Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia restricciones en el centro ante el riesgo de aglomeraciones durante el puente

Los técnicos deciden hoy las medidas que se aplicarán en el puente. Sopesan controlar aforos en Alfonso I y cortar puntualmente el tráfico en Independencia

Continúa el montaje de las luces de Navidad.
Continúa el montaje de las luces de Navidad.
Toni Galán

La capital aragonesa se prepara para un largo puente festivo de cuatro días que además será el primero sin confinamiento perimetral. Ante el riesgo de que con estas circunstancias pudieran producirse aglomeraciones, el Ayuntamiento de Zaragoza está preparando un dispositivo de seguridad que contempla aplicar algunas restricciones en la zona centro, además de incrementar la vigilancia. Los técnicos municipales se reunirán hoy para concretar las medidas, pero ya se baraja la posibilidad de controlar aforos en la calle de Alfonso I, y cerrarla si fuera necesario, o cortar puntualmente al tráfico el paseo de la Independencia para que los peatones puedan caminar por la calzada.

Además de las compras típicas del periodo previo a la Navidad, que ya llenaron el pasado fin de semana –coincidiendo con el ‘black friday’– las calles y los centros comerciales de la ciudad, el alumbrado navideño que se terminará de colocar mañana podría ser otro atractivo para echarse a la calle. No obstante, la coalición PP-Cs –que hará estos días un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para evitar las calles más concurridas– todavía no ha decidido cuál es el momento idóneo para encender las luces, aunque sí que se hará sin avisar –precisamente para evitar masificaciones– y en función de las circunstancias sanitarias y de seguridad.

Según informaron ayer fuentes municipales, aunque todavía no se han perfilado los detalles del dispositivo, sí que está claro que se aumentará la presencia de la Policía Localen las zonas y en las franjas horarias más propensas a registrar una elevada afluencia. Además, habrá voluntarios que trabajarán para recordar la necesidad de mantener la distancia de seguridad ante los contagios y evitar las calles más concurridas.

Las zonas más vigiladas

En concreto, se controlará especialmenteel paseo de la Independencia y la plaza de San Felipe, por contar con los dos grandes atractivos de la ornamentación de este año: los paños de luz con estrellas blancas deconstruidas en honor a las víctimas de la covid-19 y la aurora boreal de tecnología led, respectivamente. Igualmente, se hará hincapié en la calle de Alfonso I, que volverá a lucir el toldo luminoso del año pasado. En este caso, se estudia la posibilidad de medir el aforo de esta céntrica vía para cerrarla puntualmente al tránsito si se estima necesario, hasta que se rebaje la afluencia.

Por su parte, en Independencia el gobierno sopesa implementar una medida que fue muy usada durante los meses de desescalada, cuando el Ejecutivo central comenzó a permitir los paseos en determinadas franjas horarias. Así, se podría cortar la circulación de vehículos en momentos puntuales para que la calzada pueda ser utilizada por los peatones y esponjar más es el espacio.

Sobre todo, en un atípico puente de la Constitución marcado por la pandemia, el Ayuntamiento trabaja para evitar que en Zaragoza se registren imágenes poco responsables como las que ya se han producido en otras ciudades del país, como Madrid o Málaga, donde el encendido de las luces de Navidad, junto al buen tiempo, atrajo a multitud de personas e imposibilitó mantener la distancia de seguridad. Esta vez las temperaturas descenderán, pero el fin del cierre perimetral hace prever que la afluencia tampoco será baja.

Etiquetas
Comentarios