Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tribunales

El temor de la víctima de la violación grupal a denunciar lleva a la Fiscalía de Zaragoza a mover ficha

Presenta una querella contra los agresores, miembros de la banda latina DDP, para evitar un posible archivo del delito. 

La Policía trasladaba esta semana a uno de los detenidos por la violación grupal de una chica en Zaragoza.
La Policía trasladaba esta semana a uno de los detenidos por la violación grupal de una chica en Zaragoza.
Policía Nacional

El juez que investiga la violación grupal de una joven de 21 años en junio de 2020 en Zaragoza, por la que se investiga a seis miembros de la banda latina Dominican Don’t Play (DDP), ha citado ya a declarar a la víctima. Lo que es todavía una incógnita es si la chica se presentará en el juzgado o querrá señalar a sus agresores, ya que el miedo que le infunden le ha impedido hasta ahora denunciarlos. 

No pudo hacerlo cuando se produjeron los hechos, ya que parece que le suministraron alguna droga de sumisión que obligó a hospitalizarla. Y tampoco se sintió capaz el pasado verano, cuando la Policía Nacional descubrió por casualidad los vídeos de la agresión sexual en el teléfono móvil de unos de los implicados.

El temor de la víctima a los investigados –cinco están en prisión provisional y el sexto se encuentra en busca y captura– y a su entorno le llevó también a renunciar a su derecho a personarse en la causa como acusación particular. Si ese miedo a las posibles represalias hiciera que la joven tampoco identificara ahora a los detenidos como los autores de la violación, el juez no podría seguir investigándolos por este delito. Por ello, la Fiscalía se ha anticipado y ha movido ficha.

Las agresiones sexuales se consideran un delito privado y el Ministerio Público no puede imputarlas de oficio. Sin embargo, la ley le reserva la posibilidad de presentar una querella para evitar que los hechos queden impunes e instar al instructor a seguir investigándolos. Y eso es lo que ha hecho la Fiscalía Provincial de Zaragoza, por considerar que los 16 vídeos intervenidos, los partes médicos y el atestado de la Policía Nacional constituyen indicios suficientes para atribuir a los seis miembros de los DDP la violación grupal perpetrada en una vivienda del barrio de San José.

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, encargado de las pesquisas, tomó declaración el pasado 25 de septiembre a tres de los presuntos participantes en la violación grupal. Entre ellos, el líder de la banda latina en la capital aragonesa, Steven Guarionex V. M., alias Biwan, quien se acogió a su derecho a no responder a ninguna pregunta.

El único que quiso declarar fue uno de los lugartenientes de Biwan, Santiago L. V., en cuyo teléfono fueron halladas las grabaciones. El investigado se limitó a negar que alguien obligara a la víctima a mantener relaciones sexuales. Pero ni la Policía Nacional ni la Fiscalía creen que la chica consintiera tener sexo con los seis investigados

Lo que sospechan es que estos le suministraron algún tipo de sustancia de sumisión química. Solo así se explicarían los mareos y extraños síntomas que dijo sentir la joven durante los dos agónicos días que pasó en la vivienda de San José donde ocurrieron los hechos.

Como se hace constar en el atestado remitido al juez, la víctima aparece en todos los vídeos en actitud pasiva. Y raíz de estos hechos, acabó ingresada en la unidad de Psiquiatría del Hospital Royo Villanova, donde pasó una semana y media.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión