Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Ayuntamiento de Zaragoza afronta la subida de las tarifas de luz y gas con un plan de ahorro de 500.000 euros al mes

Reducirá un grado la calefacción y habrá menos horas de iluminación exterior de los edificios municipales. Hacienda prepara un estudio del alza de costes tras pagar9 millones más de lo previsto en 2021.

Vista del Ayuntamiento de Zaragoza con iluminación exterior
Vista del Ayuntamiento de Zaragoza con iluminación exterior
Francisco Jiménez

La desorbitada subida del precio de la luz, que esta semana ha alcanzado el récord de 700 euros el megavatio hora en el mercado mayorista, obliga al Ayuntamiento de Zaragoza a tomar medidas. El Área de Urbanismo dictó este jueves una instrucción para empezar a aplicar acciones de ahorro "ante el perjuicio que está causando a las arcas municipales" la inestabilidad del precio de la energía. El objetivo del Consistorio es evitar un gasto de 500.000 euros al mes, 6 millones al año.

Así lo dijo ayer el alcalde, Jorge Azcón, que consideró que "se van tomar medidas de ahorro energético, porque el drama del aumento de la energía lo sufren las familias y todas las administraciones". Son iniciativas, según dijo, "de mucho sentido común" que permitirán reducir gastos. "En estos tiempos en los que la factura de la luz está desbocada es lo más sensato", recalcó el regidor, que aseguró estar "extraordinariamente preocupado".

Puertas y ventanas cerradas

Entre las propuestas, que afectarán a los 819 equipamientos públicos, destaca la de reducir un grado la calefacción en las dependencias municipales durante el invierno, de 23 a 22 grados, y dejar el aire acondicionado en 23 grados en lugar de en 22 en verano. Esta medida se suma a la decisión de apagar las calefacciones a finales de este mes, salvo que haya circunstancias climatológicas "excepcionales" que lo impidan.

Además, será obligatorio mantener cerradas, fuera del horario laboral, las puertas y ventanas. En el tiempo de trabajo, las puertas permanecerán cerradas, especialmente las cortafuegos, y la ventilación periódica se hará con las ventanas, dice la instrucción.

A partir de ahora, en las estancias en que no haya presencia de personas deberán apagarse las luces. Por otro lado, se van a desconectar todos los equipos electrónicos que no se estén utilizando, así como reducir el horario de los edificios que dispongan de iluminación arquitectónica. Por otro lado, se ha requerido a los distintos servicios gestores "a adoptar cualquier medida de ahorro". La reducción del gasto no afectará al alumbrado público, que supone el 33% de la factura eléctrica del Ayuntamiento.

Presupuesto en revisión

La situación del precio de la luz "no ha surgido ahora", explicó el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que recordó el incremento de costes del año 2021. Para ver la evolución, en 2019 el Ayuntamiento de Zaragoza abonó 18,6 millones por la energía eléctrica, mientras que en 2021 se acabaron alcanzando los 26,2 millones. El pasado ejercicio se habían presupuestado 17 millones, a los que se sumaron 4 por modificaciones de las cuentas.

Pero la factura acabó siendo 9 millones superior a lo previsto inicialmente. De hecho, con cargo al remanente de 22 millones de euros con el que se cerró el ejercicio del año pasado se pagarán 4 millones todavía pendientes. En 2022, se han incluido en el presupuesto 23 millones de euros, cifra que se presume insuficiente si se mantiene la senda alcista de la electricidad, agravada por la crisis de Ucrania.

Por este motivo, el Área de Hacienda ya está trabajando en un estudio para analizar el impacto que va a tener en el presupuesto el aumento desbocado de los precios de la energía, así como de la crisis de suministros, que también está afectando a la obra pública. En función de su resultado, se propondrán las correspondientes modificaciones presupuestarias.

Azcón lamentó que el Ayuntamiento de Zaragoza no disponga, como sí tienen otras administraciones, de un contrato a precio fijo con una empresa de energía que impediría que se viera afectado por la subida de las tarifas. Sobre esto, recordó que fue el anterior gobierno de ZEC quien escogió comprar la energía directamente al ‘pool’ eléctrico o al mercado mayorista.

"Se equivocaron pese a que desde la oposición advertimos que iba a ser un error, como efectivamente ha pasado. Y esas decisiones nos van a costar decenas de millones de euros", criticó el alcalde. Serrano defendió avanzar en el autoconsumo, con medidas como el barrio solar, la participación en subastas de energía o la colocación de placas fotovoltaicas en distintos equipamientos municipales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión