Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

fiestas del pilar

Los actos de las Fiestas del Pilar siguen en el aire a falta de un mes para su celebración

El Ayuntamiento presenta a la DGA su propuesta de programación para que la estudie y fije las restricciones sanitarias.

Ambiente en la plaza del Pilar de Zaragoza durante las 'no fiestas' del Pilar 2020.
Ambiente en la plaza del Pilar de Zaragoza durante las 'no fiestas' del Pilar 2020.
Francisco Jiménez

A falta de un mes para las ‘no fiestas’ del Pilar, su programación sigue en el aire. El Ayuntamiento de Zaragoza presentó este miércoles al Gobierno de Aragón su propuesta, que mantiene pese a la cancelación de los festejos populares decretada hasta el 31 de octubre. El encuentro fue de carácter técnico, y ahora será el departamento de Sanidad el que estudiará el planteamiento municipal y determinará cuáles serán las restricciones que se deberán cumplir para celebrar cada uno de los actos.

«Desde el Ayuntamiento se ha aportado toda la información de las actividades y ahora Sanidad estudiará las diferentes propuestas», explicaron fuentes del gobierno municipal. «Ambas partes –añadieron– han decidido reunirse más adelante, una vez se haya podido estudiar y analizar la información aportada, para profundizar en las propuestas de manera individual y seguir avanzando».

El Consistorio ha diseñado una programación festiva adaptada a la covid con un presupuesto de 2 millones de euros. Entre los grandes puntos de interés estará el recinto ferial de Valdespartera, que contempla un aforo de hasta 10.000 personas y la instalación de 110 atracciones, 35 menos de lo habitual para esponjar el recinto y evitar aglomeraciones. No habría Espacio Zity ni carpa de la cerveza, pero sí circo y noria.

La DGA también deberá pronunciarse sobre el recinto de conciertos que el Consistorio ha previsto instalar en el parque del Agua. Allí se celebrarían las actuaciones patrocinadas que habitualmente tienen lugar en la plaza del Pilar. Es un espacio «grande y versátil», según explicó la vicealcaldesa, Sara Fernández, por lo que será el Ejecutivo autonómico el que decida su aforo, en caso de que avale su instalación.

Por su parte, el Ayuntamiento tiene la intención de mantener la Ofrenda de Flores pese a la suspensión de los festejos. En este caso, la vicealcaldesa apuesta por una versión reducida, tanto en recorrido como en participantes. De nuevo, será la DGA la que tenga la última palabra.

Además, encima de la mesa están otros escenarios, como los de las plazas del Casco –para programar teatro, magia y humor–; los recintos infantiles, como las marionetas del parque Grande o Río y Juego, en Ranillas; o los actos para el público joven, en la sala Multiusos y en el Túnel del Oliver.

La decisión final, en cualquier caso, estará condicionada a la situación epidemiológica que haya durante la segunda semana de octubre. Sin embargo, la planificación deberá ser previa para dar tiempo al montaje de los recintos y a las correspondientes inspecciones de seguridad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión