Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Fiestas del Pilar 2019

Gastronomía

fiestas del pilar

La muestra gastronómica, en el aire a solo un día de su inicio

El retraso en la adjudicación y las exigencias al adjudicatario ponen en duda la instalación de los puestos en Echegaray y Caballero, con decenas de puestos de trabajo en juego para estos días.

La muestra gastronómica, en el aire a solo un día de su inicio
Muestra gastronómica de Echegaray y Caballero durante las Fiestas del Pilar.
Oliver Duch

La muestra gastronómica de Echegaray y Caballero está en el aire a solo dos días del inicio de las fiestas y cuando falta solo uno para su teórico inicio. El montaje de los puestos aún no ha comenzado, ya que la empresa concesionaria aún no ha conseguido todos los permisos necesarios por parte del Ayuntamiento. Así, tanto los 55 hosteleros que van a llevar los puestos de comida como los artistas que van a participar en las actividades culturales aún no saben si van a poder ejercer su actividad durante las próximas fiestas del Pilar.

Esta concesión ha sido polémica desde hace años, ya que varias asociaciones de hostelería de la ciudad han criticado las condiciones higiénico-sanitarias de la muestra, así como la –a su juicio– «competencia desleal» que supone para los bares y restaurantes de la ciudad. Además, el concurso abierto por el Ayuntamiento ha tenido sus complicaciones, ya que el pasado 3 de septiembre fue declarado desierto porque, teóricamente ninguno de los dos concurrentes cumplía con los requisitos. Sin embargo, uno de ellos (la empresa del empresario Luis Gorrachategui) recurrió y finalmente resultó adjudicataria.

Todo este proceso ha dilatado notablemente los plazos. La empresa concesionaria tuvo conocimiento de la adjudicación el pasado día 20 de septiembre. Entonces tuvo que poner en marcha toda la maquinaria para presentar la documentación pertinente para recibir el permiso de montaje. Según explicaba ayer Gorrachategui, ha habido discrepancias con Zaragoza Cultural sobre el material que va a instalar en los puestos de venta, ya que no corresponden exactamente con los que presentó en la oferta. Según apuntó, son de un tipo «mejor valorado en el concurso» que los que había presentado originariamente.

El caso es que, por uno u otro motivo, la muestra aún no tiene los permisos ni ha iniciado el montaje. Para hacerse a la idea del retraso que esto supone, el pliego de condiciones del concurso daba permiso al concesionario para empezar a montar el 16 de septiembre. Como ya se ha señalado, entonces ni siquiera estaba adjudicado el concurso. «El trabajo que hay que hacer en dos meses, ahora tengo que hacerlo en dos días», lamentaba ayer el dueño de la empresa ganadora, quien no tenía la seguridad de poner abrir a tiempo.

Etiquetas
Comentarios