Despliega el menú
Deportes

"Satisfacción" e "incertidumbre por las restricciones" en el regreso del deporte aragonés

Federaciones, clubes y deportistas ponderan positivamente la vuelta de las competiciones y el protocolo de la DGA, pero muestran sus dudas acerca de las limitaciones de movilidad y horarios. 

El deporte autonómica regresará en febrero.
El deporte autonómica regresará en febrero.
Francisco Jiménez

El deporte aragonés ha acogido con "satisfacción" generalizada e ilusión el retorno de las competiciones, programadas para el fin de semana del 27 de febrero, pero también ha expresado su "incertidumbre por las restricciones de movilidad y horarios", que desde el protocolo del gobierno autonómico limitarán la disputa de ciertos torneos. En este sentido, las federaciones territoriales ya se encuentran perfilando sus calendarios y sus propios protocolos internos para que la DGA los apruebe la próxima semana antes del esperado retorno del sábado 27. 

En este sentido, la Federación Aragonesa de Baloncesto ha dado un paso adelante y en su formulario va a solicitar a la DGA -que lo aprobará- que todos los partidos, al aire libre o bajo techo, se disputen con mascarilla y a puerta cerrada. Una medida que será aplicada al menos en los próximos dos meses. "Es lo que nos han transmitido los clubes y los colegios y lo vamos a llevar adelante", explica José Miguel Sierra, presidente de la Federación Aragonesa de Baloncesto. "La DGA nos ha expuesto un protocolo, pero también nos ha comunicado que si presentamos un formulario con mayores restricciones, las aprobará. Llevamos meses hablando con ellos y nuestra postura es firme", agrega. "Yo, a modo individual, no soy tan partidario de jugar al aire libre con mascarilla, pero soy consciente también de que es lo más sensato. De que no podemos arriesgar. Y así lo haremos. Si mejora la situación en un par de meses, lo volveremos a evaluar", subraya el máximo responsable del baloncesto aragonés. 

"Es una cuestión de lógica, si durante la semana no pueden acceder los padres a los centros escolares, no los podemos llenar durante el fin de semana", comparte Carlos Hinojar, coordinador del baloncesto del colegio Doctor Azúa, uno de los centros referencia del baloncesto aragonés, con más de 270 licencias. "Es una cuestión de sensatez y prudencia", puntualiza. ¿Y la mascarilla? "Para los chavales es un engorro, pero llevan meses entrenando así y se han acostumbrado. Ya no se quejan", asegura Hinojar. Además, la Federación va a cambiar la normativa en el baloncesto escolar para que puedan producirse sustituciones en todos los cuartos y no solo al principio de los mismos. "Nosotros lo que queremos es jugar. Empezar como sea. Después de un año parados, nos vamos a adaptar a lo que haga falta", remata Sierra. 

El discurso del baloncesto y las mascarillas lo comparte también la Federación de balonmano. "Nos vamos a amoldar a lo que nos pidan. O volvíamos ya o el balonmano estaba liquidado. El uso de la mascarilla lo teníamos ya muy asumido, no hay problema", señala Juan Carlos Caamaño, presidente de la Federación Aragonesa de Balonmano. "Los aforos los vamos a dejar en manos del equipo local. Es decir, de los colegios y los clubes", explica. 

Los problemas con Huesca y Teruel

Eso sí, Caamaño sitúa sobre la mesa el problema de las restricciones de movilidad, un hándicap importante para organizar las competiciones. "Con Huesca y Teruel confinados, los equipos que tenemos en Monzón, Alcañiz, Huesca capital... no van a poder competir de momento en las ligas. Hemos preparado un calendario con ellos incluidos para que puedan incorporarse cuando se levanten las restricciones. Sin embargo, es una incertidumbre, no sabemos si podrán llegar a competir. Por eso, estamos tristes por ellos. Es un gran contratiempo", lamenta. 

Idéntico problema tiene el fútbol aragonés, con ligas en las que se cruzan clubes de Zaragoza, Huesca y Teruel. "Nos parece que la de la DGA es la decisión correcta. Era lo que esperábamos y deseábamos: volver a competir. Ahora, la Junta Directiva tiene que decidir los sistemas de competición para adaptarnos a las restricciones y ver cómo afrontamos el inicio de las competiciones", comenta Óscar Fle, presidente de la Federación Aragonesa de Fútbol. 

A su federación pertenece el Boca Híjar FS, club de la liga autonómica de fútbol sala. Quino Monzón, su presidente, celebra el regreso de la competición y aseguran que en su club se adaptarán a todas las medidas que les exijan para poder jugar. "Si tenemos que competir con mascarilla, competiremos con mascarilla. En un pabellón cerrado, con mascarilla los esfuerzos se multiplican y, evidentemente, los jugadores se cansarán antes y habrá que hacer más cambios... nos trataremos de adaptar", describe. El Boca Híjar también adaptará sus aforos para que acceda el 30% a su pabellón. "Tenemos un aforo reducido y, sin poder utilizar los vestuarios (no se lo permite el Ayuntamiento), parte de la grada la usa el equipo visitante para cambiarse. De este modo, respetando el metro y metro de distancia, podrán entrar unas 30 personas a los partidos. Es decir, un par de acompañantes por jugador", describe. "Tendremos todo listo y preparado para el día 27", remata. Entonces, contra viento y marea, el deporte aragonés recuperará por fin su pulso casi un año después de bajar la persiana. 

Etiquetas
Comentarios