Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MUNICIPAL

El Ayuntamiento de Zaragoza acumula en dos años casi 1.500 reclamaciones de devolución de plusvalía

Hacienda prepara un plan para resolver las peticiones a lo largo de 2022. El PSOE critica que no se esté dando respuesta a los ciudadanos que pagaron el recibo "de buena fe".

Dependencias de gestión de tributos en el edificio Seminario del Ayuntamiento de Zaragoza.
Dependencias de gestión de tributos en el edificio Seminario del Ayuntamiento de Zaragoza.
FRANCISCO JIMENEZ

Desde que en marzo de 2017 el Tribunal Constitucional decidiera que la plusvalía no se puede cobrar si el inmueble ha perdido valor, las reclamaciones sobre este impuesto, tanto en los ayuntamientos como en los tribunales, no han dejado de crecer. En Zaragoza, solo en 2019 y 2020, este tributo ha generado 1.493 solicitudes de rectificación de la autoliquidación presentada con el objetivo de que se devuelva el dinero abonado a las arcas municipales.

Así se desprende de una respuesta escrita remitida por el gobierno municipal PP-Cs al grupo socialista, en la que se indica además que estas reclamaciones están pendientes de resolver. Esta cuestión ha generado críticas del PSOE, que lamenta que no se atiendan de forma ágil las mencionadas peticiones del contribuyente, que abonó el impuesto pese a las dudas legales que existían respecto a si debía hacerlo o no si se atendía a la decisión del Tribunal Constitucional.

La plusvalía es el segundo tributo en importancia en el Ayuntamiento después del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI). Afecta a cualquier operación de compraventa de una propiedad inmobiliaria, pero también si existe una donación, una herencia o un usufructo. En teoría quiere gravar el aumento de valor de un suelo, pero la fórmula con la que se calcula la cuota ha permitido en los últimos años que se siguiera cobrando pese a que los precios de la vivienda se estaban hundiendo. Hasta que se pronunció el Constitucional.

Tras la sentencia de 2017, el Ayuntamiento habilitó una fórmula que era la autoliquidación a cuota cero, que el contribuyente podía presentar sin desembolsar el dinero del tributo a la espera de que se clarificaran las cosas. Era una suspensión temporal. Según informó el gobierno al PSOE, en 2019 y 2020 se presentaron 6.774 autoliquidaciones de este tipo (4.376 en 2019 y 2.398 en 2020), que el Ayuntamiento ya ha empezado a revisar. De hecho, según la respuesta escrita, se han analizado ya 2.807 para determinar si se debe proceder al cobro del impuesto o no.

Y este es otro motivo de crítica por parte de los socialistas, que lamentan que aquellos contribuyentes que pagaron su tributo se vean perjudicados frente a los que decidieron no hacerlo y esperar a la revisión municipal .«La respuesta es cero. A los ciudadanos que de buena fe fueron a la ventanilla y pagaron no se les ha resuelto ni una. Sin embargo, a los que presentaron la ‘cuota cero’ se les ha empezado a analizar de oficio. Como ya tienen el dinero, van más despacio. Se ríen de los ciudadanos. Son los recibos de casi 1.500 personas que pagaron y el Ayuntamiento no se ha molestado en revisar», declaró la edil socialista Ros Cihuelo, que recordó que en muchos casos se trata de ingresos que ha recibido el Ayuntamiento de forma indebida.  Lamentó también «la inseguridad jurídica» que hay en torno a este impuesto, que en 2019 generó 41.386 recibos, mientras que en 2020, año de la pandemia, la cifra cayó a 26.737.

Fuentes del gobierno dijeron ser conscientes de la situación. Explicaron que en este momento está en preparación un plan antifraude para proceder a revisar las reclamaciones de plusvalía y resolver el problema a lo largo de 2022. Esto implica que el Ayuntamiento cobrará las cuotas ‘cero’ cuando se detecte una revaloración del inmueble. Con las solicitudes de devolución hará lo mismo. A la espera de presentar ese plan, el gobierno prefiere no avanzar datos sobre el montante económico que supondrá el proceso de revisión de los recibos de plusvalía de los últimos años.

Desde el gobierno local se explica que se ha esperado a tener un criterio único para establecer cuándo existe un incremento de valor y por tanto procede abonar el recibo. El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido que se presenten las escrituras para confirmar si hay un aumento de valor en la transmisión de un inmueble. Además, en septiembre pondrá en servicio una aplicación informática para que los ciudadanos puedan hacer los trámites desde casa. Con la entrada en vigor del nuevo criterio desaparece la posibilidad de presentar una autoliquidación a ‘cuota cero’.

La recaudación del tributo, casi el doble

La recaudación de la plusvalía sigue recuperándose en 2021. Hasta el pasado mes de julio, el Ayuntamiento de Zaragoza había girado recibidos por valor de 26,5 millones de euros, un 90% más que el año pasado, en el que se produjo un desplome de los ingresos por la paralización generada por la pandemia. A esas alturas de 2020, este tributo había generado 13,8 millones.

Aunque la recuperación es clara, todavía no alcanza los datos del año 2019, cuando a finales de julio las arcas municipales habían ingresado 29,3 millones de euros, ni los de 2018 (33,8). Si se mantiene este ritmo, es posible que al final del ejercicio se superen las previsiones recogidas en el presupuesto. El gobierno estimó una recaudación de 36 millones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión