Zaragoza
Suscríbete por 1€

Quejas por el apagón de 'El alma del Ebro': "Es tremendo, increíble, alucinante"

El Ayuntamiento de Zaragoza determinó que los alumbrados ornamentales debían desconectarse de forma provisional por el elevado precio de la luz.

Plensa en el autor de El Alma del Ebro, ubicada en el recinto Expo de Zaragoza
Plensa en el autor de El Alma del Ebro, ubicada en el recinto Expo de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza se ha visto obligado a apagar varias instalaciones y ornamentos de la ciudad por el elevado precio de la energía. Uno de los monumentos afectados es la escultura 'El alma del Ebro', del artista Jaume Plensa, ubicada en los terrenos de la Expo 2008. 

Una socia de la asociación Legado Expo Zaragoza 2008 elevó hace unos días una queja al consistorio zaragozano cuando vio que la escultura ya no estaba iluminada por las noches. La sorpresa de esta zaragozana fue mayúscula cuando el ayuntamiento contestó a su demanda asegurando que, "con motivo del elevado coste de la energía eléctrica", se había tomado la decisión de que los alumbrados ornamentales "debían desconectarse de modo provisional". Entre los afectados se encuentra, efectivamente, 'El alma del Ebro'.

Desde la Asociación Legado Expo Zaragoza 2008 han mostrado su sorpresa por la medida, que han tildado en su cuenta oficial de Twitter de "tremenda", "increíble" y "alucinante".

El Ayuntamiento ha tomado en los últimos meses algunas medidas destinadas a abaratar la factura eléctrica, como retrasar el encendido del alumbrado eléctrico y apagarlo 15 minutos antes. Solo con esta última medida se podían ahorrar 2.800 euros al día, alrededor de 1,3 millones en solo un año. Y es que el alza de los precios de la energía se ha convertido ya en el principal quebradero de cabeza económico del Ayuntamiento de Zaragoza. Así lo constata el cierre contable del mes de marzo, que confirma que ya se ha agotado casi el 90% de la partida prevista para todo el año. A la espera de la evolución de los precios, de los 23,2 millones de euros contemplados al principio del ejercicio, el Consistorio ya ha comprometido gastos por 20,7 millones de euros.

Entre las propuestas, que afectarán a los 819 equipamientos públicos, también destaca la de reducir un grado la calefacción en las dependencias municipales durante el invierno, de 23 a 22 grados, y dejar el aire acondicionado en 23 grados en lugar de en 22 en verano. Esta medida se suma a la decisión de apagar las calefacciones a finales de este mes, salvo que haya circunstancias climatológicas "excepcionales" que lo impidan.

Además, será obligatorio mantener cerradas, fuera del horario laboral, las puertas y ventanas. En el tiempo de trabajo, las puertas permanecerán cerradas, especialmente las cortafuegos, y la ventilación periódica se hará con las ventanas, dice la instrucción.

A partir de ahora, en las estancias en que no haya presencia de personas deberán apagarse las luces. Por otro lado, se van a desconectar todos los equipos electrónicos que no se estén utilizando, así como reducir el horario de los edificios que dispongan de iluminación arquitectónica. Por otro lado, se ha requerido a los distintos servicios gestores "a adoptar cualquier medida de ahorro". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión