Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Los expertos, divididos entre la centralidad del actual campo de La Romareda y las oportunidades del traslado

La Romareda ofrece tradición y cercanía mientras el resto permiten infraestructuras sin restricciones. El proceso participativo se abre el día 10.

Quince años después del último intento fallido de construir un estadio de fútbol, Zaragoza se conjura de nuevo para lograr un acuerdo político, social y económico que permita jubilar la vieja Romareda. La degradación del actual campo y la posibilidad de ser sede de la cita mundialista de 2030 espolean el proceso. Por ello, el gobierno PP-Cs ha establecido una hoja de ruta que pasa por elegir la ubicación –tan solo rechazada por el PSOE, que pide hablar antes de modelo y financiación– y abrir un amplio proceso de participación que comenzará el día 10.

De momento, tres son los emplazamientos finalistas: La Romareda, el Parking Norte y Valdespartera. En ese orden de preferencia. Y según los expertos consultados por HERALDO, todos tienen sus virtudes y desventajas. Desde la cercanía, la sostenibilidad y la tradición de mantener el campo donde está hasta las posibilidades urbanísticas y de construcción de trasladarlo al Actur o al Distrito Sur. Dos modelos enfrentados, el centro y la periferia, del que solo uno saldrá vencedor.

El arquitecto zaragozano Joaquín Sicilia conoce bien el trabajo que supone diseñar un estadio. Fue el responsable del proyecto de San José del año 2008 y obtuvo el segundo puesto ex aequo en el concurso de ideas de 2002 para el campo de Valdespartera.

A su juicio, un estadio debe ser algo más que un equipamiento para jugar al fútbol. «Es una construcción que modifica y posiciona una zona de la ciudad. Es un ascensor para regenerar. Es lo que supuso La Romareda cuando se construyó», dice. En su opinión, el fútbol mueve cultura, investigación, ocio, formación y dinamización económica. «Y tiene que ser rentable para quien lo haga, porque si no, no se hará». También subraya la «rentabilidad emocional» que para los aficionados debe tener esta instalación.

"Es una construcción que modifica y posiciona una zona de la ciudad. Es un ascensor para regenerar"

Admite su «debilidad» por la ubicación de San José, que hoy no figura entre las favoritas, «por su capacidad de regeneración clara y manifiesta» de esa zona de Zaragoza y de sus muchos barrios próximos. Ve el espacio de La Romareda «un poco constreñido» para el modelo de estadio que considera necesario. Y en el Parking Norte, sostiene, quizá hay ya numerosos polos de atracción con todos los grandes equipamientos de la Expo 2008. Por otro lado, Valdespartera ya se ha desarrollado sin tener en cuenta el modelo de estadio que se propuso en 2002.

En cualquier caso, dice que «no parece tan preocupante la ubicación como la idea de nuevo estadio». Como arquitecto, lo tiene claro: «Zaragoza se merece ese potenciador, un campo que dé una visión nueva».

Terreno y sostenibilidad

En cambio, no cuesta encontrar voces defensoras de mantener el estadio en su actual emplazamiento. «Cuando iba al fútbol con mi suegro, una riada de gente subía andando por Gran Vía, Las Fuentes, Delicias... Esa centralidad y esa accesibilidad no se puede perder», comenta Javier Mozota, exdecano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Aragón. Pero más allá de la experiencia personal, este experto señala que La Romareda «tiene un terreno extraordinario, muy compacto y denso» que permite construir «sin complicaciones». Por contra, el Parking Norte «puede tener problemas de inundación y cimentación».

"Una riada de gente sube andando por Gran Vía, Las Fuentes, Delicias... Esa centralidad de La Romareda no se puede perder"

En cuanto al espacio, y a diferencia de otros expertos, Mozota considera que los 40.000 metros cuadrados del actual emplazamiento son suficientes. «No está muy acogotado, tiene margen hasta los viales, lo que permitiría actuar por fases».

También se muestra partidario de conservar la ubicación actual Ángel Pueyo, catedrático de la Universidad de Zaragoza, al frente del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio. «Lo más importante es la conectividad», y en eso, asegura, La Romareda no tiene rival. Además, defiende esta decisión por motivos de «sostenibilidad», ya que «hay que aprovechar lo que ya se tiene» y por «economía circular», al reutilizar una infraestructura ya adaptada a la ciudad.

Es esa centralidad la que también defiende Francisco Carrasco, de la empresa MolcaWorld, una de las principales consultoras de negocios para equipamientos deportivos del país. «Los estadios deben estar siempre dentro de las ciudades, la cercanía de poder ir andando es vital», asegura. «Hubo una época en que era común sacarlos fuera, pero se pierde la esencia del fútbol de toda la vida», añade.

"Los estadios deben estar siempre dentro de las ciudades, la cercanía de poder ir andando es vital"

A su juicio, los estadios tienen que ser «centros de eventos», más allá de los partidos, y apunta a una «nueva tendencia» reforzada con la pandemia: «hay que reducir el aforo para mantener una afluencia media alta y el efecto de olla a presión», detalla. A cambio, los operadores pueden ofrecer «experiencias más completas», tanto presenciales como interactivas y, por ejemplo, más zonas VIP.

Otro arquitecto zaragozano con voz autorizada es Luis Peirote, que participó en el proyecto ganador para construir un nuevo estadio en Valdespartera. Y como Sicilia, se plantea algunas dudas sobre el actual emplazamiento. «¿Hasta qué punto en un área metropolitana como la de Zaragoza con 700.000 habitantes lo más importante a nivel de movilidad es que el ciudadano vaya andando hasta el estadio?», cuestiona. «¿Hasta qué punto reformar el actual estadio puede provocar interferencias importantes durante las obras? ¿No sería mejor intentar evitarlas en otra ubicación con un edificio nuevo?», añade.

«¿Hasta qué punto en un área metropolitana  con 700.000 habitantes lo más importante es ir andando hasta el estadio?»

En cualquier caso, antes de abordar estas cuestiones, Peirote reclama «tener unos objetivos claros», así como una «voluntad política consensuada».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión