prestaciones defensivas y las variantes ofensivas que, sin necesidad de que el balón pasase por las manos del ala-pívot, sirvieron al cuadro aragonés para obtener una importante renta (56-47) con la que afrontar la recta final.

En el último cuarto, la defensa del Casademont continuó siendo fundamental. La primera canasta de los alemanes tardó tres minutos en llegar. A falta de siete para el término del encuentro, el Brose no había alcanzado los 50 puntos y tan solo dos jugadores estaban por encima de los 10 puntos.

Sin hacer un gran partido ofensivo, principalmente en el tiro lejano (5 aciertos de 22 en triples), el Casademont tenía controlado al rival más temible del grupo, condicionado por las circunstancias en las que tuvo que preparar -o no preparar- el choque.

Barreiro asumió la responsabilidad anotadora hacia el final del choque. El marcador reflejaba un claro 64-51 a falta de cinco para el final, y fue entonces cuando el Casademont, con más aplomo que en anteriores compromisos, practicó su mejor baloncesto.

Javi García dirigió con inteligencia el juego hasta que fue remplazado por Ennis; Harris siguió disparando sus números; y otros como Benzing contribuyeron a una victoria de equipo sagaz, que supo atenuar las virtudes de un rival que, dicho sea de paso, estuvo negado y no jugó a su ritmo. Los 65 puntos con que el Brose finalizó el partido, sumados a los pésimos porcentajes de anotación, plasmaron la efectividad ofensiva de un equipo que ayer no fue rival para el Casademont. 77-65 fue el marcador final de un choque que lanza a los aragoneses en Europa.

Casademont Zaragoza - Brose Bamberg
Casademont Zaragoza - Brose Bamberg
Guillermo Mestre

Ficha técnica:

77 - Casademont Zaragoza (14+19+23+21): Sulaimon (6), Ennis (15), Brussino (2), Barreiro (10), Hlinason (4) -cinco inicial- Benzing (13), Harris (17), San Miguel (3), Javi García (5) y Wiley (2).

65 - Brose Bamberg (13+18+16+18): Hundt (11), Vitali (9), Ruoff (2), Sengfelder (8), Shevon Thompon (4) -cinco inicial- Fieler (5), Kravish (17), Ogbe (9) y Plescher (-).

Arbitros: Poursanidis (Grecia), Mitrovski (Macedonia) y Liszka (Polonia). Excluyeron por personales a Ruoff (m.37).

Incidencias: partido de la segunda jornada del grupo L de la Liga de Campeones disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza a puerta cerrada

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión