Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

La búsqueda del menor desaparecido en el Ebro se retoma aguas abajo de la Expo

La tormenta del domingo por la tarde obligó a suspender el rastreo subacuático bajo el viejo embarcadero. Ahora se peina "palmo a palmo" el siguiente tramo de cien metros.

Los buzos de los Bomberos estuvieron trabajando todo el domingo junto al recinto de la Expo.

ACTUALIZACIÓN | Encuentran en el río Ebro el cadáver de Karim, el menor desaparecido en Zaragoza.

No se descarta ninguna posibilidad, pero el equipo de rescate que busca a Alkarim, el chaval de 13 años del Gancho desaparecido el pasado sábado en el río Ebro, sospecha ahora que su cuerpo ha podido ser arrastrado aguas abajo del embarcadero de la Expo, donde se lo vio por última vez. Los buzos de los Bomberos de Zaragoza estuvieron ayer todo el día rastreando «palmo a palmo» el fondo del pantalán, hasta que la tormenta que se produjo sobre las 18.30 obligó a suspender la búsqueda subacuática. El riesgo de descarga eléctrica era elevado y las lluvias habían provocado un considerable aumento de la corriente y la turbidez de las aguas.

«Creemos que esta es la zona con más posibilidades de localizar al chico», explicaba por la mañana José María Tabuenca, coordinador de los buceadores, refiriéndose al viejo muelle de Ranillas. «Pero seguiremos buscando también más abajo, porque el agua va laminando y ha podido coger una lámina intermedia y seguir por los distintos tramos del río hasta depositar en un punto de sedimentación, que es lo que pasa habitualmente», adelantaba. Y de hecho, tras la tormenta y hasta que anocheció, los Bomberos continuaron la búsqueda en las orillas del río, en barca y a pie. En cualquier caso, anoche, sus esfuerzos no habían dado resultado.

Los buzos contaron este domingo con apoyo aéreo, ya que el helicóptero del 091 y la unidad de drones de los Bomberos estuvieron peinando las riberas intentando divisar algún rastro del menor en las orillas. Como informó HERALDO, el chico acababa de disputar un partido de fútbol con el equipo de El Gancho F. C. y decidió refrescarse dándose un baño con un amigo. Cuando se metió al agua, vestía la camiseta del equipo, de color rosa y con el número 23 a la espalda. Se trata de un color bastante llamativo, por lo que se están tomando fotografías cenitales para examinar después con detalle los márgenes del río. Según fuentes municipales, se cuenta ya con 90 archivos del tramo comprendido entre el embarcadero y el puente de La Almozara.

El peligro estaba a un solo paso

El lugar que Alkarim y su amigo eligieron para bañarse es uno de los peores. Se trata de un área que engaña, ya que bajo una aparente tranquila lámina de agua discurren peligrosas corrientes. «La diferencia de estar haciendo pie a que se te lleve la corriente es literalmente un paso», advertía el responsable del operativo de rescate, Enrique Mur.El mando de Bomberos recordaba también que en la zona donde se bañaba el menor la profundidad oscila entre los tres y los seis metros, con una media de cuatro. «Hay que ser conscientes de que el río tiene sus propias dinámicas –apuntaba–, con corrientes, contracorrientes, un montón de fenómenos que lo pueden afectar. El Ebro tiene una geografía interna muy compleja».

A la zona del muelle del recinto de la Expo se acercaron también el concejal responsable de Bomberos, José María Tabuenca, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón. Ambos estuvieron conversando y arropando a los hermanos del joven desaparecido, que desde que fueron informados de la terrible noticia no se han alejado de la zona donde se busca al benjamín de la familia. Los responsables municipales les transmitieron todo su apoyo asegurándoles que no se escatimarán esfuerzos. Sin embargo, a medida que pasan las horas, las esperanzas se van desvaneciendo. Si las condiciones meteorológicas no lo impiden, el dispositivo de búsqueda se reactivará hoy a las 8.30 en el siguiente tramo de cien metros, en dirección hacia la pasarela del Voluntariado.

Alkarim debutaba como portero en la «familia» de El Gancho C.F.

«Era el primer año que jugaba con nosotros, estamos todos bastante afectados, es una situación extraña»

La tarde del sábado no empezó bien para Alkarim. Como portero del equipo de Primera Infantil de El Gancho C.F., el joven disputaba un partido contra el Unión La Jota Vadorrey C. D. y encajó siete goles. A la conclusión del encuentro, que se había disputado en el campo municipal de Ranillas, él y un amigo decidieron cruzar la avenida de José Atarés y refrescarse dándose un baño en la orilla del Río Ebro. A la hora de meterse al agua, ni siquiera se quitó la equipación con la que había disputado el partido, de color rosa y en la que lucía el número 23.

«Era el primer año que jugaba con nosotros, estamos todos bastante afectados, es una situación extraña», reconocía ayer el coordinador de El Gancho C. F., Jorge Pérez. «No somos un club grande, solo tenemos unos pocos equipos. De ahí que nos sintamos como una gran familia. Y algo así, es un golpe muy duro», confesaba.

En cuanto se enteró de lo sucedido, Jorge telefoneó a la hermana de Alkarim. «Ella nos trajo al chaval al club y ha sido siempre nuestro contacto con la familia. La verdad es que están abatidos. Ha pasado mucho tiempo y tienen pocas esperanzas, pero quieren saber dónde está el chico», explicaba el portavoz del club. La Federación aragonesa se puso en contacto ayer con ellos para transmitirle su apoyo y ha colocado un crespón negro en su portal de internet.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión