Deportes

carreras por montaña

La Gran Trail Aneto-Posets cuenta las horas para su inicio

Las carreras de la Gran Trail Trangoworld se celebrarán en Benasque los días 19, 20 y 21 de julio con cerca de 3.500 inscritos.

Ultra-Trail Aneto by Trangoworld  /foto HERALDO/
La Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets el año pasado en su tercera edición.
Heraldo.es

Faltan ya pocas horas para que se celebre la cita más destacada del mes de julio en el Pirineo aragonés. Las cinco competiciones que componen esta carrera por montaña recibirán a unos 3.500 inscritos y un importante número de pernoctaciones en la zona, que el año pasado alcanzaron las 25.000. El viernes se llevará a cabo la recogida de dorsales en el polideportivo de Benasque y el sábado a partir de las 00.00 comenzará la prueba reina de 105 kilómetros, la Gran Trail Posets-Aneto con 10,1 kilómetros de asfalto, 20,8 de pista, 57,9 km de sendero y 16,2 km fuera de camino.

Desde la organización se tilda esta prueba como una cita “espectacular”, que al unir los dos macizos montañosos se generará un recorrido en forma del símbolo del infinito a vista panorámica. El recorrido de la Gran Trail comenzará con una vuelta al Aneto, en dirección al refugio de La Renclusa, para remontar el valle de Barrancs, ascender al collado de Salenques (2.797 m) y dirigirse después al valle de Ballibierna. Tras el paso por Benasque, se inicia la subida a Cerler, desde donde se baja a la pintoresca localidad de Anciles y se llega a Eriste para iniciar la vuelta al macizo del Posets. En este tramo se superará la cota más alta de la prueba, el collado de la Forqueta, a 2.900 m. Desde este punto se desciende al refugio de Biadós y, siguiendo el GR 11, se alcanza el refugio de Estós, completando el recorrido con el retorno a Benasque.

El evento de la Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets lleva este año el eslogan ‘Vívelo’ y albergará también la maratón de la Tucas y la vuelta al Aneto. La primera de estas pruebas consta de 3,4 km de asfalto, 13,3 km de pista y 25,4 km de sendero, con 8,5 km del recorrido por encima de los 2.000 metros. La maratón de las Tucas une los refugios de Estós y de Ángel Orús por medio de pistas y senderos que rodean las famosas Tucas de Ixeia (2 840 m), en el marco de un Pirineo soberbio. Con inicio en la villa de Benasque, el recorrido asciende hasta el refugio de Estós, desde el que continúa para visitar los espectaculares ibones de Batisielles, atravesar el collado de la Plana (2.708 m) y alcanzar el siguiente punto de control, situado en el refugio de Ángel Orús. Desde aquí, se desciende por el valle de Eriste/la Ball de Grist, ante la imponente cascada de la Espigantosa, para retornar a Benasque pasando por las localidades de Eriste, Anciles y Cerler. Los corredores que completen la edición 2019 de la Maratón de las Tucas conseguirán 2 puntos ITRA.

Mientras que la vuelta al Aneto, compuesta por 6,1 km de asfalto, 8,8 km de pista, 24,2 km de sendero y 15,9 km fuera de camino, con 27,5 km del recorrido por encima de 2.000 m. La vuelta al Aneto discurre por todo tipo de terreno, desde pistas y senderos hasta neveros y caos de bloques que rodean el macizo de la Maladeta, coronado por la cumbre del Aneto (3.404 m). Este gran recorrido comienza en la villa de Benasque, desde donde se dirige hacia el refugio de La Renclusa. Tras visitar el impresionante Foraud’Aigualluts, discurre por el valle de Barrancs y pasa por collados a gran altura, como el de Salenques (2.797m), para volver a Benasque por el valle de Ballibierna, con circuito entre un sinfín de ibones y otros paisajes de la alta montaña pirenaica. Los corredores que completen la edición 2019 de la Vuelta al Aneto conseguirán 3 puntos ITRA.

La Trail de Trangoworld continúa el domingo

Las pruebas del domingo, las vueltas al Pico Cerler y al Molino Cerler, atravesarán en esta séptima edición, como novedad, el núcleo urbano de la localidad de Cerler. La vuelta al Pico Cerler consta de 4,9 kilómetros de asfalto, 12 km de pista, 7,2 km de sendero y 2,8 kilómetros fuera de camino, con 3,3 km por encima de los 2.000 metros. La media maratón Vuelta al Pico Cerler discurre desde Benasque a la urbanización de Linsoles por la ribera del río Ésera para dirigirse después a Anciles y ascender a Cerler, donde se rodeará el pico y se seguirá hacia el Ampriú. El recorrido entonces atraviesa las instalaciones de Aramón-Cerler, pasando por la Colladeta y la Cota 2.000 de la estación. Una vez alcanzada la base de la estación en El Molino y atravesando Cerler, comienza un vertiginoso descenso hasta llegar a la línea de meta en Benasque.

Por su parte, la Vuelta al Molino de Cerler, con 4,9 km de asfalto, 1,9 km de pista y 7 km de sendero, discurre desde la villa de Benasque a Cerler, con recorrido por Anciles. Un circuito pensado para que participen los menores de 18 años, aunque los mayores a esa edad no están excluidos, pues es perfecto para iniciarse en este tipo de carreras por montaña en pleno Pirineo. Desde su inicio en la villa de Benasque, la carrera pone rumbo a la urbanización de Linsoles por la ribera del río Ésera llegando después la pintoresca localidad de Anciles, para tomar desde aquí el PR-HU 33 que asciende hasta la localidad de Cerler. Una vez alcanzada la base de la estación de esquí en El Molino y atravesando Cerler, comienza un vertiginoso descenso por los PR-HU 27 y 28, cruzando la línea de meta de nuevo en Benasque. A las 14.00 del domingo se cerrará la meta de la Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets y a las 14.30 se producirá la entrega de trofeos de todas las pruebas en la Avenida de los Tilos.

Etiquetas
Comentarios