Despliega el menú
Deportes

real zaragoza

Todos con Dwamena

Los futbolistas del Zaragoza mandan su apoyo y ánimo al ariete ghanés después de conocerse sus problemas médicos. La plantilla desea dedicarle una victoria en la cita de Soria.

Raphael Dwamena, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Raphael Dwamena, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Toni Galán

Perduraba aún este jueves en el vestuario del Real Zaragoza el shock provocado por el anuncio de los problemas cardíacos de Raphael Dwamena. Una noticia que convulsionó al Real Zaragoza el pasado miércoles, cuando se conoció que el delantero ghanés debía detener de inmediato la práctica deportiva. Han sido horas duras para el jugador, para su círculo más estrecho, para la gente más próxima en su día a día, como Bikoro o James… En general, ha sido una bofetada directa al mentón de un vestuario que había abrazado a Dwamena con cariño y simpatía. El miércoles, el jugador les comunicó que no iba a poder seguir acompañándoles y, desde entonces, los futbolistas del Real Zaragoza han vivido horas de lógica incertidumbre e incredulidad. Ayer, en la Ciudad Deportiva, Alberto Guitián fue el encargado de dar voz a las impresiones del grupo, y lo primero que hizo fue acordarse de Raphael. "Ha sido un palo duro para todos. Lo único que deseamos es que se recupere cuanto antes para que vuelva a estar con nosotros. Sería bonito conseguir la victoria en Soria, un momento especial tanto para dedicarle la victoria a Dwamena como también a la afición que siempre se desplaza con nosotros a los campos", indicó el central del Real Zaragoza.

Ahora, se abre un periodo en el que el delantero africano seguirá realizándose pruebas médicas y recibiendo valoraciones con el objeto de precisar su tiempo de baja. Ya sabe que es muy difícil que vuelva a practicar deporte a nivel profesional, lo que supondría su retirada del fútbol -algo aún no confirmado-, pero ahora todo está enfocado a que pueda desarrollar una vida con salud y sin riesgos. De momento, sus compañeros quieren dedicarle un triunfo en Soria, en Los Pajaritos, como aseveró Guitián este jueves.

Dwamena había jugado siempre de titular en los 9 partidos de liga que lleva disputados el Real Zaragoza tras convertirse el pasado verano en uno de los fichajes del nuevo plan deportivo que abandera el entrenador Víctor Fernández, principal valedor de su incorporación mediante préstamo. El ghanés llegó cedido por el Levante, con un salario elevado para lo que es habitual en el Zaragoza de los últimos años (en torno a los 800.000 euros. Con el ‘11’ a la espalda, el internacional ha anotado 2 goles en este breve periodo que ha jugado en la delantera zaragocista, junto a Luis Suárez: el primero en Alcorcón y el segundo en La Romareda ante el Extremadura.

Dwamena estuvo este jueves en Valencia y acudió a las oficinas del Levante. Es propiedad del club granota y todos los asuntos contractuales, de cualquier tipo, debe gestionarlos allí. El delantero recibió, en este aspecto, el apoyo total de la entidad valenciana, que, a través de sus redes sociales, también mandó un mensaje de ánimo para el jugador.

Mientras tanto, en el Real Zaragoza se valoran las consecuencias deportivas de la baja de Dwamena. Víctor Fernández pierde a uno de sus delanteros, a una pieza clave en sus planteamientos, y ahora Luis Suárez queda como única pieza concreta de la plantilla a la que el técnico considera útil, pues el aragonés Linares no entra en sus esquemas. El Zaragoza podría dar de baja a Dwamena para poder fichar un relevo. Tiene que ser un jugador sin equipo o con contrato en Primera o Segunda División española, no debe requerir una transferencia con otra federación.

Etiquetas
Comentarios