Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento de Zaragoza

La recaudación de los impuestos municipales de Zaragoza se recupera en el primer semestre

El Ayuntamiento ve incrementados los ingresos por el IBI, la plusvalía y los tributos urbanísticos pero teme un descuadre por los 42 millones que exige el Estado a la ciudad.

Imagen del servicio de recaudación de tributos del Ayuntamiento, en el edificio Seminario.
Imagen del servicio de recaudación de tributos del Ayuntamiento, en el edificio Seminario.
José Miguel Marco

Aunque todavía queda lejos el día en que la pandemia llegue a ser un mal recuerdo, algunos indicadores económicos comienzan a arrojar algo de luz en la capital aragonesa. Es el caso de los datos de recaudación, que en el primer semestre de este año han recuperado en buena medida la normalidad, e incluso han superado los niveles previos a la actual crisis. Así ocurre con los principales impuestos municipales como el IBI, la plusvalía, o los ingresos por licencias urbanísticas.

El principal ingreso tributario que maneja el Consistorio es el IBI. El gobierno PP-Cs había previsto obtener este año 158,5 millones de euros, pero la sentencia que obligó a la DGA a pagar este impuesto por los edificios BIC de la Expo ha elevado los derechos reconocidos hasta los 164 millones.

La otra gran fuente de ingresos es el impuesto de plusvalía, que grava cualquier transmisión inmobiliaria. El año pasado el Consistorio apenas logró 11,9 millones de euros de enero a junio, mientras que este 2021 ya ha obtenido 21,9, es decir, un 83,9% más.

En todo caso, si se obvia el atípico 2020, la recaudación por plusvalía mantiene su tendencia a la baja. Los ingresos por este impuesto se dispararon desde que en 2013 se revisó al alza el valor catastral, índice que se toma para calcular el recibo. A pesar de las distintas bonificaciones existentes, el Ayuntamiento llegó a lograr 75,8 millones en 2016. Sin embargo, desde entonces, y tras una sentencia judicial que prohibió su cobro cuando el inmueble se hubiera transmitido por un valor inferior al de adquisición, este ingreso no ha dejado de caer.

En los seis primeros meses de 2018, el Consistorio recaudó 28,6 millones por la plusvalía, mientras que en el mismo periodo del año siguiente obtuvo un 12,5% menos, es decir, 25 millones. Es una caída muy similar (12,2%) a la registrada entre 2019 y 2021, lo que confirma la tendencia a la baja fruto, entre otros motivos, por las pérdidas de valor de los inmuebles y por los litigios presentados.

En este sentido, desde el gobierno PP-Cs indican se han redoblado los esfuerzos para tratar de agilizar su tramitación y aliviar así el atasco de expedientes que se generó el año pasado por culpa de la pandemia.

Niveles precrisis

Otro de los indicadores que apuntan a la recuperación económica de la ciudad es el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, que básicamente obtiene ingresos por las licencias urbanísticas concedidas. Hasta junio, el Ayuntamiento ha recaudado 7,2 millones de euros, lo que supone un 14% más que el año 2020, marcado por el parón de la actividad que decretó el estado de alarma y las restricciones sanitarias. Pero este tributo incluso supera los niveles precrisis, ya que en junio de 2018 se habían obtenido 6,5 millones, y en el de 2019, algo más de 6,7 millones.

Desde el gobierno PP-Cs celebran esta mejoría, pero aseguran que «preocupa enormemente» la reclamación que el Estado hace a la ciudad por valor de 42 millones de euros por la liquidación tributaria de 2020. De igual modo, desde el Consistorio recuerdan que el agujero previsto en el transporte público para este año podría rondar los 16 millones de euros y que, por ejemplo, se ha reducido el cobro de la tasa de veladores para apoyar a la hostelería.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión