Zaragoza
Suscríbete por 1€

cultura

Últimos días para repasar los 500 años de la Hermandad de San Joaquín en el patio de la Infanta

Hasta el domingo está abierta una exposición que permite conocer los orígenes del comercio zaragozano, gracias a la hermandad creada por el gremio de mercaderes.

500 años
Mayte Ciriza, jefa del Área de Cultura de Fundación Ibercaja; Domingo Buesa, comisario de la exposición; Miguel Estrada, presidente del V Centenario de la Hermandad, y José Luis Rodrigo, director general de Fundación Ibercaja.
Heraldo

La exposición ‘Itinerarivm’, organizada por la Hermandad de San Joaquín y de la Virgen de los Dolores con motivo de su 500 aniversario fundacional apura sus últimos días en el patio de la Infanta de Ibercaja, donde se podrá ver hasta el próximo domingo día 23. La muestra recoge, a través de documentos y ricas piezas patrimoniales, los cinco siglos de historia de una cofradía gremial que fundaron los mercaderes de Zaragoza para dar gloria a San Joaquín en un momento en el que la ciudad estaba azotada por la peste. En los paneles informativos, apoyados por ilustraciones y fotografías antiguas, se explica cómo la institución llega hasta la actualidad convertida en una hermandad penitencial, que participa en la Semana Santa de Zaragoza desde 1938. 

"La Hermandad fue fundada en el año 1522 con el objetivo de frenar la peste y crear una estructura para ayudar a las familias zaragozanas y a los más necesitado", explican los responsables de la muestra. Se trataba de comerciantes y mercaderes que tenían sus comercios en la actual avenida César Augusto que lleva al Mercado Central y la calle Predicadores, donde establecieron una capilla dedicada al santo en el cercano convento de Santo Domingo.

Una de las salas, con patrimonio de la hermandad.
Una de las salas, con patrimonio de la hermandad.
Heraldo

‘La historia de un sueño. La fe de los mercaderes: del comercio gremial a la devoción mariana’ es el subtítulo de una exposición en la que se comprueba la enorme ligazón y el papel fundamental que los comerciantes han tenido a orillas del Ebro en los últimos 500 años. Algunas de las piezas más valiosas que pueden verse en el patio de la Infanta son documentos de los siglos XVI, entre los que destacan algunos de la propia cofradía y otros cedidos por el archivo diocesano y colecciones particulares. También se exhiben unas ordenaciones de Carlos III, que obligaban a los mercaderes de Zaragoza a formar parte de la cofradía de San Joaquín, esto es, del cuerpo de comercio de Zaragoza. Los expertos destacan igualmente las propias imágenes religiosas de la cofradía, “de destacado valor artístico y sentimental” como objetos devocionales tales como el portapaz, el relicario o las tallas de San Joaquín y Santa Ana del escultor Francisco de Borja.

Es posible redescubrir gracias a esta exposición algunos de los personajes vinculados con la cofradía a lo largo de estos cinco siglos y que forman parte también del ADN de los zaragozanos ilustres. Felipe Sanclemente, sin ir más lejos, fue mayordomo mayor de la hermandad, mientras que todos los presidentes de la Cámara de Comercio entre los siglos XVIII y XIX también formaron parte de lo que hoy es la Dolorosa. Por descontado, es preciso nombrar a uno de los grandes benefactores de la ciudad como fue Manuel Dronda Azcárraga, donante de los terrenos del Psiquiátrico y responsable de la fundación en Zaragoza de los conventos de las Adoratrices, con la Madre Sacramento, que posteriormente sería canonizada. También a Dronda se le debe el haber corrido desinteresadamente con los gastos de restauración de San Juan de los Panetes y del torreón de la Zuda en el siglo XIX.

“Esta vinculación a la historia zaragozana se entiende como uno de los valores más potentes de la cofradía, máximo cuando desde ella se contribuyó en momentos muy complicados a conservar esa identidad zaragozana”, explican desde la Fundación Ibercaja. La última sala de la exposición está dedicada al auge de la hermandad en el siglo XXI. En sus primeros años, tuvo lugar el encargo de joyas para vestir a las imágenes y elementos procesionales como los que pueden verse en la muestra. De igual forma, en este apartado se acerca a los visitantes a las actividades relacionadas con su sección de tambores, exposiciones, sus publicaciones o campañas solidarias como la última con Ucrania.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión