Despliega el menú
Deportes

Los deportistas profesionales y federados podrán entrenar de forma individual desde el 4 de mayo

El entrenamiento básico para las ligas profesionales es una de las medidas contempladas en la preparación de la desescalada que comenzará el 4 de mayo. Los Centros de Alto Rendimiento se reabrirán con medidas de higiene reforzadas y turnos desde el 11 de mayo.

Toni Abadía.

El deporte comienza a tener una hoja de ruta para abandonar el estado de hibernación en que permanece desde mediados de marzo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que los deportistas profesionales y federados podrán volver a los entrenamientos de forma individual el 4 de mayo, como parte de la 'Fase 0', la primera de las cuatro previstas para la desescalada en España, una vez que mejoran las cifras en el combate de la pandemia del coronavirus.

El entrenamiento básico para las ligas profesionales es una de las medidas contempladas en la preparación de la desescalada que comenzará el 4 de mayo y que, según ha detallado el jefe del Ejecutivo, durará entre seis y ocho semanas, por lo que de no producirse recaídas, España podría estar asentada en lo que el Gobierno denomina como una "nueva normalidad" a finales de junio.

Una vez que comience la 'Fase 1', se permitirá también la apertura de los Centros de Alto Rendimiento y el entrenamiento medio en las ligas profesionales, con medidas de higiene y turnos establecidos, al igual que han hecho en Alemania con la Bundesliga. De esta forma, los CAR de Madrid, Barcelona y Sierra Nevada reabrirían sus puertas a partir del 11 de mayo, si la evolución de la pandemia lo permite.

Impulso a los planes de LaLiga

El calendario del Gobierno da aliento a los planes de La Liga de terminar la competición en Primera y Segunda División, que quedaron paralizadas por el estallido de la pandemia en la vigesimoctava y la trigésimo primera jornada, respectivamente. Aunque la intención inicial de la patronal de los clubes de Primera y Segunda era poner en marcha el 28 de abril los test de detección de la covid-19 para futbolistas, cuerpos técnicos y personal médico, previos e imprescindibles para la vuelta a los entrenamientos -con las miras puestas en que estos se retomasen el 4 de mayo de forma individual-, el frenazo a las pruebas de Sanidad, que necesitaba tiempo para analizar el protocolo remitido por el Consejo Superior de Deportes (CSD), había puesto en entredicho esa reincorporación paulatina del fútbol español.

"No puedo decir si el fútbol volverá antes del verano», llegó a señalar el domingo el titular de Sanidad, Salvador Illa, recordando que se tenían que «poner a disposición de las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas aquellos test de diagnóstico del tipo que sean», incluyendo los de LaLiga.

Pero el anuncio del presidente del Gobierno allana el terreno para que el curso pueda completarse si la evolución de la epidemia lo permite. Javier Tebas insistía este mismo martes en la necesidad de reactivar la competición, ya que el fútbol 

"es un importante motor económico" que representa el 1,37% del PIB y emplea cerca de 185.000 personas en España. "Si sectores económicos importantes no pueden reiniciarse, de manera segura y controlada, podrían terminar desapareciendo", advirtió el presidente de La Liga, indicando que "eso podría suceder con el fútbol profesional". "En otros países, los equipos ya están entrenando. Ese es el ejemplo a seguir", prosiguió Tebas en declaraciones efectuadas poco después de que el Ejecutivo francés diese carpetazo a la temporada 2019-2020 para los deportes profesionales.

De que se termine la campaña dependen alrededor de mil millones de euros, contando con que se completen también las competiciones europeas, determinantes para la sostenibilidad económica de muchos clubes. La UEFA ha instado encarecidamente a que se rubrique el curso y LaLiga lleva semanas preparando ese retorno del fútbol español, por lo que cuenta con los test necesarios y ha elaborado una serie de directrices a fin de evitar contagios que serán de obligado cumplimiento.

Al permitirse que los jugadores vuelvan a trabajar de modo individual dentro de la 'Fase 0' de una desescalada que será "gradual, asimétrica y coordinada", el horizonte temporal que manejaba LaLiga cobra impulso. Los entrenamientos en grupo, de no producirse contratiempos, podrían ser una realidad a mediados de mayo. El objetivo es que la competición regrese, a puerta cerrada, a últimos de mayo o más probablemente a comienzos de junio, si bien los futbolistas insisten en que para ello debe contarse con plenas garantías de que su salud no se verá amenazada.

La actualidad del Covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios