Zaragoza
Suscríbete por 1€

El polígono más céntrico y 'menos industrial' de Zaragoza pide inversiones que alivien su deterioro

El pleno municipal aprueba hoy el cambio de usos para Cogullada. Sus moradores, que hace años anticiparon esta tendencia por la vía de los hechos, piden mejoras sustanciales en su estado.

En la intersección de las calles Tomas Edison y Jaime Ferrán hay una rotonda que en realidad no es rotonda. No se puede girar a su alrededor, pero ahí sigue. En realidad su misión es proteger un enorme poste de hormigón que sujeta un horrendo cruce de doce cables de alta tensión. Parece un sitio de otra época u otro lugar, pero está a exactamente 1.500 metros de la plaza del Pilar de Zaragoza. Unos 20 minutos andando. Es el resumen de la realidad del polígono de Cogullada, un enorme espacio industrial en el corazón de la margen izquierda que busca una nueva oportunidad tras décadas de abandono y degradación.

Este lunes el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza va a aprobar una modificación para autorizar nuevos usos en el polígono. La ciudad asume oficialmente, por fin, una realidad que llevaba lustros ya instalada en Cogullada. El polígono hace años que acoge unos usos muy distintos a la pura actividad industrial, en algunos casos bordeando (o rebasando) la legalidad. Pared con pared con fábricas o talleres, en sus naves hay gimnasios, escuelas de baile, iglesias de religiones minoritarias, peñas, salas musicales, una escuela de circo… Ahora podrá haber todo eso más centros de investigación, de servicios informáticos, de producción audiovisual, de elaboración de comidas para llevar, guarderías, centros de reuniones, deportivos y hasta discotecas -en un punto concreto del polígono-.

Es un paso importante para que la ciudad pueda sacar algo más de rendimiento a uno de sus espacios más degradados, pese a su privilegiada situación entre La Jota, el Barrio Jesús, el Arrabal y el Picarral. No obstante, para que Cogullada presente una cara moderna y atractiva hace falta más que un cambio de papeles en el Plan General de Ordenación Urbana. Gran parte de las aceras, de las calzadas, del alumbrado y de los tendidos eléctricos son los mismos que se pusieron hace más de medio siglo cuando se estrenó el polígono. “Tenemos un problema con los viales y con las aceras, y también con la insalubridad de los solares que están vacíos”, señala Juan Álvarez, presidente de la asociación del Polígono Industrial de Cogullada.

Algunas de estas parcelas yermas se han convertido en poco menos que escombreras en las que pequeñas furgonetas dejan sus restos de obras. Otras albergan naves abandonadas en las que han entrado a vivir. “Me da miedo venir por aquí a las 6.00 yo sola, sabiendo los okupas que tenemos enfrente”, apunta Victoria González, de Amafri. “La insalubridad de los solares es tremenda”, confirma Juan Álvarez. La falta de contenedores de reciclaje, los tendidos eléctricos a la vista, las malas conexiones para entrar y salir del polígono y su escaso alumbrado son otras de las quejas habituales entre quienes trabajan allí a diario.

Algunas de las grandes parcelas están vacías, pero otras zonas tienen una ocupación cercana al cien por cien. Es esa zona en la que, entre talleres y pequeñas industrias, la Iglesia Cristiana Redimida de Dios se levanta junto a la escuela de boxeo Serpa Box. O en la que la Iglesia Pentecostal Unida en Europa hace chaflán con la escuela de bachata ‘Sabor a salsa’. Sergio Labandera, encargado de Serpa Box, valora que un polígono le permite a su gimnasio “tener amplitud, poder aparcar cómodamente y no molestar a los vecinos”.

POLIGONO INDUSTRIAL COGULLADA ( ZARAGOZA ) / 20/05/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Escuela de boxeo Serpa Box, en una de las naves de Cogullada.
Oliver Duch

A su juicio, es bueno ampliar los usos de Cogullada, pero siempre “respetando a quienes tienen su negocio industrial”. “Si entran 100.000 camiones no puedes tener por aquí a críos dando vueltas, por ejemplo”, advierte. En su gimnasio de boxeo tiene la escoba siempre a mano porque “entra mucho hollín y mucho polvo”. Cree que, además de cambiar la normativa, hay que invertir porque “las calzadas y las aceras están muy deterioradas”, y algunas naves “sufren filtraciones y problemas en los tejados”.

Nacho Romanos es otro de los que ha decidido darle un uso distinto a una nave que en su día acogió actividades industriales. Llega a su nave tras sufrir un pinchazo en el coche dentro del polígono. “Es lo que tiene esto…”, lamenta. Ha instalado aquí su empresa Image Skateboards, una fábrica de monopatines en la que además se ha instalado un skatepark de uso privado. “Mi abuelo trabajó aquí cerca, porque mi familia tenía dos naves en este polígono. Ahora es inevitable que esto tenga otros usos, el Ayuntamiento llega por detrás de la gente que ya hemos instalado negocios distintos”, señala.

POLIGONO INDUSTRIAL COGULLADA ( ZARAGOZA ) / 20/05/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Nacho Romanos, en el sketepark que ha montado en su nave de Cogullada.
Oliver Duch

De Cogullada valora su localización y su buena comunicación con transporte público. “Hay chavales que están patinando en la plaza del Pilar, se les rompe un rodamiento y vienen en un momento a comprarlo”, ejemplifica. “Como localización está increíble, pero las aceras las hicieron en los años 70 y ahí las dejaron”, lamenta. Además, valora positivamente el tamaño de las naves, ya que “no son ni megagrandes ni pequeñas”.

Los inquilinos de la industria ‘tradicional’ también han defendido la ampliación de actividades para tratar de modernizar Cogullada. “Hacen falta nuevos usos para los nuevos tiempos que vienen. El futuro del polígono puede ser interesantísimo en la nueva economía como última milla para el reparto de paquetería, por ejemplo”, señala Juan Álvarez, presidente del polígono. “Aquí ya no hay industria pesada. Estamos dentro de la ciudad y hay que cambiar los usos porque muchas empresas quieren venir y se ven frenadas por la normativa urbanística”, añade Ibán Celma, de la empresa de climatización Incliza. Pedro Hernández, de Apefonca (Asociación Provincial Empresarial de Fontanería, Calefacción, Gas y Afines), añade que “en un mundo que tiende a la electrificación, hay que poner puntos de recarga para vehículos eléctricos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión